Animales

Remedios para que los perros no se laman las patas

Pin
Send
Share
Send
Send


En ocasiones nuestro perro puede presentar alguna irritación en su piel, que podremos observar como un área enrojecida y/o pruriginosa. Esta irritación, que puede llegar a causarle una gran incomodidad, puede tener varias causas que nuestro veterinario tendrá que determinar para poder prescribir el tratamiento más adecuado.

En este artículo de ExpertoAnimal veremos qué hacer si nuestro perro tiene la piel irritada, qué motivos le pueden causar irritación, qué podemos hacer para solucionarlo y, también, cómo podemos prevenir este problema que, si bien no suele ser grave, sí supone una considerable incomodidad y va a requerir ayuda veterinaria.

¿Por qué mi perro tiene la piel irritada?

Para saber qué hacer si tu perro tiene la piel irritada, lo primero será conocer las causas que pueden provocar esa irritación. En general estaremos ante dermatitis, es decir, la inflamación de la piel que pueden provocar alergias, el contacto con sustancias irritantes o parásitos, especialmente las pulgas. Todos estos trastornos pueden afectar a perros de cualquier edad en mayor o menor grado y debe ser nuestro veterinario quien, tras la revisión del perro y las pruebas pertinentes, determine el diagnóstico. Para ayudarle en esta tarea podemos observar aspectos como los siguientes, que van a proporcionar una información muy importante de cara al diagnóstico:

  • Datos sobre el estilo de vida de nuestro perro, es decir, en qué entorno vive o pasea, cuándo, cuánto tiempo, cuál es su relación con otros animales, etc.
  • Alimentación.
  • Antiparasitarios que utiliza y su calendario de uso, así como si ha estado tomando o toma algún medicamento. Si nuestro perro ha sido tratado para la irritación de la piel con anterioridad, también se lo debemos notificar al veterinario.
  • Cómo se ha iniciado la irritación y si es la primera vez que se da o se trata de una recaída.
  • Tener en cuenta si se produce solo en una época del año determinada o en cualquiera.
  • Observar si existe presencia de prurito y si este es leve, moderado o intenso.
  • Revisar al perro para ver si la irritación está localizada a alguna zona o, al contrario, se encuentra generalizada. En este último caso, hay que saber cuál ha sido la velocidad de la extensión.
  • También es importante anotar las características de las lesiones, como su forma, su coloración, la formación o no de heridas, etc.
  • Por último, debemos observar si nuestro perro presenta otros síntomas.

Además de contemplar todos estos datos, el veterinario examinará a nuestro perro y podrá realizarle pruebas como la observación de muestras de pelo y piel, raspados, cultivos, examen con la lámpara de Wood (discrimina la presencia de hongos), biopsias o pruebas de alergia. A continuación veremos las causas más comunes de irritación de la piel en perros.

Dermatitis atópica, principal causa de irritación de la piel del perro

Esta afección presupone una predisposición del perro a desarrollar reacciones dehipersensibilidad a diferentes alérgenos que se van a localizar en el ambiente. La piel aparecerá irritada, inflamada y con picor como reacción a ácaros, pólenes, esporas, etc. Esta dermatitis suele darse en perros jóvenes, con edades comprendidas entre los 6 meses y los 3 años. Las lesiones pueden ser estacionales o mantenerse durante todo el año y estas pueden aparecer de manera generalizada o centrarse en determinadas zonas como la cara o los pies. Como el perro se va a rascar, es fácil que se presenten heridas, alopecias y demás complicaciones secundarias al rascado. También se puede complicar el cuadro con el desarrollo de otitis o conjuntivitis.

