Animales

Edema pulmonar en perros: causas, síntomas y cura

Pin
Send
Share
Send
Send


En condiciones normales, hay líquido circulando entre los pulmones y el resto del cuerpo, es una función natural, un proceso que se suele completar sin problemas. Pero cuando por cualquier motivo se ejerce cierta presión sobre los pulmones, este proceso se puede ver afectado, quedando líquido acumulado en los pulmones que no logra salir. Es cuando hablamos de edema pulmonar en perros.

Este problema se puede tratar, y si se hace pronto no suele presentar complicaciones.

Síntomas del edema pulmonar en perros

Si tu perro tiene un edema pulmonar, lo más probable es que muestre los siguientes síntomas:

  • Tos seca
  • Sibilancias
  • Crujidos al respirar
  • Respiración demasiado acelerada
  • Dificultad para respirar
  • Respira por la boca

¿Has observado alguno de estos síntomas en tu perro? ¡Acude ya al veterinario! Si resides en España te recomendamos que descargues nuestra app rápidamente para localizar a un veterinario de forma urgente.

Causas del edema pulmonar en perros

Muy a menudo se tiende a asociar al edema pulmonar con la neumonía, pero esta no es la única causa posible. La verdad es que existen otras como:

  • Anemia
  • Cardiomiopatía
  • Escasez de proteína en la sangre
  • Toxinas, como venenos o humo
  • Obstrucción de las vías respiratorias
  • Estar al borde del ahogamiento, ya que los pulmones quedan llenos de agua

Tratamiento del edema pulmonar en perros

Si sospechas de un edema pulmonar, debes llevar a tu perro al veterinario para que le realicen pruebas. Para llegar al diagnóstico del edema pulmonar en perros, se realizan analíticas y tests para descartar otras patologías, como la bronquitis, neumonía o gusano del corazón.

El tratamiento dependerá de la gravedad del edema. Puede ser necesario administrar oxígeno o líquidos para favorecer el tránsito de fluidos en el cuerpo. Los diuréticos pueden ayudar notablemente a drenar el líquido de los pulmones.

Además, habrá que propiciar al perro un ambiente cómodo y dejar que descanse hasta que se recupere. Por desgracia, el edema pulmonar en perros suele ser recurrente una vez aparece, por lo que es importante permanecer atento.

El edema pulmonar en perros no se puede prevenir, pero se puede detectar a tiempo y tratar sin dificultades si observas el estado de tu mascota y acudes al veterinario lo antes posible.

Edema pulmonar en el perro: ¿qué es?

El edema pulmonar en los perros es una enfermedad que afecta en gran medida la vida de nuestro amigo de cuatro patas. Se puede considerar como un derrame de líquido en los pulmones. Esto hace que el perro respire con mucha dificultad.

Este problema de salud aparece generalmente cuando son presentes otras enfermedades como la insuficiencia cardíaca. El edema pulmonar en los perros, por lo general, se presenta en forma aguda y en estos casos, el peligro de muerte para nuestra mascota es muy alto.

Edema pulmonar en perros: ¿cuáles son las causas?

Hemos mencionado que la principal causa del edema pulmonar en los perros son los problemas cardiovasculares. Podemos explicar mejor lo que le sucede al organismo del perro. La presión vascular del pulmón se vuelve anormal debido a la insuficiencia cardíaca. El corazón luego bombea sangre con mucha dificultad en la dirección correcta, causando que se presente un flujo inverso que tiene una intensidad demasiado fuerte para los vasos sanguíneos, haciendo que los líquidos se dirijan directamente hacia los pulmones.

Pero no solo la insuficiencia cardíaca es causante del edema pulmonar. También pueden contribuir otras afectaciones como las alergias, la inhalación de sustancias tóxicas, la bronquitis y la neumonía, las enfermedades autoinmunes, la pancreatitis aguda e incluso los medicamentos veterinarios recetados para tratar otras enfermedades caninas.

Edema pulmonar en perros: ¿cuáles son los síntomas?

Los síntomas del edema pulmonar en perros se pueden reconocer fácilmente:

  • dificultad para respirar
  • membranas mucosas cianóticas
  • tos
  • el perro parece asustado e inquieto

Edema pulmonar en perros: Los cuidados y la terapia ideal

La terapia recomendada consiste principalmente en la ingesta de diuréticos, generalmente administrados por vía intravenosa, y que ayuden a los pulmones a expulsar el líquido. Cabe mencionar, que es muy importante mantener al perro en calma, por lo tanto siempre es necesario sedar al perro.

