Animales

Mi gato no se deja acariciar, ¿por qué?

Pin
Send
Share
Send
Send


La pregunta "¿por qué mi gato no se deja tocar?", quizá sea una de las más repetidas por los propietarios primerizos de un felino. La tendencia de considerarlos como un perro pequeño, o algunos errores de novato que solemos cometer aunque ya seamos veteranos, pueden hacer que nuestro minino nos rehuya cada vez que intentamos demostrarle nuestro afecto con caricias.

Este artículo de ExpertoAnimal intentará explicar algo más sobre el peculiar carácter de los gatos, y las consecuencias que este puede tener en la interacción entre humanos y felinos.

No son perros pequeños

Sabemos que son carnívoros, que son el segundo animal de compañía más frecuente en nuestros hogares, que nos reciben al llegar a casa haciéndonos sentir especiales y que, cada uno a su manera, disfrutan de nuestra compañía. Pero los gatos no son perros en tamaño reducido, una cuestión obvia que muchas veces se nos olvida. Del mismo modo que insistimos a los niños en que no atosiguen a los animales manipulándolos sin advertencias, o de forma insistente, debemos comprender que tener un gato es como tener un jefe exigente: él decidirá prácticamente todo en lo concerniente a la interacción con su humano.

Para los gatos nuestro hogar es su hogar, y nos permiten convivir con ellos. Nos marcan a diario frotándose contra nuestras piernas en lo que entendemos como una señal de cariño, y en su mundo lo es. pero un cariño particular en el que queda claro quién manda. Por ello, y en lo que a caricias se refiere, debemos entender que será el gato el que decida cómo y cuándo se dejará acariciar y/o manipular, y nos mostrará su desacuerdo o conformidad con múltiples señas del lenguaje corporal felino (posición de orejas, movimientos de rabo, pupilas, sonidos. ) que nos indicarán cuándo dar por terminada la sesión, o si podemos continuar.

Pero si mi gato es como un peluche.

Por supuesto, esto no significa que no existan muchos "gatos-croqueta", auténticos sacos de mimos peludos que se comportan como el más complaciente de los perritos falderos. De hecho, el carácter varía mucho según el tipo de gato predominante, y se pueden escuchar en muchos estudios diferencias entre gato europeo y gato americano.

Años de selección han conseguido felinos de compañía de más tamaño y carácter más parecido al de un perro en algunos lugares del mundo, pero el llamado gato romano, el más frecuente en los hogares de Europa, no es tan distinto del que pululaba cerca de los graneros hace unos siglos, y su carácter no suele ser el de los apacibles y enormes gatos norteamericanos.

El momento equivocado

Siempre tendemos a tratar de tranquilizar a nuestro gato con caricias cuando le vemos en una situación estresante, pero esto puede provocarle aún más ansiedad, hacer que nos evite y, por tanto, conseguiremos que nuestro gato no se deje tocar.

Todos tenemos las imagen de nuestro gato mirando por la ventana y masticando el aire mientras mira fijamente una paloma. En ese instante, posiblemente veamos su cola moverse ansiosa. Nuestro intento por acariciarle posiblemente acabe en mordisco, ya que en esa situación transitoria (o en otras similares), el pobre minino se encuentra un poco frustrado además de concentrado y lo último que necesita es una mano que se apoye sobre su lomo o cabeza.

Lasnovedades son difíciles de asimilar por parte de los gatos, así que ante visitas, cambios de muebles, o mudanzas, es normal que nos eviten cuando nos empeñamos en acariciarles para calmarlos, sin haberles dejado previamente el espacio y tiempo necesario parahabituarse.

Si acaba de pasar por una situación muy traumática (la visita al veterinario, por ejemplo), es lógico que tarde unas horas en perdonar nuestra traición, nos evite o nos ignore, del mismo modo que cuando toca dar una medicación varios días, y terminará por cambiar de habitación en cuanto nos vea entrar.

Zonas prohib >

Los gatos se muestran muy receptivos a las caricias por ciertas zonas y bastante reacios a que les toquemos otras partes del cuerpo. Las zonas más aceptadas:

  • El cuello.
  • Detrás de las orejas.
  • Mandíbula, y parte de la nuca.
  • La parte posterior de lomo, justo donde comienza la cola.

No obstante, el dicho de "defenderse como gato panza arriba", tiene una base sólida: por lo general los gatos odian que insistamos en rascarles la barriga, es una postura de indefensión que no les da mucha tranquilidad. Así, si intentas hacerlo y te preguntas por qué tu gato no se deja tocar, aquí tienes la respuesta.

