Animales

Las enfermedades más comunes del diamante mandarín

Pin
Send
Share
Send
Send


Si estás pensando en acoger a un diamante mandarín o ya tienes uno, además de sus cuidados básicos también debes conocer algunas de las afecciones más habituales que puede padecer esta ave exótica. El Taeniopygia guttata es un pájaro muy pequeño y muy apreciado por su aspecto y sus sencillos cuidados pero, para darle la mejor calidad de vida en nuestro hogar, hay que reconocer algunos síntomas y problemas de salud que te indicarán cuándo deberás acudir al veterinario.

Por esto, en este artículo de ExpertoAnimal vamos a explicarte las enfermedades más comunes del diamante mandarín o diamante cebra de Timor, para que así puedas detectar cuándo es posible que tu pequeña mascota esté padeciendo algún problema.

Estreñimiento

Uno de los problemas de salud más comunes en estas pequeñas aves es el estreñimiento. Entre los signos que nos alertarán de que nuestro compañero está padeciendo este trastorno veremos los siguientes:

  • Dificultad para evacuar
  • Cloaca irritada
  • Vientre hinchado
  • Embolamiento
  • Gestos repetitivos hacia abajo con la cola para intentar expulsar las heces
  • Heces escasas y viscosas

Así que, si alguna vez piensas que tu diamante mandarín está embolado, es decir que está con las plumas ahuecadas, puede que no se encuentre bien y que esté con el vientre inflamado, en tal caso estará así por bastante rato seguido. Pero este gesto también es algo que las aves hacen para recolocar su plumaje o regular su temperatura y, en tal caso, en un momento se sacudirá y volverá a verse normal.

Las principales causas de este trastorno del aparato digestivo son una alimentación demasiado seca y astringente, por ejemplo que solo consuma semillas, y los cambios bruscos de temperatura. El tratamiento que se debe seguir, además de acudir al veterinario si el problema persiste por varios días, es cambiar de inmediato la alimentación por una que incluya frutas y verduras para el diamante mandarín y suministrar un suplemento hidrosoluble para regular el funcionamiento del aparato digestivo, el cual podrás encontrar en tiendas especializadas y en clínicas veterinarias. Asimismo, el aceite de hígado de bacalao con salvado y los suplementos de carbón vegetal resultan muy efectivos para tratar el estreñimiento.

La única forma de prevenir esta condición incómoda es procurar una dieta variada y equilibrada, rica en alimentos naturales con fibra. Por supuesto, también debemos evitar a toda costa los cambios repentinos de temperatura y las corrientes de aire.

Entre los problemas más frecuentes que puede padecer este pequeño pájaro exótico también encontramos la inflamación de la cloaca, el orificio por el que las aves excretan los desechos orgánicos, que suele darse más en hembras que en machos. Entre los síntomas de cloacitis en un diamante mandarín encontramos principalmente los siguientes:

  • Abdomen hinchado
  • Embolamiento
  • Cloaca irritada e inflamada
  • Dificultad para defecar
  • Excrementos pegados en las plumas de la parte inferior de la cola

Las principales causas de la cloacitis en aves exóticas son una alimentación inadecuada, una mala adaptación al entorno lo que produce estrés y, en el caso de las hembras, también puede deberse a problemas y dificultades en la puesta de huevos. Si ves que tu mascota tiene este problema debes tratarlo limpiando con cuidado la zona de la cloaca y alrededor, aplicar una pomada de óxido de cinc y mejorar la dieta en lo que sea necesario. Así, el único modo de evitar este malestar es procurar una adecuada alimentación del diamante mandarín, un entorno rico y tranquilo y una buena higiene.

La inflamación intestinal o enteritis es una de las condiciones más frecuentes en estos pájaros y se manifiesta con los siguientes síntomas:

  • Apatía
  • Diarrea
  • Pérdida de peso
  • Somnolencia

Por esto, que veas a tu diamante mandarín con los ojos cerrados bastante rato seguido, que sus heces sean más líquidas y frecuentes y que lo notes más apagado, sin ganas de moverse, puede ser que esté padeciendo esta condición inflamatoria en su aparato digestivo. Los causas principales por los que se ocasiona esta enfermedad son los alimentos en mal estado, los cambios bruscos de temperatura, parásitos intestinales y gérmenes como pasteurela, salmonella y colibacilos.