Esto se debe a que la agitación puede causar taquicardia o arritmia y puede afectar aún más el corazón de la mascota, especialmente cuando existe insuficiencia cardíaca. Es recomendable que nosotros también estemos tranquilos en esta situación.

También evitemos tocar al perro demasiado para que no se estrese de manera innecesaria. Es importante, mantener al perro en una zona tranquila para que no sienta ningún tipo de estrés. A veces también se puede necesitar oxígeno.

Los tratramientos por lo general duran un par de días y ayudan a estabilizar la salud del perro. La enfermedad del edema pulmonar por lo general no puede resolverse de forma definitiva.

Edema pulmonar cardiogénico en perros: también se denomina agudo porque es un padecimiento grave

En este caso particular, hablamos de una verdadera emergencia, porque la vida del animal se encuentra en peligro inminente. Por lo general, el edema pulmonar agudo afecta solo a los perros en etapa de vejez y que son cardiopáticos.

La causa que provoca esta enfermedad, es un fallo repentino en la función cardio-circulatoria. La congestión pulmonar causa una mala oxigenación y esto provoca síntomas como la tos, una respiración ruidosa y la incapacidad del perro a quedarse tranquilo y descansar (el llamado «hambre de aire»).

Otros síntomas que se presentan, es que el perro está muy asustado y también puede expulsar espuma poco sangrienta por las fosas nasales.
El edema pulmonar agudo, también llamado edema pulmonar cardiogénico, generalmente ocurre durante la noche, por lo tanto, es recomendable estar listos y tener a mano un número telefónico para llamar a un veterinario, y también debemos contar con los medicamentos de emergencia. Siempre es importante utlizar los medicamentos que hayan sido prescritos por el veterinario.

También, para tratar este padecimiento, se deben administrar medicamentos recetados para reducir la hipertensión (diuréticos y vasodilatadores), así como los medicamentos que ayudan a la salud del corazón. Los medicamentos que ayudan al perro a sentirse cómodo también son recomendables.

Tal vez le pueda interesar leer otro artículo relacionado con la salud & bienestar del perro como:

IN THIS ARTICLE

  • Insuficiencia Cardíaca Congestiva en los Perros
  • ¿Qué es la insuficiencia cardíaca congestiva?
  • ¿Qué causa la insuficiencia cardíaca congestiva?
  • ¿Cuáles son los signos de esta afección?
  • ¿Qué pruebas de diagnóstico pueden ser necesarias?
  • ¿Cómo se trata la insuficiencia cardíaca congestiva?

EDEMA PULMONAR EN PERROS

El edema pulmonar se identifica como la acumulaciГіn de lГ­quido en los pulmones. A menudo se asocia con neumonГ­a, aunque existen muchas otras causas posibles. Pulmones normales tienen el lГ­quido que se mueve desde los pulmones hacia el espacio interno del cuerpo, un proceso en curso para la funciГіn normal y saludable. Cualquier presiГіn adicional en los pulmones del perro puede daГ±ar este mecanismo, lo que conduce a la acumulaciГіn de lГ­quido en los pulmones.

Si este exceso de lГ­quido no se elimina, se forma un edema. El daГ±o puede ocurrir si esta condiciГіn se deja sin tratamiento, pero cuando se trata adecuadamente, el resultado es positivo.

You'll Love This Curly-Coated Kitty

The friendly and inquisitive LaPerm has an easy-care coat that comes in a variety of colors and patterns.

¿Qué es un edema pulmonar en perros?

El edema pulmonar se forma por la acumulación de líquido en los pulmones. Esto dificulta la respiración del perro de manera más o menos grave, presentando desde síntomas leves que apenas interfieren en la vida normal del animal, hasta un cuadro peligroso para su vida. También podemos diferenciar entre un edema de presentación aguda y uno que se mantiene en el tiempo, como el edema cardiogénico, derivado de un problema en el corazón. Es importante saber, por tanto, que no se trata de una enfermedad en sí misma, sino del síntoma de otra alteración.

Causas de edema pulmonar en perros

Básicamente podemos distinguir entre edema pulmonar cardiogénico, no cardiogénico y neurogénico, menos frecuente en perros.