Los flancos son zonas delicadas también y no suelen agradarles las caricias en ellos. Por lo que nada más que nuestro felino nos deje compartir nuestro hogar con él, debemos comenzar con suavidad a identificar las zonas le resultan especialmente molestas que toquemos.

Por supuesto, están los afortunados propietarios de gatos que pueden acariciarlos a su antojo sin que el minino deje ni un minuto de ronronear, que los hay, y nos dan una envidia tremenda. Pero casi todos los mortales hemos tenido o tenemos un gato estándar, que nos ha dejado varios recados en forma de mordiscos el día o la semana que no estaba de humor para caricias.

Un carácter marcado

Al igual que cada perro, cada humano o cada animal en general, cada gato tiene un carácterpropio, definido por la genética y el ambiente en el que se crió (hijo de una madre temerosa, la convivencia con otros gatos y personas en su período de socialización, situaciones estresantes en su etapa crítica de desarrollo. ).

Así, encontraremos gatos muy sociables y siempre dispuestos a la interacción en forma de caricias y otros que simplemente nos harán compañía a un par de metros de distancia, pero sin mayores confianzas. Solemos achacarlo a un pasado incierto y traumático, en el caso de los gatitos callejeros, pero este tipo de personalidad tímida y huidiza se puede encontrar en gatos que han compartido su vida con humanos desde el minuto uno y que tienen hermanos de camada relativamente sociables.

Nuestros intentos por acostumbrarlos a la manipulación pueden agravar su reticencia, logrando justo lo contrario de lo que deseamos, de modo que al final nuestro gato saldrá de debajo de la cama el tiempo para comer y usar el arenero y poco más.

¿Se puede modificar el carácter de un gato?

Existen alteraciones del comportamiento que se pueden solucionar con ayuda de etólogos y/o medicación, pero si nuestro gato es esquivo y tímido, no podemos cambiarlo, tan solo ayudarle fomentando los momentos en que se acerque a nosotros y adaptándonos a ellos. Es decir, en lugar de cambiarlo, podemos ayudarle a adaptarse, y si eso falla, adaptarnos nosotros a la situación.

Por ejemplo, muchos gatos adoran acudir al regazo de su dueño cuando está sentado frente al televisor, pero se levantan de inmediato cuando éste comienza a acariciarle. Lógicamente, lo que se debe hacer en estos casos es disfrutar de esa interacción pasiva, pero igual de reconfortante, y no insistir en lo que le desagrada, aunque nunca lleguemos a conocer el motivo.

Y las hormonas.

Por supuesto, si nuestra gata está entera (no castrada), y llega el momento del celo, puede suceder de todo: desde gatas ariscas que se vuelven zalameras, hasta gatas mimosas que atacan a todo humano que se mueva. Y de caricias, ni hablar.

Los gatos machos pueden huir de nuestras caricias cuando están enteros y llega la época de celo porque suelen estar más ocupados en marcar territorio, ahuyentar competidores, explorar por la ventana (con trágicos resultados muchas veces), y hacer caso a sus instintos, que en sociabilizar con personas.

En el caso de que nuestro gato siempre se haya dejado acariciar sin mayores problemas, con sus días mejores y peores, pero lleve un tiempo esquivando nuestras caricias o agrediéndonos al tocarlo, es decir, observemos un cambio de carácter evidente, puede ser un síntoma claro de dolor y, por ende, la respuesta a la pregunta "por qué tu gato no se deja tocar" se encuentre en las siguientes causas:

  • Artrosis
  • Dolor referido de algunas partes del cuerpo
  • Quemaduras locales que pueden surgir tras la aplicación de algún fármaco,
  • Heridas que se esconden bajo el pelaje. etc.

En este caso se hace necesaria una visita al veterinario, quién descartará causas físicas, y buscará, una vez eliminadas esas probabilidades, las causas psíquicas, ayudado por la información que aportemos. Os recomendamos leer el artículo de ExpertoAnimal sobre los 10 signos de dolor en gatos, para completar esta información.

La demenciaen gatos no está tan bien documentada como en perros, pero también es posible que con los años los gatos cambien de costumbres al igual que los perros. Aunque nos reconozcan, puede que aunque antes adorase que le acariciásemos, los años lo vuelvan más especial y decida cortar antes las caricias, u opten por evitarlas, sin que haya ninguna evidencia de dolor físico o de sufrimiento psíquico. solo que se vuelven cascarrabias, como los humanos, pero es necesario comprobar primero que el origen de ese comportamiento no sea una dolencia física o mental.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi gato no se deja tocar?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

¿Por qué mi gato no se deja acariciar?