La manera de curar este problema es ofrecerle una dieta sana adecuada a su especie, darle el antibiótico que recete el veterinario según cada caso, limpiar y desinfectar tanto la jaula como los accesorios y juguetes. Por lo tanto, el modo de prevenir esta condición es dar alimentos en buen estado y saludables a nuestro pequeño compañero, mantener una buena higiene del alojamiento y los accesorios y del pájaro en sí.

Estomatitis y glositis

La estomatitis es la inflamación de la mucosa de la boca y la glositis se trata de la inflamación de la lengua, por lo que esta afección es una situación en la que se inflama e irrita la boca del ave de forma generalizada. Entre los signos que nos alertarán de que nuestra mascota padece este trastorno bucal encontramos los siguientes:

  • Inflamación visible de la lengua y la boca
  • Respiración dificultosa
  • Pico abierto para respirar
  • Ronquidos
  • Problemas para alimentarse
  • Secreciones purulentas en los orificios nasales

Las principales causas por las que se da este problema en diamantes mandarines son el uso de alimentos demasiado duros o con insecticidas y pesticidas y también las infecciones bacterianas, víricas y micosis. El tratamiento se basa en ofrecerle comida blanda con vitamina A añadida y el antibiótico que nos recete el veterinario. La forma de prevenir esta condición es darle comida equilibrada, sana y lo más natural posible, además de cuidar de su higiene correctamente.

Parásitos intestinales

Entre los gusanos intestinales que puede contraer este pequeño pájaro los más comunes son los cestodos, las ascárides y la capilaria, que se transmiten de forma directa o por contacto con desechos de aves parasitadas. Se trata de parásitos internos que se alojan en el tracto digestivo de estos pájaros cuando no son desparasitados internamente con la frecuencia adecuada ni viven en un entorno correctamente higienizado. Así, los síntomas más claros que se presentan cuando este problema de salud aparece son:

  • Somnolencia
  • Ojos cerrados a menudo
  • Adelgazamiento
  • Pequeños fragmentos de color blanco en las heces

El tratamiento se basa en suministrar un vermífugo adecuado contra los parásitos específicos y en desinfectar la jaula y los accesorios. Para evitar que tu mascota se contagie deberás cuidar bien su higiene y la de su entorno, darle una buena alimentación y desparasitar cuándo y cómo te indique tu veterinario.

Otra de las enfermedades más comunes del diamante mandarín es la acariosis del plumaje causada por parásitos externos como el ácaro gris y el rojo, además de los piojos, los cuales pueden instalarse fácilmente en la jaula y los accesorios que no estén bien limpios. Así, los signos de que estos parásitos están en las plumas y piel de tu ave son:

  • Plumaje opaco
  • Nerviosismo e inquietud
  • Picor y rascado constantes
  • Polvillo blanco como caspa

Debido a las molestias y el picor que padece puede que también veas que tu diamante mandarín se arranca las plumas, aunque este gesto puede deberse a más motivos. El tratamiento de ácaros en aves se centra en usar un antiparasitario adecuado y desinfectar el alojamiento y los accesorios. Para evitar que se produzca solo tendrás que tener una buena higiene del entorno de tu ave y utilizar antiparasitarios externos si el veterinario te lo recomienda.

Muda anormal del plumaje

La muda anómala de las plumas de estas aves exóticas también es uno de los problemas típicos que pueden padecer. Si ves que tu diamante mandarín pierde plumas primarias y secundarias fuera de la época de muda, es decir fuera del verano, entonces está teniendo una muda fuera de lo común.

