Animales

CONEJO GIGANTE DE FLANDES » Características, comportamiento y hábitat

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Estás pensando en tener un conejo pero quieres algo distinto a lo convencional? Los conejos son mascotas estupendas, son divertidos, cariñosos, suavecitos y fáciles de cuidar. Sin embargo, ¡no son todos iguales! El conejo gigante de Flandes es especial y dista mucho del concepto que todos tenemos de conejo. En este artículo te hablamos de las características que hacen del gigante de Flandes un conejo único.

Temperamento del conejo gigante de Flandes

¡No relaciones el gran tamaño de este conejo con un carácter rudo y bravo! Se trata de un animal realmente dócil. Además, a diferencia de otras razas de conejo, que son muy activas, el gigante de Flandes es muy calmado, no le gusta correr ni saltar, prefiere la vida tranquila y estar tumbado descansando. Probablemente esto se deba a que moverse le cuesta más por su gran tamaño.

Cuidados del conejo gigante de Flandes

Como todos los conejos, el gigante de Flandes necesitará una jaula en la que vivir, cómoda y adaptada a su tamaño para que se mueva con libertad y no se agobie.

Su alimentación debe ser completa, sana y equilibrada para cubrir todas sus necesidades nutricionales y preservar su buen estado de salud, previniendo la obesidad y muchas otras enfermedades.

Recuerda que los conejos, como el resto de mascotas, necesitan vacunas. Además, debes ir al veterinario cada vez que detectes síntomas de enfermedad o comportamientos inusuales y es recomendable llevarle a revisiones generales periódicamente.

Si quieres tener un conejo de Flandes, tendrás todas las ventajas y virtudes de un conejo clásico, pero con un toque diferente. ¡Desde luego es una mascota peculiar!

Comportamiento

A grandes rasgos, se habla de una especie dócil y tranquila perfecta para animal de compañía por ser sociable con otras especies de la fauna. Sin embargo, es necesario enfatizar en la importancia de un proceso de socialización desde edades tempranas, ya que su timidez puede transformarse en reacciones agresivas cuando se siente amenazado.

Aunque el origen de la raza se sitúa en Europa, siendo exactos en la región de Flandes, en la actualidad el hábitat de la especie se ha extendido debido a su calidad de animal doméstico, aunque se hable de un animal perezoso que pocas veces se le ve saltar, es necesario su desarrollo en emplaces que le brinden el espacio suficiente para ejercitarse.

El ritmo sedentario y pasivo del conejo gigante de Flandes obliga a tener especial cuidado al momento de alimentarlo. Es de entender que su dieta demanda cantidades superiores de comida respecto a las especies pequeñas, esto no significa que deban ofrecérseles raciones que sobrepasen las calorías que es capaz de quemar durante el día.

El menú recomendable para esta especie conejos ha de incluir un elevado contenido de proteínas y nutrientes, de la misma manera, es fundamental agregar a la dieta heno fresco y de calidad que contribuya a que su proceso digestivo transcurra adecuadamente, cabe acotar que suministrarle la presentación en polvo puede desencadenarle problemas respiratorios.

Adicional a la atención especial que debe tenerse a la hora de darles de comer, otro aspecto de relevancia para cuidado del conejo gigante de Flandes radica en las dimensiones de la jaula en la que se pretende que el animal viva. Su peso y tamaño demandan espacios amplios en los que pueda desplazarse sin mayor inconveniente, asimismo, es importante valorar que la misma sea lo sufrientemente grande no solo en lo horizontal para que camine, sino tan alta que impida el roce del techo con las orejas del conejo.

Domesticación

Como se comentaba al principio – y lejos de lo que podría suponerse con semejante tamaño – tener un conejo de Flandes como mascota es relativamente fácil, tanto así, que hoy en día, son muchos los programas con niños y enfermos que le incluye debido a su docilidad.

Del mismo modo, distintas federaciones y asociaciones se dedican a la crianza exclusiva de la especie, de manera que como cualquier otro animal, lo que tiene que imperar es el compromiso y responsabilidad para con ellos.