Existen varios motivos por los cuales un gato no quiere que le toquen. Las principales son:

    No ha ten >¿Cómo se acaricia a un gato?

Puede parecer algo muy simple, pero si no tienes mucha experiencia el animal puede pensar que eres algo brusco o que haces movimientos muy rápidos. Para el gato, el ser humano es muy grande, por lo que si queremos que se nos acerque, te recomiendo seguir este paso a paso:

  1. Sitúate enfrente de tu gato, y siéntate en el suelo.
  2. Invítale a acercarse ofreciéndole golosinas para gatos. Si ves que te ignora, échale alguna de manera que quede cerca de su posición, y luego otra pero esta vez que quede más cerca de ti.
  3. El gato lo más probable es que no dude en acercarse a ti, por lo que una vez lo tengas cerca, deja que te huela, y si quieres, dale alguna golosina.
  4. Ahora, deja que huela tu mano, y pásale los dedos suavemente por la cabeza.
  5. Si le gusta, puedes acariciarle la espalda hasta llegar a la cola, sino, tendrás que conformarte con acariciar su cabecita en el día de hoy.

Repite estos pasos varias veces al día durante un tiempo, y ya verás como poco a poco conseguirás que tu gato se deje acariciar por ti.

36 comentarios, deja el tuyo

Tengo una gata que la cogi de una protectoa,tenia 4 meses,me gmucho y se hizó muy simpática con mi hijo que jugaba siempre con ella la coji por el por que no paraba de decirme que comprasemos uno-una,en fin,lo que pasa que ahora ya hace unos6 años vive conmigo por que la mujer de mi hijo no le gustán los gatos(pero cuando venia a mi casa si jugaba con ella).
Desde que l tengo juego con ella parece un buen futbolista y sobre todo una buena portera ya que lo coge tod cuanto le tiras pero no se deja acariciar y sobre todo cogerla,no se deja para nada,hay veces que me gustaría cogerla abrazarla y sentirla entre mis brazos pero esto és impoble ¿Qué puedo hacer?.
Soy muy feliz con ella y es muybonita para mi.
Gracias

Hola Mary.
Prueba a darle de vez en cuando latas o premios para gatos. A ellos les encanta y tú puedes utilizar esta comida para conseguir que te tenga más confianza. Mientras esté comiendo, acaríciale la espalda como aquel que no quiere la cosa: dos o tres caricias y retiras la mano. Así durante varios días.
Poco a poco verás como se irá acercando a ti, restregándose contra tus piernas.
Por cierto, cuando te mire, entrecierra los ojos un poco. Así le transmitirás un mensaje muy bonito: que la quieres y que puede confiar en ti. Si ella hace lo mismo, entonces es porque el aprecio es mutuo.
Un saludo.

Hola buenas noches, ase unos dias adopte una gatita de 2 meses se me acerca para pedir de comer pero al momento que quiero cargarla se mueve toda asta que la bajo no le gusta que la carguen y al momento de acariciarla se retira, y me gusta tanto que la cargo y la beso ala fuerza hago mal en hacerlo?es que cuando adopte a mi primer gatito el se acercaba solito para que lo cargara y duraba mucho en mis brazos dormidito y quiero hacer lo mismo con la gatita pero ella no se deja, que puedo hacer?

Hola Alejandra.
Te tienes que ganar su confianza poco a poco, con juegos, latas de pienso húmedo para gatitos, y acariciándola por ejemplo cuando coma, o cuando duerma. Estas caricias tienen que durar poco al principio, a medida que veas que se acerca más a ti podrás acariciarla más seguido.
Un saludo.

Hola tengo 4 hermosos gatitos pero uno de ellos el 2do gato que tuve ya no se deja acariciar ni agarrar antes si se dejaba hera muy jugeton pero lleho otro gatito y ya no se dejo y casi no se deja ver no se a que se deva fue un cambio muy repentino

Hola Gaby.
¿Están castrados? Si no es así, lo más probable es que haya entrado en celo y los demás no quieran acercarse mucho.
En ese caso mi consejo es que los lleve a castrar para evitar problemas.
Un saludo.