Los motivos por los cuales esto sucede son una alimentación inadecuada, con falta de vitaminas, y una higiene pobre. Asimismo, es posible que si tenemos al ave en una zona climatizada como si fuese verano aunque en realidad sea otra época del año le provoquemos la muda y, en este caso, no tiene por qué estar enferma.

Para solucionar esta condición hay que modificar la dieta mejorándola, desinfectar, limpiar y ordenar el entorno y dar un complejo vitamínico adecuado soluble en el agua de beber. La única prevención es darle una correcta y variada alimentación siempre, mantener su entorno limpio y sano y evitar los cambios repentinos de temperatura.

Crecimiento anromal del pico

El crecimiento excesivo del pico es un problema común que se ve fácilmente, ya que la parte superior de este se hace mucho más larga y la parte inferior no se modifica o lo hace muy poco, pudiendo llegar al punto de que al pájaro le sea imposible alimentarse por sí solo.

Así, si ves que tu amigo alado tiene el pico con una forma distinta a la de siempre acude al veterinario para que lo reduzca a la medida justa, con material especial como tijera y limas aptas para los picos. Además, para terminar de tratarlo tendrás que darle hueso de jibia o sepia entero para que lo picotee o incluirlo en polvo o desmenuzado en su alimento o en la pasta de salvado.

La causa principal del sobrecrecimiento del pico es la falta de material en el que el pájaro pueda desgastar su pico él mismo según sus necesidades. Asimismo, otros errores comunes en la dieta como solo ofrecer comida blanda u otros que provoquen carencias nutricionales pueden favorecer la aparición de este problema de salud. Así, el único modo de prevenirlo es una alimentación óptima y el uso de estos huesos o compactos de calcio.

Conjuntivitis

Se trata de la inflamación de la membrana del interior de los párpados y cuando se da solo en el borde del párpado es conocida como blefaritis. Todos los síntomas en este caso se centran en el aspecto de los ojos:

  • Inflamación interna del párpado
  • Irritación de la membrana palpebral
  • Ojos cerrados
  • Legañas

Si observas que tu pequeño pájaro tiene los ojos cerrados, hinchados, enrojecidos y con mucosidad deberás llevarlo al veterinario para que lo revise y empezar un tratamiento. Las causas principales pueden ser traumatismos o golpes, heridas, alergias e infecciones. Para combatir este problema ocular se recomienda dar un antibiótico apropiado recetado por el especialista ya sea en el agua o el alimento o bien aplicado directamente en los ojos en forma de colirio. La única forma de evitar este problema es procurar una buena higiene y vida saludable.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Enfermedades más comunes del diamante mandarín, te recomendamos que entres en nuestra sección de Prevención.

Comparte el post

El diamante mandarín es esa pequeña ave a las que también se las conoce como diamante cebra de Timor o pinzón cebra.

Una pequeña ave originaria de Australia pero que hoy en día se comienza a ver mucho en los hogares Españoles.

Hoy nos vamos a centrar en las enfermedades más habituales. La inflamación intestinal es una enfermedad que se origina debido a una mala higiene de la jaula o una mala alimentación. Es característica por las diarreas, comportamiento apático, adelgazamiento y somnolencia.

Una mala alimentación bien por dar comida no adecuada o comida en mal estado, o una mala higiene en la jaula es el origen de esta enfermedad.

En el otro extremo tenemos al estreñimiento, que es otra de las enfermedades más comunes del diamante mandarín. Se nota porque tiene el vientre inflamado, cloaca irritada y vemos que tiene dificultades para expulsar los excrementos.

El origen nuevamente se encuentra en la alimentación, una alimentación que no ha sido rica en fibras.

Otra enfermedad de lo más común en el diamante mandarín es la cloacitis, una dolencia muy común en estas aves que no es más que la inflamación de la cloaca. Afecta más a las hembras que a los machos debido a que la puesta de huevos es una de las causas de esta enfermedad que vuelve a tener su origen en la falta de higiene y la mala alimentación.

Los parásitos internos, o los llamados gusanos intestinales es otra de las enfermedades que la reconoceremos por los puntos o rayas blancas de las heces.

