Animales

Envenenamiento en perros - Síntomas y primeros auxilios

Pin
Send
Share
Send
Send


Los perros son muy curiosos, siempre quieren oler o probar lo que encuentran para conocerlo. Pero a veces, esta curiosidad puede ser peligrosa, ya que comen cosas que son perjudiciales para ellos, ¡y no siempre podemos vigilarlos! Por si tu perro se pasa de curioso alguna vez, te contamos lo que debes hacer en caso de envenenamiento en perros.

Principales causas del envenenamiento en perros

Inevitablemente, en ocasiones nuestros perros pueden sufrir accidentes e intoxicarse. Reducirás mucho el riesgo de que ocurra si mantienes lejos de su alcance sustancias tóxicas como insecticidas, productos limpiadores del hogar, plantas venenosas o alimentos no apropiados para él.

Pero aun así, puede ocurrir que tu perro se intoxique. El envenenamiento en perros puede darse de tres formas:

  • Vía cutánea: el veneno entra al organismo por contacto y absorción a través de la piel.
  • Vía respiratoria: al inhalar sustancias nocivas, vapores, etc.
  • Vía oral: el perro ingiere (traga) la sustancia tóxica.

¿Qué provoca envenenamiento en perros con más frecuencia?

Los venenos y tóxicos que más comúnmente afectan a los perros son:

  • Alimentos de consumo humano no aptos para perros: chocolate, golosinas, chicles, xilitol, aguacate, uvas, nueces de macadamia, cebollas y ajos, masas fermentadas…
  • Medicamentos para humanos, especialmente el paracetamol y los antitusígenos.
  • Insectic >

Síntomas de envenenamiento en perros

Cuando un perro se intoxica o envenena, generalmente muestra algunos de los siguientes síntomas:

  • Vómitos y diarreas, a veces con sangre
  • Dolor que muestra con quejidos
  • Depresión, inactividad
  • Estornudos y tos
  • Pupilas dilatadas
  • Temblores, espasmos musculares, convulsiones
  • Hiperactividad
  • Mareos
  • Rigidez muscular
  • Desorientación
  • Parálisis parcial o total
  • Letargo
  • Inconsciencia
  • Fiebre
  • Hemorragias
  • Problemas respiratorios
  • Problemas cardíacos
  • Falta de coordinación
  • Oscurecimiento de mucosas
  • Exceso de sed
  • Orina abundante y frecuente
  • Pérdida de apetito
  • Sarpullidos, inflamaciones y otras señales tópicas

Los síntomas de envenenamiento en perros pueden variar mucho en función de lo que lo haya causado, además también puede variar la intensidad de estos y la tardanza en aparecer: mientras que algunos pueden ser casi inmediatos, otros tardan horas. Debes acudir al veterinario en cuanto los detectes, o incluso antes si sabes que tu perro se ha podido intoxicar con algo.

Primeros auxilios para el envenenamiento en perros

La visita al veterinario es obligatoria si tu perro se ha intoxicado, pero hay cosas que puedes hacer de forma más inmediata para paliar los síntomas o reducir la gravedad de ese envenenamiento:

  • Si tu perro está muy débil o incluso se ha desmayado, necesitará aire fresco. Llévalo a una zona fresca y bien ventilada.
  • Si ves restos de veneno, retíralos para evitar que su estado empeore. Además. guarda esa muestra para que el veterinario la analice. Si tienes niños u otras mascotas, haz que se queden en otra habitación para evitar contagios.
  • En cuanto hayas estabilizado a tu perro, aprovecha para llamar al veterinario. Si no estás solo, puede hacerlo otra persona para ir agilizando el proceso.
  • Si has podido identificar qué ha causado el envenenamiento de tu perro, dale la mayor cantidad posible de información sobre ese producto al veterinario, eso ayudará a solucionarlo.
  • Basándose en eso, el veterinario te recomendará primeros auxilios específicos que tendrás que poner en práctica. ¡Sigue su consejo!
  • No utilices remedios caseros ni le des de beber antes de saber si es lo apropiado o no, cada envenenamiento puede requerir un procedimiento diferente.
  • Si el veterinario te lo indica, tendrás que inducirle el vómito a tu perro siguiendo sus pautas. Así reducirás el riesgo de intoxicación, aunque parte de ese tóxico ya habrá sido absorbido por el sistema digestivo.
  • Si la intoxicación se ha dado por vía tópica, habrá que limpiar la zona bien, bañar al perro y, si es necesario, cortar el pelo de la zona afectada. Si la el tóxico ha tenido contacto con mucosas, también habrá que aclararlas bien.
  • Cuando el perro esté consciente y estabilizado, y a no ser que el veterinario te lo contraindique, podrás darle de beber agua fresca, le ayudará a espabilarse y además diluirá el veneno de su organismo, reduciendo su toxicidad.