El edema pulmonar cardiogénico en perros es el que se origina debido a una enfermedad cardíaca. Cuando el corazón falla se produce un reflujo de sangre hacia los pulmones, el hígado, las extremidades, etc. Este reflujo aumenta la tensión en las venas, que es lo que hace que el líquido se filtre a pulmones o cavidad abdominal. Con líquido en los pulmones, el perro tose. Así, el edema pulmonar indica insuficiencia en la parte izquierda del corazón. En cambio, cuando la lesión está en la parte derecha, el líquido se acumula en el abdomen, causando ascitis y edemas en las patas y, también, en la cavidad torácica, lo que se conoce como derrame pleural. Si el líquido se acumula en los bronquiolos de los pulmones el perro puede presentar una expectoración de líquido rojizo y espumoso. Los perros con este problema es habitual que presenten cardiomegalia y el edema pulmonar. La cardiomegalia es el aumento de tamaño del corazón,

Por su parte, el edema pulmonar no cardiogénico es aquel que no tiene su origen en una enfermedad del corazón. Algunas causas son asfixia, septicemia (infección generalizada), pancreatitis, traumatismos, neumonía, intoxicaciones, inhalación de humo, etc.

Por último, el edema pulmonar neurogénico en perros es aquel que se produce tras episodios de convulsiones en las que hay una afectación del sistema nervioso, en concreto del que actúa sobre las funciones involuntarias de los órganos internos. En este caso, se aumenta el flujo de sangre en los pulmones sin que haya necesidad, provocando así el exceso de líquido.

Síntomas de edema pulmonar en perros

Entre los síntomas del edema pulmonar destacan los siguientes:

  • Respiración agitada o taquipnea.
  • Dificultad respiratoria o disnea. En los casos graves el perro, literalmente, se ahoga.
  • Debilidad.
  • Nerviosismo.
  • Posturas extrañas en un intento de buscar aire.
  • Secreción nasal que puede ser hemorrágica.
  • Tos seca ocasional o, si evoluciona, constante y húmeda.
  • En los casos más graves, cualquier movimiento puede hacer que las mucosas del perro se tornen azuladas (cianosis) por la falta de aire.

En caso de detectar cualquiera de estos síntomas, es preciso acudir rápidamente al veterinario para confirmar o descartar el diagnóstico.

Diagnóstico y tratamiento del edema pulmonar en perros

Se utilizan pruebas diagnósticas como la auscultación, la radiografía de tórax o la ecografía, además de la analítica sanguínea. El electrocardiograma, el examen de la orina y la medición de la presión arterial también son pruebas importantes para saber si un perro tiene edema pulmonar. En los animales más graves hay que tener especial cuidado, ya que cualquier manipulación puede agudizar la crisis respiratoria.

¿Cómo se cura un edema pulmonar en perros?

Para el tratamiento adecuado, el veterinario determinará la causa. Si se trata de una urgencia, el protocolo a seguir pasa por suministrarle al perro oxígeno, en ocasiones sedarlo, y administrar diuréticos para que ayuden a eliminar el exceso de líquido, sin provocar deshidratación, además de fluidoterapia. Otros fármacos que se pueden emplear incluyen vasodilatadores o hipertensores. El perro debe ser monitorizado para controlar la cantidad de orina y su función cardíaca y renal, que es el siguiente sistema que falla en los casos en los que existe un problema de corazón.

El edema pulmonar en perros de presentación aguda pone en riesgo la vida del animal, de forma que, para su recuperación, es imprescindible un tratamiento veterinario intensivo. El edema cardiogénico puede ser causa de síntomas leves en los perros con enfermedad cardíaca. En estos casos en los que la presentación del edema se mantiene en el tiempo, podemos seguir las siguientes recomendaciones:

  • Obviamente, lo primero es seguir las indicaciones y los medicamentos pautados por el veterinario, así como las revisiones a las que nos cite. Hay que prestar especial atención a las dosis y a las horas de administración de los fármacos.
  • Debemos evitar someter al perro a ejercicio intenso.
  • La alimentación será específica para perros con problemas cardíacos.
  • El agua siempre debe estar a su disposición, ya que, si le estamos administrando diuréticos, debemos tener cuidado para que no se deshidrate.
  • Hay que saber que el perro, poco después de ingerir el diurético, va a necesitar evacuar una cantidad considerable de orina.

¿Cuánto vive un perro con edema pulmonar?

Los casos más graves de edema pulmonar en perros pueden ocasionar la muerte del animal al impedir la adecuada oxigenación. En cambio, un edema pulmonar cardiogénico puede "convivir" con el perro lo mismo que su enfermedad cardíaca, es decir, durante años, con un correcto seguimiento veterinario y pautas como las que hemos señalado. Así, la esperanza de vida de un perro con edema pulmonar dependerá de la causa subyacente.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Edema pulmonar en perros - Pronóstico y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Pin
Send
Share
Send
Send