En cuanto a las plumas tenemos por un lado la acariosis del plumaje y por otro lado la muda anormal.

La acariosis es debida a parásitos externos y la reconoceremos porque el ave se rasca constantemente.

La muda anormal es debido a la falta de higiene y a una alimentación muy pobre. La reconoceremos de manera muy rápida porque es la caída de plumas primarias y secundarias fuera del periodo de muda que es en verano.

Y por último podemos mencionar el crecimiento anormal del pico y que es debido a que el diamante mandarín no ha tenido nada para limarse el pico como por ejemplo huesos de jibia.

Características de los diamantes mandarín

Los diamantes mandarín son aves muy pequeñitas, cuyo tamaño por lo general no excede los 12 centímetros, mientras que el peso es apenas de unos 12 gramos. Cuentan con un pequeño pico de forma compacta apto para alimentarlo con semillas de todo tipo.

A excepción de los que son totalmente blancos, es muy fácil distinguir entre la hembra y el macho ya que en el caso de la hembra, esta muestra un plumaje aunque bonito un poco menos ostentoso que el del macho, el cual además presenta color en sus mejillas, lo que les hace más vistosos.

En los machos el pico suele ser rojizo en tanto que el de sus compañeras femeninas tiende a ser más anaranjado, adicionalmente poseen un color blanco en el pecho y un dibujo que emula las rayas de la cebra que va desde la parte inferior del pico hasta la parte superior del pecho.

Entre las variaciones de esta pequeña ave, los colores más conocidos en los que se le puede encontrar son: Gris común, Masqué, Mejillas negras y Blanco.

Los diamantes mandarín son originarios de Australia, se sienten a gusto en ambientes como la sabana y medios subtropicales secos, también es muy común verlo en lugares que frecuenta el hombre, como parques y jardines ubicados en las ciudades.

Sus actividades las realizan durante el día, pues son aves diurnas, son muy sociables y se encuentran en grupos de unos 100 diamantes, no suelen ocupar un territorio más grande que los alrededores de sus nidos, sin embargo y a la hora de buscar alimentos, tienen la capacidad de emprender largos viajes.

Los miembros de un mismo grupo se comunican y reconocen entre sí por los sonidos de su canto, el cual puede ser muy variado ya que tienen la capacidad de aprender sonidos del ambiente y de los humanos.

¿Cómo son los diamantes mandarín?

Éstas son las características principales de los diamantes mandarín:

  • Clase: ave
  • Longitud: entre 10 y 12 cm
  • Peso: entre 12 y 15 gramos
  • Longevidad: entre 10 y 12 años
  • Madurez: 3 meses
  • Reproducción: ovípara
  • Crías por puesta: 4 a 5 huevos
  • Incubación: 13-15 días
  • Hábitos: diurnos
  • Alimentación: herbívora
  • Carácter: sociable y gregario

¿Cuántos años vive un diamante mandarín?

Su promedio de vida es mucho menor en libertad que en cautiverio, en el primer caso consiguen vivir entre 2 y 5 años debido a que están más expuestas a factores ajenos como los depredadores naturales, enfermedades y alimentación ya que muchas veces no disponen de la necesaria.

Lo contrario ocurre cuando son criadas en cautiverio donde su esperanza de vida se prolonga hasta los 12 años y debido a que tienen mayores cuidados, buena alimentación y control veterinario.

Gris ancestral (clásico)

En el diamante mandarín ancestral o gris común el color que predomina en el cuerpo es el gris, donde destaca su pico de color rojo, patas y uñas anaranjadas, los ojos son rojo oscuro y de ellos parte una línea negra hacia abajo, el pecho cuenta con una barra negra, los laterales son de color marrón mientras con puntos blancos uniformemente distribuidos, el pecho y bajo vientre son blancos.

En esta variación todo lo que es predominantemente gris pasa a ser marrón y se mantienen las demás marcas y líneas.

