Animales

Acuarios de agua salada y sus cuidados especiales

Pin
Send
Share
Send
Send


Tener un acuario de peces en casa es una idea genial. Son una excelente muestra de decoración viva, como tener un trocito de océano en casa. ¿Te gustaría tener peces de agua salada en casa? Entonces, ¡este artículo te interesa! Te contamos qué necesitan para vivir en un acuario y hablamos de las principales especies de peces de mar. ¡No te lo pierdas!

Cómo son los peces de agua salada y qué necesitan

La verdad es que cada especie de pez de agua salada tiene unas características diferentes, así como distintas necesidades de temperatura, salinidad y ambiente en el agua. Por eso es muy importante que te informes sobre las necesidades de los que te interesan para prepararte lo mejor posible.

Como es de esperar, los peces de agua salada necesitan agua salada para vivir. Tendrás que prepararles un acuario con la salinidad adecuada, para saber que lo estás haciendo bien, necesitarás un hidrómetro para controlar los niveles de sal. Estos deben estar aproximadamente entre 1,020 y 1,023. Esto es, aproximadamente 34 gramos de sal por cada litro de agua.

¡Pero no debes usar sal común! Encontrarás preparados salinos para acuarios en las tiendas especializadas. Además, allí podrán indicarte las proporciones correctas en función de los peces que desees tener.

Lo mismo ocurre con la temperatura, de media, podemos decir que los peces de agua salada viven en 26º, pero puede haber ligeras variaciones entre especies.

Elementos necesarios en un acuario para peces de agua salada

Además del agua, el preparado de sal y el hidrómetro, tendrás que equipar bien tu acuario con algunos elementos:

  • Para controlar la temperatura del agua, es necesario un termostato regulador.
  • Para reducir la frecuencia de la limpieza del agua, es necesario colocar un filtro. Así mantendrás el agua bien higienizada y tus peces vivirán igual que en el mar.
  • También es importante controlar el pH y los niveles de calcio y nitratos del agua. ¿Te sientes muy perdido? ¡Tranquilo! En el establecimiento que elijas te explicarán todo estupendamente.
  • Igual que harías con cualquier otro acuario, busca una grava para el fondo y decoración, siempre teniendo en cuenta que tus peces deben tener suficiente espacio libre para nadar tranquilos.
  • Ten en cuenta la cantidad de peces de agua salada que planeas tener a la hora de elegir el tamaño de tu acuario. ¿Un consejo? Si dudas entre dos, ¡coge el más grande! Nunca será demasiado grande para ellos, pero sí puede ser un problema haber elegido uno muy pequeño.
  • El lugar donde coloques tu acuario también es esencial: debe darle luz solar directa durante varias horas al día.

Principales especies de peces de agua salada

Ahora sí, ¡toca hablar de pececitos! Entre las especies de agua salada, los más destacables son:

Si va a ser tu primera vez montando un acuario de agua salada, ¡las damiselas son una excelente opción para los novatos!

Son peces de unos 7 cm de tamaño que son bastante solitarios y se adaptan muy bien a distintos ambientes. Lo único a tener en cuenta es que pueden ser un poquito agresivas y territoriales con otros peces, incluso de su misma especie, ¡así que asegúrate de que tengan suficiente espacio para nadar sin que las molesten!

Pez payaso

Este seguro que te suena, además de ser megafamoso por su nombre y colorido cuerpo, ¡seguro que has visto la peli “Buscando a Nemo”! Si te acuerdas, ¡sabrás que Nemo vivía en un arrecife de coral! Y es que estos peces siempre eligen estos lugares para vivir, ya que siempre están rodeados de anémonas, las perfectas compañeras de higiene del pez payaso.

También se suelen adaptar bien a la vida en acuario, aunque es un poco más complejo aclimatarles el agua. Eso sí, hay que tener en cuenta que son un poco especialitos a la hora de elegir vecinos: mientras que con otras especies suelen llevarse bien, con otros peces payaso pueden ser un poco agresivos.

Pez cirujano de sombra azul

No hay Nemo… ¡sin Dory! Este pez azulado fue el elegido como la cómica y olvidadiza amiga del pez payaso. Son bastante más grandes que los anteriores, pudiendo llegar a los 4o cm.

A pesar de ser uno de los peces de agua salada más populares en acuarios, este no es tan fácil de mantener y es más complejo para acuaristas novatos. En el medio natural, el pez cirujano vive en arrecifes, en el acuario, necesitará una iluminación y temperatura estable.

Pez Ángel Emperador

El ángel emperador es un pez para dueños experimentados. Son peces de menos de 30 cm de largo que es bastante solitario y se adapta bien a la vida en acuario. ¡Bien cuidado, puede vivir hasta 10 años!

Necesita un acuario bastante grande y una decoración variada de rocas y plantas entre la que poder nadar.

Dentro de los gobios, hay más de 2.000 especies. Son unos pequeños peces de aproximadamente 10 cm que viven en comunidad y son fáciles de mantener. Si no tienes experiencia, los gobios son otra buena opción para ti.