Para establecer qué hacer si nuestro perro tiene la piel irritada por este motivo debemos tener muy en cuenta que se trata de una enfermedad tratable pero no curable, lo que quiere decir que el tratamiento va a ser de por vida. Así, se deberá evitar, en lo posible, el contacto con los alérgenos. En general, la dermatitis atópica se trata con baños, dieta hipoalergénica y con ácidos grasos, control escrupuloso de pulgas (veremos que estos parásitos pueden ser fuente de dermatitis) e inmunoterapia en los casos recomendados, es decir, administración de vacunas. Durante las crisis puede prescribirse, también, medicación para controlar el picor o fármacos contra las potenciales infecciones asociadas. Se trata de un trastorno relativamente frecuente.

Irritación de la piel del perro por alergia alimentaria

En ocasiones, la irritación de la piel tiene su origen en la reacción de hipersensibilidad a alérgenos presentes en los alimentos, como pueden ser las carnes, los productos lácteos, los cereales, la soja, los huevos, el pescado o algunos aditivos. Es otra de las dermatitis frecuentes en perros y tiene como característica básica el picor en diferentes partes del cuerpo, lo que, como hemos visto, puede ser responsable de lesiones secundarias por rascado (autotraumatismos). También puede complicarse con otitis y, en menor medida, signos gastrointestinales.

En este caso, ¿qué podemos hacer si nuestro perro tiene la piel irritada? Ofrecerle una dieta de eliminación. Esta consiste en alimentarlo durante un mínimo de 6 semanas con comida que no haya probado con anterioridad, para lo que puede recurrirse a una dieta casera o a alguna de las que se encuentran en el mercado especialmente formuladas para estos casos, hipoalergénicas o hidrolizadas. Si con la nueva alimentación los síntomas remiten y vuelven si proporcionamos la dieta original, se dará por confirmado el diagnóstico. El tratamiento va a consistir en evitar el alimento o alimentos que desencadenan la alergia. Para identificarlos, podemos volver a realizar la dieta de eliminación, esta vez, a base de única fuente de proteína para identificar si se trata de un tipo de carne o pescado. No obstante, lo más efectivo suele ser acudir al veterinario para someter al animal a pruebas de alergia. Cabe destacar que este tipo de alergia puede aparecer a cualquier edad.

Irritación por dermatitis alérgica a la picadura de pulgas

En esta dermatitis el perro reacciona a antígenos que se encuentran en la saliva de la pulga. Así, basta una única picadura para que la irritación se desencadene. Este problema puede afectar a perros de diferentes edades y en cualquier época del año, ya que las condiciones de la mayoría de las viviendas permiten que las pulgas sobrevivan en cualquier mes.

La irritación va a aparecer en la zona lumbosacra, es decir, aproximadamente sobre la cola y la última parte del lomo, aunque también se puede extender hacia los costados o el abdomen. Como en las dermatitis anteriores, veremos que el perro tiene la piel irritada y se rasca mucho, lo que va a producir lesiones como heridas o alopecias. El diagnóstico es relativamente sencillo al encontrar pulgas sobre el animal o sus restos en forma de bolitas negras que son sus excrementos. Si las mojamos, veremos que están constituidas por sangre. En ocasiones no es posible identificar la presencia parasitaria pero se considerará el diagnóstico correcto si el perro responde favorablemente al tratamiento antiparasitario.

En estos casos el qué hacer si el perro tiene la piel irritada pasa por establecer, de acuerdo con nuestro veterinario, un estricto calendario de desparasitaciones, además de un control ambiental para eliminar todas las fases del parásito. Es importante que todas las medidas se extiendan a la totalidad de los animales que convivan. Hay que utilizar productos que eliminen las pulgas adultas e inhiban las formas inmaduras.

Mi perro tiene la piel irritada y se rasca mucho - Sarna sarcóptica

Se trata de una dermatitis causada por el ácaro Sarcoptes scabiei en la que veremos que el perro tiene la piel irritada y se rasca mucho, pues esta afección produce un prurito muy intenso por el que el perro, literalmente, no puede dejar de rascarse. Además, es una enfermedad muy contagiosa, pudiendo afectar a perros, gatos y humanos, especialmente a los más pequeños, ancianos o previamente enfermos. Afecta mucho a la zona de los codos y las orejas y, al igual que en el resto de dermatitis pruriginosas, veremos alopecias y autotraumatismos por rascado, así como de costras.

