Animales

Qué significa cuando un perro te sostiene la mirada?

Pin
Send
Share
Send
Send


Estás haciendo tus cosas, y… ¿Notas un par de ojos que te observan? Levantas la vista y ves a tu pequeño amigo observándote, sin parpadear, ni moverse. Pero mirándote sin perder detalle. ¿Te suena esta escena?

(Foto via: holawimiz)

Cuando los perros nos miran fijamente, ¡es porque quieren algo! No obstante, estas son las principales causas de que claven su mirada en nosotros:

  • Quiere salir a pasear
  • Le gustaría comer o que le des golosinas
  • Querría jugar
  • Te está pidiendo caricias o mimos
  • Te mira debido a tu estado anímico
  • Siente curiosidad por lo que estás haciendo

Si estás adiestrando a tu perro, es posible que te esté mirando debido a que espera tus órdenes.

Las excepciones que confirman la regla

Si un perro que no conoces empieza a mirarte fijamente, ¡no es el mismo caso que si te mira tu mascota! En ese caso, ¡ese perro podría atacarte! No obstante, hay algunos signos que pueden darte la voz de alarma:

  • Orejas hacia delante
  • Movimientos ráp >

(Foto via: iheartdogs)

Cómo interpretar la mirada de un perro

Los perros son los animales que más y mejor se comunican con los seres humanos. No obstante si quieres interpretar sus miradas, ¡hay algunos consejos!

  • Las pupilas abiertas: pueden significar o bien que está animado o puede significar temor.
  • Pupilas cerradas: tu mascota está tranquila y sosegada.
  • Tu perro desvía la mirada o parpadea: en ese caso significa inseguridad, incomodidad. Si estás en plena fase de adiestramiento, será un intento de evitar tus órdenes.

Si lo que está ocurriendo es que no quiere hacer caso a tus órdenes. Recuerda que con cariño y amor, ¡lograrás resolver esa situación!

Tu perro te mira fijamente para pedirte algo

Una de las principales razones por las que los perros suelen mantener un contacto visual tan directo y prolongado con sus tutores, es para pedirles algo que necesitan o desean, ya sea su comida, una golosina, un paseo o una caricia.

Si tu peludo te mira muy fijamente cuando regresas a casa, es posible que quiera salir a pasear para ejercitarse, interactuar con otros perros y hacer sus necesidades. Por otro lado, si han pasado muchas horas desde que tu mejor amigo se ha alimentado, lo más probable es que tenga hambre y quiere "recordarte" que ya es hora de darle su comida.

También es posible que un perro sostenga la mirada para pedir que su tutor le preste atención, le brinde caricias o se dedique a jugar con él por un buen rato, en especial si su "humano favorito" está ocupado haciendo otras cosas.

Aunque este comportamiento sea habitual en los perros, nosotros también podemos terminar reforzándolo, aunque lo hagamos de forma inconsciente. Si cada vez que tu peludo te sigue por toda la casa o te mira fijamente le ofreces una golosina, un juguete u otro premio de su interés, él podrá asimilar que está siendo recompensado por llevar a cabo estas conductas.

Entonces, siempre que desee ganar algún snack u otra recompensa, podrá recurrir a seguirte por todos lados o sostenerte la mirada hasta captar tu atención y conseguir aquello que le agrada. A ello se suele llamar adiestramiento inconsciente.

Tu perro te observa atentamente para leer tus expresiones

Como siempre mencionamos, los perros utilizan mayormente su lenguaje corporal para comunicarse con sus tutores, con otros perros y animales, y con su propio entorno. Por ello, nuestros mejores amigos suelen estar siempre atentos a nuestras actitudes, posturas, gestos y expresiones faciales para identificar nuestro estado de ánimo y comprender qué ocurre en el hogar.

Por esta razón, eventualmente tu perro te mirará fijamente para "leer" tus emociones y comprender el mensaje que tu cuerpo expresa de forma no verbal. Todo ello suele ocurrir cuando hablamos con nuestros perros o nos ponemos a hacer algo que les resulta muy curioso o extraño. Entonces, ellos nos mirarán con mucha atención para intentar comprender qué les estamos diciendo o qué estamos haciendo al observar las señales no verbales que comunicamos con nuestro rostro y con todo nuestro cuerpo.

Recuerda que, aunque tu peludo pueda aprender muchas palabras, su forma de expresarse y relacionarse se basa en el lenguaje no verbal. Por ello, si quieres mejorar tu vínculo y la comunicación con tu mejor amigo, te invitamos a conocer más sobre las posturas de los perros y sus significados en ExpertoAnimal.

Tu perro te mira atentamente durante su entrenamiento

Si tu perro te mira fijamente durante una sesión de adiestramiento canino, esta es una excelente señal de que está prestando atención a las órdenes que le enseñas. De hecho, el contacto visual tiene un rol clave en el entrenamiento de los canes, en especial cuando nos proponemos a educar a un perro sordo.