Hola tengo una gata que recogí en octubre de 2016 y estaba en embarazo. Ella era cariñosa, se dejaba cargar, y no era agresiva. Luego nacieron los gatitos ellas los amamantó hasta los 2 meses y me quede con dos de ellos.
Ya los gatitos tienen 4 meses y mi gata tiene 10 meses, pero ella no se deja acariciar ni cargar, se ha vuelto agresiva hasta con sus mismos gatitos. Que puedo hacer.
Gracias

Hola Luisa.
Quizás haya entrado en celo otra vez y no quiere tener a sus gatitos cerca.
Mi consejo es que la lleve a castrar para evitar más camadas y conseguir que se tranquilice.
Un saludo.

Hola! Hace unos meses nos dejaron un gatito bastante asustado en la puerta y decidimos adoptarlo, al pasar el tiempo el ha ido agarrando confianza, pero desde que esta con nosotros no ha tenido contacto con otros gatos. Pasa que hace dos días vimos una gatita y la llevamos a casa, nuestro gatito no es tan grande tiene aproximadamente 4 meses, pero la gata tiene como dos meses. Y cuando llegó reaccionó bastante mal, nunca lo habíamos visto a la defensiva, pero los tenemos en cuartos separados y traemos a la gatita por 15 min para que el gato la vea. Pero igual hay bastante rechazo y ahora busca de morderle la cola y rasguñarla ¿que hago? Gracias.

Hola Lulú.
Los gatos son muy territoriales ya desde bien pequeños. Mi consejo es que tengas a la gatita en una habitación durante tres días. Ponle su comida, agua, arenero y una cama que hayas cubierto con una manta o una tela. Cubre la cama del gatito también con una manta o tela, y el segundo y el tercer día intercámbiales las mantas o telas.
Al cuarto día, deja que se vean, pero vigílalos por si acaso. Dales una lata de pienso húmedo -a los dos al mismo tiempo- para que vean que no pasa nada. Si se gruñen o bufan, es normal. Lo que no tiene que pasar es que se les erice el pelaje y se peleen. Si ves que están a punto de hacerlo, sepáralos y vuélvelo a intentar al día siguiente.
Mucho ánimo.

Buenas, tengo una gatilla desde Octubre de 2016, la cogimos con poco más de dos meses y cuando llegó era todo cariño. Se tumbaba al lado nuestra, la acariciábamos y ronroneaba hasta quedarse dormida… Pero al paso del tiempo dejó de ser así y se empezó a comportar más distante. Empezó a jugar con las manos, a dormir sola… Hasta el punto de que hoy en día no se deja acariciar, te retira la mano y empieza a lamerte hasta que si eres pesado acaba mordiendo. No tengo problema en que sea como es, pero gustaría que volviera a ser la Gata cariñosa que solía ser.

Hola Javi.
¿Ha pasado algo que pudiera haberle hecho cambiar de actitud ahora o en el pasado? Por ejemplo, una mudanza, la pérdida de un ser querido, algún momento de tensión,…

De todas formas, tu gata debe tener unos siete meses, ¿verdad? A esta edad es cuando alcanzan la madurez sexual (incluso a veces antes). Si no está castrada, puede ser que se sienta un poco frustrada. Normalmente una gata en celo se vuelve muy cariñosa, pero a veces ocurre que se vuelve un poco, vamos a decir, irritable.

Mi consejo es que la lleves a castrar en el caso de que no lo estuviera. No sólo para que volviera a ser la que era sino también para evitar camadas no deseadas.

Otra opción es darle de vez en cuando latas de pienso húmedo y aprovechar el momento que está comiendo para acariciarla. También es importante jugar con ella, por ejemplo con una cuerda, ya que el juego es una manera muy eficaz para recuperar la confianza y amistad de un gato. Poco a poco debería de mostrarse más amable y afectuosa con vosotros.

Hola! Hace dos días recogí a una gatita, se había metido en el garaje de un vecino y el le ponía comida pero no podía tenerla ahí mas tiempo por quejas de los vecinos. La gatita tiene un año aproximadamente y era súper mimosa y bastante extrovertida, se dejaba coger en brazos y hasta me daba besitos en las manos apenas sin conocerme, decidí traerla a casa y ponerla en una habitación aparte, tengo dos gatos mas en casa ( hembra y macho, ambos castrados) y desde que la nueva los olió no quiere que la acaricie, esta comiendo bien, pero se pasa casi todo el tiempo dentro del transportin, y cuando hago el amago de tocarla muy bufa. Que puedo hacer para que vuelva a confiar? Cuando seria el mejor momento y como presentarle a los otros gatos? Gracias de antemano!!