La historia de un conejo gigante

El conejo (gigante) de Flandes tiene una larga historia, de varios cientos de aГ±os. Sus primeros registros se remontan al viejo siglo XVI y a la ciudad de Gante, en BГ©lgica, aunque hay autores que dicen que los primeros conejos gigantes de Flandes no aparecieron hasta el siglo XIX.

Probablemente nacieron a partir de la hibridaciГіn de otras razas ahora desaparecidas, la libre belga y la comГєn Steenkonijn, o conejo de una libra tГ­pico de este paГ­s. En su origen, los conejos fueron criados para proporcionar carne y piel. En el XIX, esta variedad de conejo hizo furor y fue exportada a Reino Unido y AmГ©rica.

Sin embargo, en 1900 la atenciГіn sobre este animal fue decayendo y, aunque sigue siendo bastante comГєn, no todo el mundo recuerda que existe asГ­ que su imagen todavГ­a recorre las redes como si de un engaГ±o se tratase. Pero nada mГЎs lejos de la realidad: el conejo existe y es tan grande como un perro.

ВїCuГЎl es el conejo mГЎs grande del mundo?

Por el momento, los conejos mГЎs grandes vivos pertenecen a esta raza, que a su vez es parte de la misma especie que el resto de conejos comunes, Oryctolagus cuniculus. El rГ©cord lo ostenta "Darius", un animal que en 2010 alcanzГі el metro con veinte centГ­metros. Los conejos son lagomorfos, un orden bastante extenso entre los que se encuentran los picas o los conejos patagГіnicos.

TambiГ©n se cuentan entre ellos, por supuesto, las liebres, que por mucho que resulten parecidas a los conejos, no son de la misma especie, asГ­ como una decena mГЎs de gГ©neros. Eso sin contar con los extintos. En general, el orden Lagomorfa es famoso por haber sido tan prolГ­fico como sus miembros. Y entre tanto "conejo", ВїcuГЎl ha sido el mГЎs grande de todos?

Si el gigante de Flandes ostenta el tГ­tulo de bruto entre los actuales, el rey fue, sin duda, el conejo gigante de Menorca, o Nuralagus rex, un enorme bicho que viviГі hasta el Plioceno y que podГ­a llegar a pesar, estimamos, unos veintitrГ©s kilos.

ВїConejos grandes o conejos obesos?

Los conejos gigantes de Flandes han sido seleccionados por hibridaciГіn, que es el tipo de selecciГіn natural dirigida por la mano humana usada de forma tradicional. Gracias a este sistema de selecciГіn hoy dГ­a disponemos de animales domГ©sticos y vegetales domГ©sticos, entre otros.

Sin embargo, esta forma de forzar la evoluciГіn tiene sus consecuencias fisiolГіgicas. Aunque los conejos gigantes de Flandes son perfectamente felices, si no se cuida su alimentaciГіn y su trato pueden sufrir de diversas lesiones. Por ejemplo, si cogen sobrepeso, algo relativamente sencillo, estos animales pueden desarrollar un problema serio en su espina dorsal.

Esto tambiГ©n puede ocurrir si no se manipulan adecuadamente ya que su masa corporal es demasiado grande para sus huesos, lo que les puede ocasionar lesiones. En general, estos conejos son como el resto: mansos y dГіciles ante el trato adecuado. La Гєnica diferencia con uno domГ©stico de otra raza estГЎ en su tamaГ±o.

Esto quiere decir que necesita mГЎs espacio y mГЎs comida, asГ­ como mГЎs limpieza. Un conejo gigante de Flandes puede llegar a alcanzar la asombrosa cifra de diez kilos de peso, algo mГЎs que algunos perros grandes.

Características de los conejos gigantes de Flandes

Estas mascotas de gran tamaño tienen la peculiaridad de ser muy tranquilas y por lo tanto, no se les va a ver corriendo muy a menudo, siendo más habitual que se muevan para comer, inspeccionar el terreno y poco más. Tampoco son dados a los saltos, puesto que van a sufrir sus articulaciones en el impacto contra el suelo, prefieren quedarse en tierra firme.