Masque continental (Flanked White)

El diamante mandarín de esta especie es de color blanco en casi todo el cuerpo, sin embargo, el macho se distingue de la hembra debido a sus marcas en el pecho que asemejan las rayas de la cebra y la coloración en las mejillas que es mucho menos evidente en el espécimen femenino.

Diamante mandarín pingüino

Se caracterizan por la combinación del color habitual gris el cual solo se presenta en la cabeza, alas y espalda y el blanco que predomina en pecho y abdomen, estas no tienen la línea que parte de los ojos como una lagrima, sin embargo el macho se distingue por el color rojizo de sus mejillas.

Diamante mandarín de dorso claro

El pico, ojos y pecho mantienen las características normales de la especie y las mejillas siguen siendo un toque distintivo aunque menos pronunciado, sin embargo, la cabeza y cuello adquieren un tono gris perlado, las alas y la espalda se tornan crema oscuro combinados con gris.

¿Dónde comprar un diamante mandarín?

Puedes comprarlos tanto en tiendas de mascotas como en criaderos, en estos últimos consigues mucha variedad ya que se los criadores trabajan en constantes mutaciones.

También hay centros de rescate donde puedes adoptar un par y llevártelos a casa para darle los cuidados y el afecto que necesitan.

Asegúrate siempre de que sean lugares de confianza, que la mascota esté en buenas condiciones, que tenga su certificado de nacimiento, constancia de control sanitario, que el sitio cuente con buena reputación y que puedan darte toda la información que requieres antes de llevártelo a casa.

Es altamente recomendable que los lleves en pareja ya que son animales que disfrutan mucho a la hora de jugar y relacionarse entre ellos. De lo contrario, puede ser una tortura para ellos estar solos.

Comportamiento de los diamantes mandarín

El diamante mandarín disfruta de vivir en grandes grupos, socializando entre sí, por lo que no es buena idea tenerlos en una jaula solos. Ahora, si tienes la capacidad y la disposición de tener más, lo recomendable es que tengas varias hembras ya que son muy amigables entre ellas.

Si deseas contar con la presencia de uno o más machos para la cría, procura tener varias hembras por macho para que no haya peleas y para que la hembra no se agote al verse forzada a reproducirse por el macho.

Los machos suelen ser muy parlanchines y están todo el tiempo cantando y comunicándose entre ellos, también establecen un vínculo con la persona que los cuida e incluso atienden a su llamada.

Durante el día son bastante activos y les gusta revolotear por los lugares cercanos al nido y por la noche suelen acurrucarse en este.

Son por lo general muy asustadizos y se prestan más para que los observes que para tener otro tipo de contacto más cercano, con que los alimentes y les proporciones el agua que necesitan es más que suficiente.

Disfrutan de darse baños en agua fresca y necesitan también de un poco de sol diariamente, el cual le puedes facilitar colocando la jaula cerca de un lugar donde reciba sol, preferiblemente en horas de la mañana que no son tan fuertes los rayos, para evitar daños.

Si tienen al menos un compañero en cautiverio, podrás observar cómo se relacionan con muestras de cariño, se limpian y cantan en señal de felicidad.

De ser posible hay que permitirles que puedan volar fuera de la jaula a diario ya que este ejercicio las hace mantenerse en excelentes condiciones, dejar la jaula abierta para que pueda volver a alimentarse y beber agua.

Jaula para diamantes mandarín

Tienes que pensar en la jaula como el lugar donde va a permanecer largo tiempo, por lo tanto no debes improvisar y necesitas documentarte muy bien antes de comprar una.

La jaula debe ser lo más grande posible ya que necesitan espacio suficiente para moverse y tener una buena calidad de vida. Para una pareja de diamantes el tamaño mínimo de la jaula debe ser de 75 cm de largo x 40 cm de alto x 30 cm de ancho. En caso de tener más ejemplares la jaula deberá ser mucho mayor.