Hola Yanet.
Es normal que la gata se sienta un poco ”agobiada” por el cambio. Le puede llevar varios días acostumbrarse a su nuevo hogar.
Para que se lleve bien con los gatos te recomiendo primero recuperar su confianza, y para ello no hay nada mejor que darle latas para gatos de vez en cuando (si puedes, una al día). Durante el primer día no hagas nada, simplemente quédate cerca de ella. Pero al segundo puedes intentar acariciarla ”sin que se note”, si ves que se pone nerviosa y/o te bufa, no lo hagas y prueba al día siguiente, pero si sigue comiendo tranquila acaríciala un poco.
Ve aumentando progresivamente el tiempo que utilizas para acariciarla. Después de comer, es muy aconsejable que juegues con ella, con una cuerda por ejemplo. Así pronto confiará en ti de nuevo.
Cuando ya esté tranquila contigo, puedes empezar a socializarla con los otros gatos. Cubre su cama y la de los otros peludos con una manta o tela (dependiendo de si es otoño o verano), e intercámbiaselas a partir del día siguiente.
Al cuarto/quinto día podrás presentarlos, pero estando tu presente en todo momento. Si se bufan o gruñen es normal, lo que no tienen que hacer es mirarse fijamente enseñando los dientes. Si lo hacen, mantenlos separados un día más y vuelve a intentarlo.
Ánimo.

¡Hola! Tengo una gata que me han regalado ayer, no se de cuantos meses sea pero aproximadamente parece de 4 o 3 meses de edad, la cuestión es que tiene mucho miedo, no se deja acariciar y se oculta en donde no la encuentren, tanto así que se nos hace difícil sacarla, ya que queremos que no se sienta con miedo intentando sacarla a la fuerza, además no sé cómo establecer una relación amigable, cariñosa y mutua entre las dos, que me recomienda?…

Hola Elizabeth.
Debes tener paciencia. A los gatos les puede costar mucho acostumbrarse.
Ofrécele de vez en cuando latas para gatitos o golosinas para gatos, invítale a jugar contigo, y deja que explore su nuevo hogar.
Cuando ya se acerque a ti sin miedo, acaríciale de vez en cuando, como si realmente no quisiera hacerlo. Al principio se sentirá un poco incómoda, e incluso puede que se asuste y se pregunte qué ha pasado, pero ve haciéndolo así a lo largo de unos cuantos días/semanas.
No la obligues a nada. Observa su comportamiento. Mírala con cariño y entrecierra los ojos, así ella entenderá que la quieres, y que puede confiar en ti. Si ella hace lo mismo, ya te habrás conseguido ganarte su confianza.
Pero esto lleva tiempo, su tiempo. Ve a su ritmo y ya verás como todo irá bien.
Un saludo.

Hola
Tengo un gato ya es adulto, lo recogí de la calle hace como dos meses, nunca se ha dejado acariciar, ya se me acerca más, cuando le hablo viene, ya está esterilizado. Hoy traía yo unas hojas de papel en la mano e intenté acariciarlo con las hojas, él se fue, pero luego se acercó a mí y me rasguñó la pierna, se enojó porque intenté agarrarlo y se desquitó. Cómo puedo hacerle para que sea más amigable?

Hola Diana.
Los gatos cuando se recogen de la calle siendo adultos tienen más problemas para adaptarse, sobretodo si nunca antes habían tenido contacto con humanos.
Hay que tener mucha paciencia. No trates de acariciarlo ni mucho menos cogerlo si no quiere. Es mejor ir poco a poco.
Ofrécele golosinas para gatos, o incluso comida húmeda (latas). Invítale a jugar con, por ejemplo, una cuerda.
A medida que pase el tiempo te irá cogiendo más confianza.
Tienes más consejos en este artículo.
Un saludo.

Hola, hemos acogido a una gata adulta (sin castrar) porque sus antiguos dueños no podían hacerse cargo de ella. El problema viene de que no se deja ni acariciar, ni cepillar, ni cortar las uñas… Y cuando nos acercamos mucho a ella nos bufa, gruñe, suelta zarpazos y alaridos… La gata por la casa está bien, la recorre entera pero con nosotros no hay manera. Lleva pocos días en casa… Quizá habrá que darla más tiempo? La damos premios pero no los quiere… No se que puedo hacer.