Al diagnóstico se puede llegar por visualización directa del ácaro al microscopio tras tomar una muestra por raspado. Hay que tener en cuenta que esta observación no siempre es posible, por lo que en estos casos se confirma el diagnóstico cuando el animal responde al tratamiento. Debido al riesgo de contagio se recomienda tratar el entorno, aspirar frecuentemente y lavarse bien las manos tras manipular al animal.

Recomendaciones para aliviar la piel irritada de un perro

Además de las indicaciones anteriores en función de la causa subyacente, si todavía nos preguntamos qué hacer si nuestro perro tiene la piel irritada o cómo calmar la piel irritada de un perro, podemos seguir una serie de recomendaciones como son las siguientes:

  • Acudir al veterinario lo antes posible, ya que así evitaremos que el perro se autolesione y, en consecuencia, se agrave el cuadro.
  • No debemos aplicar ningún fármaco sobre la piel irritada, pues podría resultar contraproducente, además de dificultar el diagnóstico.
  • Tampoco debemos bañar al perro antes de tener un diagnóstico que nos permita utilizar el champú más adecuado. Hay que recordar que no es bueno lavar con mucha frecuencia a los perros, salvo que esos baños formen parte del tratamiento. No obstante, si por el motivo que sea no podemos acudir al especialista de inmediato, nuestro perro tiene la piel irritada y se rasca mucho, una medida de urgencia o primeros auxilios puede ser llevar a cabo un baño de avena.
  • Podemos aplicar a modo de primeros auxilios compresas frías (pero no heladas) si la piel del animal está muy caliente al tacto.
  • Los aceites vegetales con propiedades hidratantes como el aceite de oliva también pueden ayudarlos a aliviar la irritación de la piel de nuestro perro.
  • Tenemos que seguir escrupulosamente el tratamiento que nos prescriba nuestro veterinario.
  • Los suplementos o alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 ayudan a aliviar el picor y a mejorar la salud cutánea.
  • La prevención de las irritaciones va a depender de su causa. En líneas generales va a incluir medidas como las desparasitaciones periódicas, las dietas hipoalergénicas, evitar los paseos en las horas de mayor presencia de polen en el ambiente, la higiene y, sobre todo, la rápida asistencia veterinaria para que el problema no se agrave.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué hacer si mi perro tiene la piel irritada?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de la piel.

Por qué se lamen los perros las patas

Los motivos por los que un perro puede estar lamiéndose las patas o incluso mordiéndoselas son muchos. Pueden hacerlo porque estén sufriendo una alergia cutánea, una dermatitis, sarna o porque tienen debilidad en ellas. Hay lesiones en la columna o problemas de huesos o en la cadera, como una displasia, que le hacen lamerse.

¿Y por qué lo hacen? Pues porque para los perros, ese lamido es una acción que significa curación. También lo hacen para llamar tu atención sobre la zona afectada. Por ello, si se está lamiendo las patas por un problema en sus extremidades, huesos o articulaciones, tienes que comprobar cómo camina, ¿lo hace mal, se tambalea o le cuesta mantener el equilibrio? Entonces es posible que se trate de esto. La solución pasa por ir al veterinario, no hay remedios caseros para los problemas de huesos.

Si es mayor, tu veterinario puede que le recomiende calor y una buena alimentación con refuerzo de calcio, vitamina E y D, también que reduzca el esfuerzo físico y que seas extremadamente cariñoso, eso le ayudará a salir adelante con una sonrisa.

Mi perro se lame mucho las patas y las tiene rojas

Los ácaros, las pulgas y las garrapatas son grandes enemigos de tu perrete. Si se alojan en sus piernas, le provocarán una gran picazón que le harán morderse y lamerse hasta que queden en carne viva. No dejes que eso ocurra. Una vez que lo lleves al veterinario para que lo desparasite, te toca a ti hacer los deberes en casa para evitar que vuelva a contagiarse.