Las jaulas de los diamantes mandarines deben ser rectangulares siempre prevaleciendo el espacio suficiente para que vuelen con cierta facilidad y se sientan cómodos y seguros, de hecho son las más recomendables. En el caso de la jaula de cría esta debe ser igual rectangular pero un poco más pequeña para controlar mejor el proceso.

Nunca debemos tenerlos en jaulascirculares, siempre deben ser rectangulares o cuadradas. Esto es porque necesitan una zona de seguridad (un lado preferido), que en las jaulas circulares no pueden tener, donde pueda acudir cuando se asuste y quiera sentirse seguro. Si su jaula es circular o redonda, el pájaro no podrá disponer de este punto de referencia y se sentirá nervioso e inquieto todo el tiempo.

Después está el material de la jaula, siendo el más recomendable el acero inoxidable ya ofrece seguridad, son resistentes, se pueden lavar y secar muy rápido. No se recomienda el uso de la madera ya que la limpieza se complica y la humedad prevalece más tiempo, lo cual hace que se vaya deteriorando y proliferen hongos y bacterias.

Los barrotes deben ser verticales con una separación de más o menos 12 milímetros entre ellos, de tal manera que evites que los adultos intenten escaparse o que las crías se hagan daño al quedarse atascadas entre estos.

También deben contar con barrotes horizontales para que estas se puedan sujetar en un momento determinado.

Por lo general una sola puerta de entrada a la jaula es más que suficiente, lo que es importante es que cuentes con el espacio suficiente para introducir en ella las fuentes para agua y alimento, un nido y los juguetes. De igual forma se debe facilitar la limpieza y el secado de esta.

Es importante que cuenten con un sistema adecuado de cerramiento.

La bandeja es una parte de la jaula que debe poder extraerse y limpiarse a diario ya que allí se depositan los restos de alimentos y las deposiciones de las aves y de no tener el cuidado y la higiene necesaria, las bacterias van a provocar que tus mascotas enfermen.

Hay quienes lo cubren con papel de periódico u otros materiales que consigues en la tienda de mascota, en todo caso lo importante es que les quites las deposiciones a diario y que una vez a la semana le limpies la bandeja a fondo, como el resto de la jaula.

Siempre debes retirar los restos de humedad para evitar que se formen hongos.

Mantén la jaula en un espacio seguro y ventilado para ellas, sin que estén expuestas a corrientes de aire y tampoco al sol directo o a la humedad. Lo ideal es colocarlas en la mañana en un lugar donde les llegue la luz del sol ya que la necesitan para mantenerse saludables.

Si te es posible y cuentas con el espacio suficiente lo ideal sería tener a tus diamantes mandarines en una voladera al aire libre, lo cual resultaría mucho más beneficioso para ellas ya que están en un ambiente más parecido a su hábitat natural, sin los riesgos que ello implica.

En las tiendas hay muchas opciones con dimensiones desde 1 m x 1 m, los limites los pones tú y el espacio del cual dispones para colocarla.

Limpieza de la jaula

La higiene de la jaula es súper importante ya que es una forma efectiva de impedir las enfermedades producto de la proliferación de gérmenes.

Lo recomendable es hacerlo al menos una vez por semana ya que estas pequeñas aves ensucian mucho dejando restos de alimentos por doquier así como sus deposiciones que si bien es cierto hay que recogerlas a diario de la bandeja, no menos cierto es que la jaula en general puede tener restos de suciedad.

Por eso hay que lavar toda la jaula, con énfasis en la limpieza de los barrotes aplicando agua y jabón, después colocar algún desinfectante procurando que los productos de higiene sean neutros para evitar molestias o comprometer la salud de las mascotas.

Accesorios

Debemos comprarle todos sus accesorios, para la comida, el agua, para el baño, juguetes, ramas para emular las de los árboles, eso sí, tratando de no restarles mucho espacio para volar.

Se recomiendan los comederos de cerámica o de acero inoxidable ya que nos más sencillos de limpiar y desinfectar. El plástico lo pueden romper con el pico y se pueden hacer daño.

