Animales

Cómo tratar la ansiedad en los gatos

Pin
Send
Share
Send
Send


Puedes pensar que tu gato es fuerte, estoico, independiente y, de hecho, puede serlo, pero, eso no quiere decir que es completamente inmune a ataques de ansiedad, nervios y el estrés. De hecho, los gatos tienen mucho en común con los seres humanos.

Elementos que necesitas: juguetes interactivos, rascador, una perca en una ventana, alimentador para aves.

    Paso 1. Establecer un santuario acogedor para tu gato. Una gran cant >

¿Cómo saber si mi gato tiene ansiedad?

La ansiedad, lamentablemente, no es propia de los humanos. Nuestros amigos de cuatro patas también la pueden sufrir en algún momento de su vida. Para saber si la tienen, nos tendremos que fijar sobretodo en su comportamiento, ya que será lo que más cambie. Un gato ansioso es un gato que está tenso, alerta, y que puede reaccionar de manera agresiva ante cualquier estímulo.

Además, puede marcar con la orina o incluso con heces, o hacer sus necesidades fuera de la bandeja. En casos graves, se puede acicalar de forma compulsiva provocándose heridas o alopecia. Esto no lo hará para castigarnos, sino para decirnos que necesita ayuda.

Asimismo, podría tener el síndrome de hiperestesia felino, es decir, contracciones de la musculatura dorsal del tronco a modo de espasmo, conductas de automutilación del pelo y/o piel, y un incremento de la vocalización. Aún así, tenemos que saber que estos son síntomas también de otras enfermedades, por lo que lo mejor es llevarlo al veterinario para que nos diga qué es lo que tiene.

¿Cómo tratar de que mejore su estado de ánimo?

Lo primero que hay que hacer es identificar la causa de su ansiedad. Puede ser que tenga un problema de salud, que no le guste la idea de mudarnos, o que haya algo o alguien en casa que no le deje vivir en paz. Para saberlo con seguridad, no quedará otra que saber bien en qué situación familiar nos encontramos y estar pendientes del gato y de los que interactúen con él.

Para que pueda estar tranquilo es muy importante que le proporcionemos un lugar donde pueda ir cada vez que quiera o lo necesite. En esta habitación tiene que tener una cama, su comedero y bebedero, juguetes y al menos un rascador por el que pueda trepar y afilarse sus uñas. Si no nos termina de convencer mucho la idea del rascador, podremos optar por colocar estantes a diferentes alturas envueltos con cuerda de rafia por ejemplo, pero tenemos que ponerle algo que pueda utilizar para arañar.

Si hay niños en casa hay que enseñarles a respetar al gato. Los humanos de pequeños tenemos mucha tendencia a cogerlo todo, es nuestra manera de explorar. Pero claro, no somos conscientes de nuestra fuerza a tan temprana edad, y sin quererlo podemos hacerle mucho daño al peludo. Por eso, es muy importante que los padres enseñen a sus hijos a no molestar al felino. Hay cosas que no se pueden hacer, como cogerle de la cola ni meterle los dedos en los ojos, ni mucho menos pretender apoyarse en él.

Otro tema importante es el dedicarle tiempo. Si eres seguidor o seguidora del blog puede que estés un poco cansado/a de leer siempre este mismo consejo 🙂 , pero es muy importante. Nuestro amigo sólo puede ser feliz si se le dedica tiempo, si se juega con él, si se le da cariño. Pero, eso sí, hay que respetar siempre al animal y no obligarle a nada. En el caso de que veamos que empieza a mover la cola de un lado a otra de forma tensa, de que bufa y/o gruñe, de que echa las orejas hacia atrás y nos mira fijamente, lo dejaremos tranquilo.

Si necesitamos más ayuda, es muy recomendable usar Feliway en difusor, que son feromonas sintéticas F3 que le harán sentir mucho más relajado.

Esperamos que estos consejos te hayan sido de utilidad 🙂 .

Pin
Send
Share
Send
Send