Hola Anna.
Sí, necesita tiempo 🙂
Dadle de vez en cuando latas (comida húmeda) para gatos, e invitadla a jugar con cuerdas o pelotas. Así poco a poco confiará en vosotros.
Un saludo.

Me regalaron un gatito d 2 meses y medio y no quiere salir d adebajo d la cama y no se deja tocar es bien agresivo q puedo hacer

Hola Dunia.
Es importante tener mucha paciencia. Dale comida húmeda para gatitos (al ser tener un olor más fuerte, le encantará), invítale a jugar a diario con una cuerda o pelota, y ya verás que con el tiempo confiará en ti.
Ánimo.

Hola.
Adopte una gatita cuando tenia dos meses. Actualmente tiene 4 meses, y todos los gatos por mi casa andan en celo, la verdad nose si ella tambien estubo en celo ya que se me hace muy chica. Pero ultimamente se deja acariciar muy poco, esta muy agreciba,
(tiene como 1 semana aprox.) nose deja que la agarren, porque empieza a morder y a moverce para que la sulten. ¿Que puede estarle pasando? ¿Le dolera algo? ¿Estara embarazada? Y por eso la se deja tocar?
Ayuda!

Hola Carmen.
Probablemente estará embarazada, sí. Te recomiendo llevar a castrar a los gatos, así seguramente la gata volvería a ser como era antes.
Un saludo.

Hola lo que sucede es que tengo dos gatas (mamá e hija) pero la mamá (keilly) solo deja vivir a las gatitas y mata a los machos, por otra parte la hija (Mía) ha tenido una gatita (Felicia) pero la dejo “al cuidado” de Keilly la gatita ha de tener dos meses, pero no se deja tocar y muerde o rasguña, Keilly acaba de tener otra gatita (Ambar) de un 3 semanas y viven juntas ambas gatitas bebes pero me preocupa que Felicia no coma lo suficiente por lo que quisiera saber el modo de acercarme a tocar a Felicia y poder darle de comer, pero siempre se esconde y comienza a querer atacar como puedo hacer para tomarla y darle de comer

Hola Valeria.
Si puedes permitírtelo, lo más recomendable es llevarlas a castrar, a todas, incluso a las crías cuando tengan la edad (seis meses).
El hecho de que estén sin castrar puede ponerlas muy nerviosas, ya que además tienen gatitas a las que proteger y cuidar.

Para que la convivencia mejore, puedes darles comida húmeda para gatos a todas al mismo tiempo. Aprovecha ese momento para acariciarlas (sin agobiarlas). Pasa tiempo con ellas, e invita a Felicia a jugar con una cuerda u otro juguete. Insiste cada día, y poco a poco seguro que se va tranquilizando contigo.

Hola! Hemos cogido un gatito de la calle de unos 3-4 meses. El gato está muy asustado y tras una semana no hemos notado ningún avance. Siempre escondido, tiene cara de pena, maulla mucho sobre todo cuando está solo y es imposible acercarse porque se encoge de miedo y si cree que te has acercado mucho bufa.
Cuando estamos en el salón no nos quita ojo. Hemos probado a enseñarle comida, a hacer como que no está, a enseñarle juguetes y nada…
No sabemos si le hemos hecho un favor trayéndole con nosotros o le hemos fastidiado porque no quiere estar en una casa…
Es desesperante… Qué podemos hacer??
Gracias

Hola Lidiana.
Con esa edad el gato callejero ya se va dando cuenta de dónde está y, claro, al no haber convivido con humanos antes no sabe lo que es.
Aún así, no es tarde para que se acostumbre a vosotros, pues sigue siendo un bebé. Pero hay que tener mucha paciencia e insistirle mucho, con los juegos, con la comida.
El ambiente tiene que ser tranquilo, sin ruidos fuertes ni movimientos bruscos.
Si puedes conseguir Feliway en difusor (en tiendas de animales) perfecto, pues le ayudará a estar calmado.
Mucho ánimo.

Mi sobrino adopto una gata de unos 2 años, en el refugio se le acerco y pensó que en casa sería igual. Hace casi 6 meses que la tiene y no ha podido ni acercarse. Cree que fue maltratada y nunca vivió con una familia. No quiere forzarla y espera que poco a poco se vaya acostumbrando a él. Puede hacer algo para acelerar ese acercamiento?

Hola Pilar.
Vaya, pobrecita 🙁
En estos casos hay que tener mucha paciencia. Y, sobretodo, intentar no hacer ruido.
Utilizar feliway y poner música instrumental tranquila (como la de los indios americanos, por ejemplo, o la tradicional japonesa) son pequeñas cosas que pueden ayudar.