No puede faltar el bebedero, igual de acero inoxidable o de cerámica. Por lo general estas aves ensucian mucho el agua, así que si es posible mejor tener al menos dos.

Recipiente con agua

Puesto que les encanta bañarse y es por tanto una necesidad para ellos, debemos colocar en el interior de la jaula un recipiente con agua a modo de bañera. Deberemos cambiar el agua de la bañera a diario.

Las perchas son un elemento indispensable en la jaula ya que las aves están todo el tiempo sobre sus patas, por lo tanto hay que proporcionarles perchas de distintos materiales y grosor para que se sientan a gusto.

Hay distintos tipos de percha, las de plástico que por lo general vienen con la jaula, las de lija que se utiliza para afilar el pico y limar las uñas, las de madera que le sirven para ejercitarse y emulan muy bien el hábitat natural y por ultimo las móviles, que funcionan como un elemento de distracción para el ave.

Aunque no es un juguete como tal, las bañeras son un elemento importante que podemos colocar y extraer de la jaula para que nuestras pequeñas disfruten de un baño, además que es un momento de mucha diversión para ellas.

Después es importante proveerles de juguetes, sin exagerar saturando su espacio ya que la idea es que tengan elementos de entretenimiento y que hagamos su vida más amena, además de que esto estimula muchísimo la inteligencia de las mascotas y las mantiene entretenidas.

¿Qué accesorios son recomendables? Por ejemplo las maderas, cascabeles, escaleras, columpios, etc., y a estos puedes añadir otros entretenimientos como frutos secos, o trozos de ramas que puedan explorar y mordisquear sin que se hagan daño.

Por fortuna puedes conseguir una gran variedad de juguetes para tus diamantes en las tiendas de mascotas y de aves exóticas, así te aseguras que no estén fabricadas de ningún material toxico que pueda dañar a tus aves.

Semillas para diamante mandarín

Debemos ofrecerle semillas proporcionadas para que reciba la cantidad necesaria de fibra, proteína, grasas, etc.

Éstas son las semillas que nuestro diamante mandarín debe ingerir:

  • Alpiste
  • Avena
  • Cañamón
  • Linaza
  • Mijo blanco
  • Mijo japonés
  • Mijo rojo
  • Nabina
  • Negrillo
  • Paniset
  • Perilla

En las tiendas de mascotas podemos encontrar mixturas de semillas para diamantes (finches) que contienen una mezcla de semillas. Eso sí, debemos buscar una mixtura que sea de calidad. Una buena forma de asegurarnos de cuál es una buena opción es pedir consejo a nuestro veterinario de exóticos.

Otra opción también muy buena es, bajo la recomendación de nuestro veterinario, hacer nuestra propia mezcla de semillas comprando las semillas por separado.

Una mezcla equilibrada para ellos seria:

  • 35% de alpiste
  • 35% de mijo blanco o amarillo
  • 15% de panizo
  • 10% de mijo japonés
  • 5% de mijo rojo, linaza u otras

Verduras para diamante mandarín

No debemos olvidarnos de las verduras en la dieta de nuestro diamante pues son excelentes para su alimentación y además les suele encantar. La fruta y la verdura debe consistir un 20% de su dieta.

Éstas son las verduras más recomendables:

  • Rúcula
  • Espinacas (mejor hervidas)
  • Endivias
  • Escarola
  • Pepino
  • Acelgas
  • Hojas de col
  • Diente de león
  • Canónigos
  • Albahaca

No debemos darle a nuestro diamante mandarín lechuga porque contiene mucha agua y eso le puede provocar diarrea.

Podemos ofrecerle diferentes tipos de verdura para ir averiguando qué verduras prefiere.

La verdura siempre debe estar bien lavada y seca, además de ser fresca, además de a temperatura ambiente. Debemos acordarnos de eliminar a diario los restos de verdura que no se hayan comido para evitar que se estropee.

Germinados para diamante mandarín

También podemos optar por ofrecerles germinados, una opción además muy buena si a nuestro diamante no le acaban de convencer las verduras, pues son parecidos a las semillas y tienen una consistencia diferente. Los germinados los podemos encontrar en tiendas de mascotas.