Estos peces de agua salada se adaptan bien a los acuarios y a los cambios leves de temperatura y entorno. Algunas especies de gobios son peces limpiadores, es decir, eliminan los parásitos de sus compañeros. Otras, se vuelven peces simbióticos defensores de los crustáceos a cambio de poder cobijarse y alimentarse a su costa.

Perca enana magenta

Este pez de agua salada no necesita un espacio demasiado grande para vivir, aunque sí necesita que la decoración del acuario le ofrezca oportunidades para esconderse y cobijarse. Puede ser algo territorial con otros peces pequeños.

La perca enana magenta es un pez hermafrodita de un precioso color, ¡le da mucha vida a un acuario doméstico! Pero debes informarte bien sobre sus necesidades antes de elegirla.

Esperamos que esta selección de peces de agua salada te haya servido para encontrar a tu favorito. No dudes en acudir a un centro especializado para informarte más a fondo sobre las necesidades y compatibilidades entre peces de acuario.

El acuario de agua salada

El acuario de agua marina debe ser de tamaño tan grande como sea posible para conseguir la máxima estabilidad en la calidad de agua (con una longitud mínima de 90 cm. y una anchura de 30 cm.) Es conveniente que sea profundo, porque los peces marinos no viven sólo en superficie, y pasan tanto tiempo nadando verticalmente de arriba abajo como horizontalmente.

Casi todos los peces que se tienen en un acuario marino tropical son de arrecife de coral. En los arrecifes coralinos, el nivel de oxígeno del agua es estable y las temperaturas del agua son usualmente constantes. Los niveles de luz son muy elevados. Este ambiente natural tan estable es la causa de que los peces marinos resulten difíciles de mantener. Estos peces no están preparados para enfrentarse con variaciones ambientales significativas, contrariamente a lo que sucede con los peces de agua dulce.

Los corales tropicales requieren agua salada

Los acuarios marinos tropicales deben tener más escondites que peces, y para las especies excavadoras, disponer de un substrato suficientemente fino. La arena que se utiliza es de coral con una composición de carbonato de calcio, formada por esqueletos de animales coralíferos.
En el acuario marino de agua fría hay que controlar la temperatura, el pH, la densidad del agua y la salinidad, y hay que usar un refrigerador de agua.

Tenemos que vigilar dónde colocamos el acuario, ya que el agua salada puede estropear muebles o alfombras, debemos que asegurarnos de ponerlo en un lugar donde lo podamos llenar o vaciar sin ocasionar daños domésticos. Es esencial disponer de una tapa de cristal que encaje perfectamente. No sólo evitará que salten los peces, sino que reducirá la evaporación del agua, lo que podría ocasionar drásticos incrementos en la salinidad.

Durante muchos años, el cuidado de peces marinos fue obstaculizado por la necesidad de utilizar agua de mar natural (que había que purificar y almacenar para su uso) porque la mezcla de sales artificiales era insatisfactoria. Actualmente, la “sal de mar” está disponible para ser mezclada con agua del grifo para producir una excelente agua sintética en la cual los peces marinos pueden prosperar. Otra característica importante del agua de mar es su pH alcalino, normalmente alrededor de 8,0-8,3.

El dióxido de carbono, producido por los animales, se disuelve en el agua y tiende a hacer un pH ácido. En las condiciones de un acuario salado, si no se va con cuidado, tanto el pH como los niveles de nitrógeno pueden fluctuar, dado que la acción amortiguadora del océano está ausente.
Los fluorescentes deben proporcionar luz brillante y rica en ultravioletas que los peces necesitan para su salud, y que resalta sus colores. El exceso de luz no es peligroso, al contrario, facilitará el crecimiento de las algas, los peces marinos se alimentan de las algas, y éstas, por otro lado, ayudan a neutralizar los residuos tóxicos de los peces.

Se recomienda usar un filtro biológico. Es importante que el aspirador sea lo más potente posible, para crear una corriente de agua salada adecuada. Las bacterias que crecen en el filtro transforman o hacen menos tóxicos los productos en descomposición de la excreción de los peces.
Hay que ayudar, a este tipo de filtros, con un filtro que contenga carbón activo. El carbón activo destruye químicamente los residuos orgánicos que no son extraídos por los filtros biológicos. En este filtro, a la larga también se instalan las bacterias, y lo hacen doblemente efectivo.

Para conseguir una mejor purificación del agua, además del filtro convencional se pueden utilizar espumadores de proteínas (protein skimmer), lámparas de luz ultravioleta y ozono.

El cuidado exitoso de peces marinos necesita de frecuentes controles de las condiciones para evitar cualquier problema. No obstante, en la práctica, una vez el acuario de agua salada ha sido instalado debidamente, esto significa unos pocos minutos de faena cada semana.

Las especies marinas que adquiriremos para este tipo de acuarios salados son considerablemente más caras que las de agua dulce, pero la belleza que podemos llegar a alcanzar con estos peces, además de los corales, es indescriptible, y harán que todo el esfuerzo y el trabajo realizado haya valido la pena.

Un acuario marino tropical de agua salada

Video: Cuidados pez de agua salada marino. AcuaTV (Octubre 2021).

Pin
Send
Share
Send
Send