También recomiendo darle de vez en cuando golosinas para gatos y latas de comida húmeda (estas últimas de vez en cuando, ya que de lo contrario puede ocurrir que se acostumbre y no quiera comer su pienso habitual).

Y si aún así no mejora, queda la opción de consultar con un experto del comportamiento felino. Si sois de España, tenemos a dos muy buenos: una es Laura Trillo Carmona (de terapiafelina.com) y el otro es Jordi Ferrés (de educadordegats.cat/es/index.html).

yo tengo 2 gatas que son hermanas, me las dieron desde chiquitas en cuanto se independizaron de su mama gata… cuando las trajeron pues obviamente estaban medio alteradas y huian a esconderse despues 1 de ellas se empezo a acercar a mi y pues me empezo a dejarla acariciar luego la otra la siguio pero ya que crecieron (4 – 5 meses) la que se empezo a acercar a mi ahora no le gusta que nadie la toque y hasta llora de salud esta perfecta la llevamos con frecuencia al veterinario y tiene sus vacunas aparte que estan operadas desde como los 2 meses, cuando mi gata esta dormida no se preocupa de que la acaricien hasta se acomoda para que le acaricien la pansita y la barbita pero despierta es muyyyyy raro que se deje usualmente corre o llora (pero si le hablo viene a la primera es muy entendida pero se me hace raro que no se deje acariciar ni nada) su hermana encambio hasta te tira mordidillas para que la acaricies le encantan cuando fue la que cuando recien llego tardo mas en acercarce y hasta me gruñia.

Hola Isaac.
Hay gatos… y gatos. A mí también me pasa, que tengo gatos que se derriten con las caricias, pero hay en cambio tengo un gato que no le gusta demasiado. Es normal. 🙂
Puedes intentar acariciarla cuando esté ocupada, por ejemplo, cuando coma, pero si no le gusta… pues nada.
Un saludo.

Hola. Tengo un santuario para gatos. 21 en total. Hay una gatita (de una gata rescatada que estaba embarazada) que siempre fue muy temerosa. Se deja acariciar solo cuando le doy de comer, pero el resto del día se escapa y no me deja acercarme (menos agarrarla). Tiene ya 2 años casi, pero su comportamiento siempre fue el mismo. Con sus dos hermanas y el resto de los gatos no tengo problemas, pero esta en particular me da problemas al no poder acercarme salvo un poco cuando le doy de comer. Hay algo que pueda hacer? Lo de la comida lo intente, pero no bien voy sin comida se aleja. No noto que sea miedo (si otra persona entra al santuario es diferente, tiembla). Cuando las crié con la madre y las hermanas se dejaba agarrar, aunque siempre fue la más evasiva.

Hola Daniel.
Por lo que cuentas, a esa gata simplemente no le gusta que se len caricias ni muestras de cariño que impliquen contacto físico. No pasa nada. Simplemente hay que respetarlo 🙂

Para demostrarle que le quieres no es necesario tenerla encima. Con mirarla y parpadear lentamente ya le estarás diciendo que sientes aprecio por ella.

Hola, tengo una gata de aproximadamente 6 o 7 meses, la encontre en la calle cuando tendria entre 2 y 3 meses, el tema es que se volvio muy agresiva, no deja que la cargue ni un segundo, y antes al principio se dormia encima mio un rato pero ahora no se duerme en ningun lado, es hiperactiva, y tiene un monton de juguetes y juego con ella pero siempre esta subiendose a todos lados, mordiendo cables y todo, arañandonos a mi y a mi mama, la cuestion es que solo se duerme cuando la dejamos en la transportadora o a la noche que la dejamos en la cocina con su comida, agua, baño y su camita y hasta juguetes. Pero ya no sabemos que hacer, casi todos los dias nos araña, se que lo hace jugando pero nos lastima mucho y no entiende los limites. No se si llevandola a castrar mejorara su caracter, pero espero que si. Porque se hace muy dificil la convivencia asi.

Hola Romina.
Castrarla es algo que te recomiendo, pues se tranquilizará. Pero tienes que saber que no va a solucionar el problema. Para que eso pase debes de armarte de paciencia, jugar mucho con ella y enseñarle a no arañar y a no morder.
Un saludo.

Comparte el post

Hay gatos muy mansos que requiere un directo y constante contacto con las personas y hay gatos más ariscos que sienten miedo y temor al acercarse a nosotros.