Su anatomía es muy similar a la de cualquier conejo común, aunque tiene muchos rasgos que nos recuerdan a las libres, teniendo unas orejas largas, que empiezan siendo muy finas para terminar en con unos bordes redondeados muy amplios. Asombra ver sus grandes patas traseras, con una planta muy alargada. El rabo terminará en pico y generalmente será en parte de color blanco. El morro será alargado y grande, con una fuerte papada inferior, que será más habitual en las hembras que en los machos.

La coloración de su pelaje también nos recordará a las liebres, pues mezcla el marrón con el dorado, el gris y el negro, teniendo el vientre blanco o de un color más clareado. Aunque existen también ejemplares de color negro o incluso blancos, no se ha fomentado mucho su crianza, ya que son pocos los que tienen estos animales como mascotas y por lo tanto, no se le da importancia a su coloración.

Estas mascotas rara vez se encuentran en España o el sur de Europa, siendo un conejo de compañía perfecto en el norte europeo, lugar del que son originarios.

"ВїPuedo tener un conejo gigante, porfa?"

De hecho, sГ­. Como hemos dicho, no es una animal difГ­cil de encontrar. Es relativamente comГєn. Y, ademГЎs, es un ser dГіcil y agradable, fГЎcil de mantener y cuidar. El Гєnico inconveniente es el espacio que necesita. Al contrario que otros conejos, no se puede limitar a un espacio de confinamiento pequeГ±o, porque se estresa y sufre mucho.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos exige para estos animales un espacio como mГ­nimo de medio metro cuadrado para su correcto alojamiento, aunque se aconseja por lo menos un metro cuadrado. Por otro lado, al contrario que ocurre con otros conejos mГЎs pequeГ±os, su peso ha de tenerse en cuenta con todo tipo de detalles: el suelo, la caseta donde hagan su madriguera, o, incluso, los aperos de descanso.

Pero en general, tener como mascota a un conejo gigante de Flandes es relativamente sencillo. De hecho, actualmente se emplea en varios programas con niГ±os y enfermos debido a su docilidad. Existen, incluso, varias federaciones y asociaciones dedicadas en exclusiva a esta raza y su crГ­a. AsГ­ que, dicho todo esto, y siempre con la idea mente de ser completamente responsables con los animales, nada nos impide cuidar de uno.

Cuidados del conejo de Flandes

Lo principal que va a necesitar el conejo gigante de Flandes es espacio. Si en los conejos comunes que tenemos de mascota esta era una premisa importante, cuando hablamos de estos, se vuelve mucho más importante, ya que con su tamaño, contar con un espacio muy pequeño puede ser un martirio para el animal, por lo que tendrás que optar por las jaulas de mayor tamaño que encuentres en las tiendas de animales, aunque si estas te parecen muy pequeñas, lo que tendrás que mirar son conejeras especiales para campo o incluso aviarios que tendrán unas medidas perfectas para estos animales. También deberás de mirar si las jaulas para otras mascotas pueden servirte como jaulas de perros, puesto que tendrá un tamaño mucho mayor.

Lo importante en estos casos no es que la jaula tenga una estructura vertical, sino todo lo contrario, cuanta mayor longitud tenga mucho mejor, puesto que el animal solamente se pondrá sobre las dos patas traseras en algunas ocasiones, pero sí se estirará y necesitará ocupar el mayor espacio posible.

Cabe destacar que la higiene también es esencial, debiéndolo limpiar cada semana como máximo, evitando que la jaula tenga humedad y muchas heces.