Los germinados más aconsejables son:

  • Germinado de soja
  • Germinado de trigo

Fruta para diamante mandarín

La fruta también es un elemento importante en la dieta del diamante mandarín, es una opción que les gusta mucho y les aporta muchas vitaminas.

Las frutas más recomendables son:

La fruta siempre debe estar lavada y a temperatura ambiente.

Es posible que durante los primeros días de nuestro diamante en casa no se coma ni la fruta ni la verdura, pues es un alimento al que no están acostumbrados. Debemos tener paciencia y dejar cada día un poco de fruta y verdura de diferentes tipos. Si éste es nuestro caso podemos probar con los germinados y los brotes tiernos (como la rúcula).

Dado que los diamantes tienden a aburrirse de la comida es muy aconsejable ir variando cada día la dieta para que sea más feliz.

Si nuestro diamante mandarín no come ni fruta ni verdura entonces deberemos darle un vitamínico para compensar la falta de vitaminas. Podemos comprar un vitamínico en tiendas de productos para mascotas, pero no debemos olvidarnos de consultar primero a un veterinario. No obstante, la mejor opción siempre será que coma frutas y verduras.

Ramas para diamantes mandarín

Algo que también podemos ofrecerle a nuestra a nuestro diamante mandarín y que además les gusta mucho son las ramas. Podemos colocar una rama de alguna variedad en su jaula para que picotee. Se trata de una forma de enriquecer su alimentación de forma divertida para ellos.

La opción que más les gusta es la rama de panizo o paniset y el mijo en rama.

No debemos excedernos con este tipo de comida porque no son muy nutritivas y nos interesa que coman las semillas, las verduras y las frutas.

Calcio para diamantes mandarín

Los diamantes mandarín siempre deben tener a su disposición una fuente de calcio, especialmente en época de cría. Para ello lo más recomendado es colocar un hueso de jibia en su jaula, ya que les gusta mucho y les ofrece el calcio que necesitan además de servirles para afilarse el pico.

Reproducción de los diamantes mandarín

Se trata de un animal ovíparo que alcanza su madurez sexual a los tres meses de vida.

El proceso de cría de estas aves es de los más rápido que hay en el reino animal, debido a las duras condiciones en las que viven cuando están en su hábitat natural, el mismo está estrictamente vinculado a las temporadas de lluvia, por lo tanto tan pronto comienza a llover las hembras proceden a preparar el nido.

Lo diamantes son monógamos, una vez que seleccionan a la pareja esta les acompañara de por vida.

El proceso de cortejo consiste en que ambos se restriegan los picos entre sí, después y con pequeños saltos, el macho se acerca a la hembra al mismo tiempo que canta y extiende sus alas, la señal de que ha sido aceptado es el movimiento de la cola de la hembra y es cuando permite el acto de apareamiento.

Siguen construyendo el nido, justo cuando comienzan las lluvias y crecen las gramíneas que son la fuente de alimento de estas y con las cuales también construyen el nido. La hembra se ocupa de la construcción en el lugar elegido y el macho transporta los materiales.

Cada puesta consta de 4 o 5 huevos, en los mejores casos tienen hasta ocho. El color es blanco puro y el tamaño es de más o menos unos 15mm. Cada huevo se pone a razón de uno por día y la incubación comienza cuando llega el cuarto.

Ambos padres se encargan de incubarlos, relevándose cada dos horas y media aproximadamente, la señal para el cambio es el canto de la pareja que está fuera. En la noche permanecen ambos en el nido.

Una vez eclosionados los huevos los polluelos se mantienen al cuidado y alimentación exclusiva de los padres hasta la tercera semana, cuando ya son capaces de emanciparse. Sigue un breve periodo donde éstos regresan por las noches a dormir en el nido y a recibir alimento, pero eso dura unos 10 días más, a partir de los cuales ya son totalmente independientes.

Pin
Send
Share
Send
Send