Lo primero es la higiene personal. No puedes bañar a tu perro todos los días, algunas razas no es recomendable que se metan en el agua ni siquiera cada dos meses, pero sí puedes limpiarle las almohadillas de sus patitas y su pelamen. Todos los días siéntate a su lado y peínale varias veces su pelo con un cepillo.

Al hacerlo, arrastrarás partículas de polvo, ácaros y suciedad que son focos de infección para su piel. Las alergias también son motivo de picores, tanto las producidas por motivos ambientales como por alimentarios. Muchos cuidadores se creen que su perrete se rasca las piernas porque algo les ha picado ahí pero, a veces, una comida de baja calidad les provoca reacciones en ellas.

Causas principales

La causa principal de las patas rojas es el contacto con irritantes. Estos pueden ser los químicos empleados en el prado, en los limpiadores de pisos o la sal de roca empleada en el invierno. Si sospechas que éste es el caso, lava las patas del perro con detergente suave o champú de perro y enjuágalas con una mezcla 50:50 de vinagre blanco y agua. Para perros con patas delicadas las botas para perros pueden mantenerlos cómodos.

Qué puedo hacer para que mi perro no se chupe las heridas

Por ello, es fundamental que cambies su comida por otra de más calidad. Lo mejor es que te pongas en contacto con nuestros dietistas online y les preguntes qué puede comer tu perro o cachorro en función de su problema de piel. Es importante que combine pienso seco, recetas húmedas y comida natural llena de nutrientes. Con eso se le irán yendo las alergias. Es importante que un veterinario determine si algo le sienta mal.

Lavar mucho a tu perro puede estropear su piel, provocarle dermatitis y causarle el picor por el que tanto necesita lamerse, pero eso no quiere decir que no puedas limpiarle las almohadillas que apoya cuando camina. Existen soluciones recetadas por veterinarios que se vierten en agua tibia, se sumergen en ellas sus patitas y así se limpian y se desinfectan.

Esto previene infecciones y es un plus para su higiene diaria. Para conseguir este remedio, ponte en contacto con nuestros veterinarios online, estaremos encantados de darte más soluciones específicas para el tipo de picor que tenga tu perro. Por internet encontrarás consejos relativos a aplicarle miel u otros productos alimenticios sobre su piel para darle alivio. Te recomendamos que antes de aplcarlos, consultes con nuestros especialistas porque puede ser sarna o una alergia, con lo que con esos remedios estarías perdiendo un tiempo valioso para tratarlo convenientemente.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

Causas secundarias

Las patas rojas pueden estar causadas por otras condiciones. Un síntoma común de la alergia a los alimentos son las patas rojas, inflamadas y con rasquiña. Algunos parásitos, en particular los anquilostomas, entran al sistema del perro a través de sus patas y mientras que muchos de los perros no presentan síntomas hasta que los anquilostomas se adhieren a las paredes intestinales otros pueden presentar irritación en el punto de entrada del nemátodo. Un perro puede lamer incesantemente sus patas debido a una uña vencida o a una espina, el lamido constante produce enrojecimiento y heridas llamadas granulomas. Un perro aburrido o estresado puede también desarrollar el hábito de lamerse las patas

Cuando una sola pata está roja

Si solo una pata está roja es poco probable que la causa sea el contacto con irritantes o alergia. Puede ser una picadura de insecto, una espina, una uña rota o infección por hongos. La infección por hongos puede atacar una sola uña o dedo de la pata. Revisa también en medio de los dedos buscando cuerpos extraños o quistes interdigitales. A no ser que se trate de una picadura o una espina fácil de quitar, probablemente el perro necesite la atención del veterinario. Si la causa se debe a anquilostomas, una sola dosis de medicamento para los gusanos prescrita por el veterinario los matará y la irritación deberá desaparecer rápidamente.