Alimentación de los conejos de Flandes

El conejo de Flandes tiene una alimentación muy parecida a la de otras razas, pero con la diferencia que estos van a comer mucho más. Cuando un conejo convencional puede llegar a comer una bolsa de un kilo en una semana o dos, esta mascota podrá comérselo en pocos días, por lo que tendrás que comprar mucha comida para que esté saciado, aunque debes recordar que tampoco va a ser bueno dejarles que se lleven por su apetito voraz, puesto que tienen tendencia a coger mucho peso, siendo muy dañino para sus articulaciones. Según muchos cuidadores y dueños de estas mascotas, una manera de tenerlos sanos y muy fuertes, es darle mucha fruta y verdura al día, pudiendo pastar a sus anchas por el campo. Si esto no es posible, tendrás que suministrarle mucho heno, con tal de que su tránsito intestinal funcione bien, ya que al igual que los conejos normales, suele tener problemas digestivos.

Aunque sean animales muy perezosos, deberás de sacarlos de sus jaulas o lugares donde se encuentren durante al menos una hora, dándoles juego y haciéndoles que anden y se muevan, de esta manera estirarán sus patas y conseguirán quemar todas las calorías que han ingerido al cabo del día.

El agua debe de ser abundante, por lo que los biberones convencionales no van a servir para estos grandes animales, teniendo que tener cuencos. Estos deben de ser cambiados como mínimo a diario, siendo lo más recomendable que en el día se cambien al menos una vez, para constatar que el agua está limpia y fresca.

Características principales

Se trata de un conejo cuya raza es de las que más grandes son. Por lo general, un conejo estándar suele pesar entre 3 y 4 kilos. El gigante de Flandes pesa entre 7 y 10 kilos e incluso se han llegado a registrar ejemplares con 18 kilos. Como pueden ver, la diferencia no solo en el peso, sino en el tamaño es considerable. Es importante que si vas a tenerlo como mascota, primero te asegures de que vas a poder cuidarlo correctamente y darle lo que necesita.

Son muchas las personas que adoran los animales de tamaño minúsculo y cuando crecen, acaban por aborrecerlos y por abandonarlos. Si vamos a tener una mascota, hay que tener las ideas claras y conocer a fondo la especie y sus cuidados antes de adquirirla. De ante mano se sabe que este conejo pesa mucho más que lo comunes y tiene un gran tamaño igualable al de un perro.

Su cabeza es bastante característica por ser ancha y grande. La papada le hace parecer un experto en artes marciales y sus orejas son bastante largas y grandes. Por ello, no son rectas sino que tienen forma de V. Su cola es redondeada y se puede apreciar su arqueada columna vertebral.

Esta especie tiene distintas variedades y en ellas residen la multitud de colores que nos podemos encontrar. Los hay negros, marrones, blancos, grises y hasta azules y beige.

¿Conejo grande u obeso?

Es posible que muchas personas, cuando ven a este conejo de tamaño descomunal, acaben confundiendo su volumen con la obesidad. El conejo gigante de Flandes ha sido seleccionado por hibridación y corresponde al habitual tipo de selección natural dirigida por el ser humano. A causa de este tipo de selección natural nos podemos encontrar con animales domésticos e incluso vegetales domésticos hoy día.

Este tipo de evolución condicionada por la mano del ser humano puede traer consecuencias fisiológicas. Y es que este tipo de conejos puede ser perfectamente feliz a pesar de su tamaño. Sin embargo, su alimentación es vital, dado que si ya de por sí son grandes, si acaban engordando podrían tener graves lesiones.

Que un conejo gigante de Flandes coja algo de sobrepeso es muy común, dado que es complicado resistirse ante la mirada de pena que ponen cuando quieren comida. Pero hay que recordar que son animales con muy poca o ninguna actividad física, por lo que su gasto calórico es mínimo. Si esto es así siempre, lo más recomendable es hacer que se muevan algo con alguna pelota o juguete que les atraiga o reduciendo las comidas. Si nuestro conejo sufre de sobre peso es posible que llegue a tener graves problemas en la espina dorsal.

Espero que con estos consejos puedas disfrutar de tu conejo gigante de Flandes sin ningún problema.

Pin
Send
Share
Send
Send