Antes de empezar cada sesión y a la hora de presentar cada nuevo comando o tarea, debemos asegurarnos de que nuestro perro esté atento y debidamente concentrado en el entrenamiento. Una de las mejores pruebas de que tu perro te está prestando atención es cuando logras mantener un contacto visual con él. Para ello, será esencial que tu peludo ya haya aprendido a acudir a tu llamada antes de comenzar a presentarle las órdenes básicas de obediencia canina. En el caso de un perro sordo, lo mejor será utilizar un collar vibratorio para captar su atención y conseguir que te mire atentamente.

Además, también es importante elegir el lugar adecuado para enseñar a tu peludo y favorecer su concentración. Básicamente, debemos evitar los sitios que ofrecen un exceso de estímulos, como ruidos, olores, personas, perros, gatos, etc.

Tu perro te mira fijamente y adopta una postura defensiva

Al contrario de lo que podrás leer en algunos sitios, mirar fijamente a tu perro no significa darle un "abrazo canino". En realidad, los perros suelen interpretar esta actitud como una especie de reto o confrontación.

Si tu perro te mira fijamente y adopta una postura agresiva, con señales como enseñar los dientes, los pelos erizados, poner las orejas hacia atrás y gruñir, significa que está enfadado y se prepara para atacar. En este caso, lo mejor que puedes hacer es desviar la mirada, alejarte lentamente sin hacer movimientos bruscos o darle la espalda, y esperar a que el animal se calme.

Después te recomendamos llevarlo al veterinario para descartar posibles problemas médicos que puedan ocasionar problemas de comportamiento, como la agresividad. Tras descartar posibles causas patológicas, necesitarás buscar la ayuda de un etólogo o educador canino para establecer un tratamiento basado en pautas específicas según las necesidades de tu mejor amigo.

¿Por qué mi perro me evita la mirada?

Muchos tutores se preguntan qué significa cuando sus perros miran de reojo o evitan la mirada. Para comprender esta actitud de nuestros mejores amigos, debemos aprender a analizar no solo su forma de mirar, considerando también las demás señales trasmitidas por su cuerpo.

Si tu peludo te mira de reojo, te evita la mirada y muestras otras señales de calma, como bostezar, relamerse o girar su rostro, puede significar que no entiende lo que le dices o pides a través de tus palabras. Suele ocurrir cuando le hablas o tratas de enseñarle alguna nueva orden en las sesiones de entrenamiento.

Lógicamente, al no conseguir entenderte, tu peludo se mostrará incómodo y no sabrá exactamente cómo debe actuar en esta ocasión. Por ello, recuerda siempre que tu postura y tus expresiones deben estar en sintonía con lo que tus palabras transmiten, así podrás comunicarte de forma más eficiente con tus peludos.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué significa cuando un perro te sostiene la mirada?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Mirar fijamente es bueno

Los perros, cuando miran a su dueño intensamente, normalmente quieren decir algo. Con su mirada son capaces de hacer entender si necesitan algo o si la situación no va bien. También es una forma de expresar su cariño y amor, especialmente las hembras. Un estudio del Centro de Cognición Canina de la Universidad de Duke se planteó esta cuestión y llevaron a cabo un experimento: juntaron en una misma habitación a canes y personas para analizar lo que sucedía cuando se miraban fijamente y el resultado fue sorprendente.

Entre las parejas que habían establecido contacto visual de forma intensa se había segregado oxitocina, la llamada hormona del amor y la felicidad que se produce cuando se está feliz. Esta investigación refuerza la teoría de que es positivo mirar a los ojos a nuestra mascota y que ellos lo interpretan como un signo de amor.

Un signo de alerta

La mirada intensa de un perro desconocido también puede ser un mecanismo de defensa. Para saber su significado exacto simplemente tienes que interpretar si lo acompaña de otros gestos como el rabo (en tensión), el pelo (erizado) o lasorejas (hacia atrás). Tu sentido común te hará entender de lo que se trata.

Mirada fija

Cuando un perro mira fijamente a otro es porque está a punto de atacar. Es una mirada tensa que estos animales sólo sostienen cuando tienen un motivo por el que pelear (hembra en celo, territorio, comida, juguete o por su vida). Normalmente, el perro mostrará además los colmillos, el pelo de la espalda erizado y puede gruñir.

Evita el contacto visual

En situaciones tensas, como por ejemplo cuando un perro se acerca a otro que es tímido o inseguro, éste último evitará mirarlo. De esta manera, le estará diciendo que no quiere conflictos y que quiere que se aleje.

También reaccionará así si ha tenido la mala suerte de vivir en una casa donde se le maltrataba, incluso mucho después de haber encontrado una buena familia.

Está atento

Sabremos si el perro está atento si tiene los ojos bien abiertos. Puede tener asimismo las orejas bien erguidas, la boca completamente cerrada o ligeramente abierta, y en una posición lista para actuar. Por ejemplo, se mostrará así cada vez que estemos a punto de lanzar su pelota favorita, o antes de salir a pasear.

Quiere jugar

Si parpadea nos estará diciendo que quiere jugar. Y si nos quedan dudas, lo podremos confirmar si lo vemos agachado, un poco hacia atrás, con las patas delanteras estiradas, y con la boca ligeramente abierta. A veces incluso ladrará. Será un ladrido corto, agudo, muy alegre.

Sabiendo esto, podremos comunicarnos mucho mejor con nuestro querido amigo.

Pin
Send
Share
Send
Send