Cuando todas las patas están rojas

Sospecha de irritación por contacto o alergia a los alimentos si las patas del perro están rojas en todo momento. Las patas rojas pueden también ser un síntoma de sobrepoblación de levaduras (cándida Albicans). Tu veterinario puede prescribir medicamentos tales como anti-histamínicos para aliviar a tu perro y ayudarte a conseguir un tratamiento. Si observas que tu perro se lame constantemente sus patas y no puedes encontrar otra causa, considera si podría ser ansiedad o aburrimiento. Si sospechas que pudiera ser esto prueba pasando más tiempo con tu perro haciendo ejercicios, jugando y entrenando. Prueba dejándolo en un jardín canino en el día y dándole algo sabroso y duradero para masticar para que ocupe su tiempo cuando esté solo.

Patas rojas por alergía

La alergía a los alimentos en los perros se manifiesta frecuentemente en las patas rojas. Si el perro tiene también rasquiña general, pérdida de pelo e indisposición frecuente del estómago podría ser una alergia a un grano o a una proteína en su comida. Una dieta de eliminación ayudará a determinar lo que le causa la alergia y hay muchas opciones en dietas de comida anti-alérgica. La alergia atópica (por partículas en el aire) y la estacional pueden también causar estos síntomas incluyendo las patas rojas e irritadas.

Heridas por quemadura

El clima juega un papel fundamental en este tipo de heridas. Cuando hace excesivo calor, nuestro can tiene muchas posibilidades de quemarse las almohadillas con el asfalto. Además, si el terreno se encuentra congelado o con hielo, las quemaduras en las plantas de las patas tendrán muchas papeletas de surgir en el animal.

Por todo ello, tanto en verano como en invierno debes calcular muy bien cuándo pasear a tu fiel compañero. En los meses más calurosos, evita las caminatas en horas centrales del día, ¡ya que el asfalto echa humo! En el período invernal, intenta que tu can corra lo menos posible por la nieve –sobre todo si no está acostumbrado a ella-. Debes proteger a tu perro del frío en la época invernal.

Evitar los paseos en las horas de excesivo calor o frío

Como ya hemos comentado en este artículo, las quemaduras en las almohadillas son un tipo de heridas comunes que pueden presentar los perros en sus plantas. ¿Cómo podemos esquivar este tipo de lesiones? Evitando que nuestro perro salga a la calle cuando hay temperaturas elevadas y cuando es probable que se encuentre con una gran cantidad de placas de hielo y nieve.

Aplicar gel de aloe vera en las almohadillas

Hablamos de un producto que puede servir tanto para prevenir como para curar las heridas. El Aloe Vera tiene propiedades hidratantes, regeneradoras, cicatrizantes, antisépticas y analgésicas, características que la convierten en una aliada perfecta contra las heridas en las almohadillas. ¡Las plantas de los canes ganarán resistencia ante cualquier erosión externa!

Ejercicio físico sin pasarse

El sedentarismo de nuestro perro implica unas almohadillas blandas más sensibles a la erosión. Por ello, es conveniente que el can tenga su dosis de actividad física diaria. Eso sí, tampoco hay que pasarse, ¡que el exceso de ejercicio termina desgastando las plantas de las patas!

Utilizar productos para endurecer las almohadillas

Existen productos que otorgan la posibilidad de endurecer estas zonas. ¿Dónde podemos conseguirlos? Nuestro veterinario nos puede facilitar determinados productos de este tipo, aunque también hay tiendas de animales que se encargan de comercializar estas sustancias. ¡Son ideales cuando tu perro va a caminar distancias más largas de las habituales!

Emplear pomadas y cremas protectoras

Son productos que se encargan de reforzar e hidratar esta zona, factores que permiten una resistencia mucho mayor de las almohadillas antes cualquier rozadura considerable.

Si te ha parecido interesante este artículo sobre las heridas de almohadillas caninas, también te recomendamos:

Video: PROBLEMAS DE LAMIDO DE PATAS (Septiembre 2021).

Pin
Send
Share
Send
Send