Lo primero que hay que descartar es el dolor. Tenemos que estar totalmente seguros que el gato no se deja tocar porque le duele alguna parte de su cuerpo. Si nuestro gato está totalmente sano, entonces ya podemos achacar el que sea arisco a su comportamiento.

Un gato es arisco por varios motivos. Si ha sido un gato recogido de la calle o de un refugio, es simple, el gato es arisco porque tiene que completar su etapa de sociabilización y para ello solo nos queda tener paciencia, mucha paciencia.

Otro motivo puede ser por miedo. Hay gatos que son de carácter asustadizo y cualquier movimiento brusco, sonido fuerte, lo asusta. Si eso ha ocurrido mientras lo hemos estado acariciando, asociará el susto con el acercarse a nosotros. También pueden manifestar este comportamiento asustadizo si hay en casa más gatos con los que no se sienta al 100% seguro.

Lo que tenemos que tener claro es que a los gatos se le acaricia cuando ellos quieren y no cuando nosotros queremos.

Son ellos lo que se deben de acercar a nosotros, nunca los tenemos que pillar desprevenidos y dormidos. Hay que acercar lentamente la mano hacia su nariz para que nos huela. Una vez que te de un toque con su nariz, es momento de comenzar a acariciar. Comenzaremos por la cabeza, luego por el lomo, barrigas si se pone bocarriba y patas. A cada gato le gusta unas zonas más que otras así que solo tienes que observar hacia donde el gato te va dirigiendo y acariciar donde el gato te va indicando.

En casa, con este problema, tenemos a Lía, tremendamente asustadiza. Solo la podemos tocar cuando ella se acerca a nosotros y cualquier intento de acercarte tú a ella, sale corriendo.

Cuando ella decide acercarse, es tal su miedo, que quiere que la acaricie pero a la vez, va culeando para atrás de manera que es casi imposible ni siquiera el llegar a rozarla. Cuando por fin decide quedarse quieta, le encanta que le acaricien todo el cuerpo, sobre todo la barriga y muy pronto de planta con las patas hacia arriba y se queda un rato así, siempre sin perder el constante estado de alerta para salir corriendo al más mínimo movimiento.

Paciencia, no nos queda otra. Mucha paciencia y buena mano.

Mi gata no se deja tocar

Efectivamente, mi gata no se deja tocar, pero no solo no se deja tocar sino que no la puedes ni mirar directamente a los ojos, sale despavorida aunque este sumergida en el sueño más profundo.
La miro y pienso en lo suave que debe ser su tripita, en lo que me gustaría que durmiera conmigo y que supiera lo feliz que me hace que esté aquí con nosotros.
Un día mientras caía una tromba de agua, como hacía meses que no caía, la veía mientras miraba a través de la ventana, le gusta mirar la lluvia caer. Entonces entendí algo, algo importante. Me da igual que no se deje tocar, que no confíe en nosotros por muchos esfuerzos y sobornos alimenticios que le demos, quiero que esté a salvo, que viva tranquila, adoptada, en lo que desde el día que llegó es su casa.
Todos queremos tener un gato cariñoso que nos despierte por las mañanas y nos haga carantoñas y juegos graciosos, pero…que pasa si no se deja tocar? que pasa si su pasado nos es incierto y ella no se fía de nadie? que hacemos con ella?
No podemos juzgarla, no sabemos que le pasó antes de rescatarla, antes de estar en la protectora, antes que El Jardinet dels gats la sacase de la inmundicia que supone vivir entre las rocas.
Mi gata no se deja tocar y me da exactamente igual, creo que adoptar no lleva implícita “la palmadita en la espalda” ni el ganarte el favor de nadie, lo único que lleva implícito es el echo de salvar una vida. A mi me vale con verla dormir a pata suelta en cualquier parte de mi casa, me vale con verla jugar con mis otros gatos que la quieren lo mismo que yo.
Es triste pensar que en una “cosmopolita” Barcelona nos encontremos con casos tan tremendos.
Mi gata no se deja tocar, solo conserva un diente y tiene un herpes crónico en los ojos… pero la quiero tanto..
La quiero por lo que es y por lo que representa para mi, no la quiero por lo que me gustaría que fuera, como en las buenas amistades. Me gusta mirarla como duerme y pensar que salio de la protectora, que salió del calle, que ahora ve la lluvia caer a través de una ventana y que ya no moja su piel. A mi, con eso, me vale.

Pin
Send
Share
Send
Send