Recuerda que, aunque estos consejos son útiles en caso de emergencia, ¡debes hacer siempre lo que te diga el veterinario! Reaccionar con rapidez puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte de un perro intoxicado.

Causas principales del envenenamiento en perros y consejos para prevenirlas

Podemos evitar situaciones en las que nuestro fiel amigo pueda resultar herido o envenenado por accidente. Lo haremos manteniendo las cosas potencialmente peligrosas fuera de su alcance de forma segura en las estanterías altas de los armarios o en armarios con llave, evitando que ingiera alguna cosa por la calle, no dejando que beban agua de la piscina o se bañen en ella cuando está recién tratada con productos como el cloro, si utilizamos insecticidas en el jardín evitaremos que nuestro perro los lama o entre en contacto con la zona hasta que estén secos los productos utilizados, entre otras medidas preventivas.

Existen tresformaspor las que un perro puede intoxicarse:

  1. Vía cutánea: Cuando el veneno entra en contacto con la piel del animal y esta lo absorbe introduciéndolo en el organismo.
  2. Vía respiratoria: Cuando la sustancia tóxica es inhalada por nuestro can y entra en su organismo a través de la absorción en los conductos respiratorios y los pulmones.
  3. Vía oral: Cuando nuestro perro ingiere algo inadecuado y le provoca una intoxicación.

A continuación, exponemos los venenos y tóxicos más comunes, es decir, los causantes del envenenamiento más frecuentes:

  • Alimentos humanos (chocolate, chicles con xilitol, aguacate, uvas, nueces de macadamia, cebolla, ajo, etc.)
  • Medicamentos para humanos (paracetamol, jarabe para la tos, etc.)
  • Insecticidas, pesticidas, venenos, herbicidas y fertilizantes (carbamato, amitraz, piretrina, arsénico, warfarina, estrictina, etc.)
  • Pinturas y baterías de coche (plomo)
  • Hongos venenosos (distintos tipos de setas)
  • Insectos y otros animales venenosos (cantáridas, serpientes, sapos)
  • Plantas venenosas (cianuro)
  • Productos de limpieza (disolventes, lejía, cloro, suavizantes, detergentes, etc.)
  • Antiparasitarios (algunos productos pulverizados sobre nuestras mascotas y su entorno para ahuyentar y eliminar los parásitos externos)
  • Alcohol (en bebidas o en otros formatos)
  • Tabaco (nicotina)

Estos productos y sustancias, que se hallan en objetos, animales y plantas muy variados, son químicos y enzimas tóxicas para los cánidos y otras mascotas debido a que sus organismos no son capaces de metabolizarlos.

Síntomas generales del envenenamiento en perros

En caso de envenenamiento los síntomas pueden aparecer rápidamente o tardar horas, además son muy variados ya que dependerán de la sustancia que haya provocado la intoxicación y de la cantidad. Algunos de los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Vómitos y diarreas incluso con sangre
  • Dolor intenso con quejidos (lloriqueos)
  • Depresión y debilidad
  • Tos y estornudos
  • Pupilas dilatadas
  • Temblores, espasmos musculares involuntarios y convulsiones
  • Nerviosismo
  • Mareos
  • Rigidez muscular
  • Desorientación
  • Parálisis de alguna zona afectada o del cuerpo entero
  • Somnolencia intensa o letargo
  • Excitabilidad e hiperactividad repentina
  • Colapso e inconsciencia
  • Debilidad y fiebre
  • Salivación excesiva
  • Hemorragias por diversos orificios
  • Problemas respiratorios y cardíacos
  • Dificultad de coordinación de las extremidades por problemas neurológicos (ataxia)
  • Apatía
  • Oscurecimiento de las mucosas en algunos casos
  • Exceso de sed (polidipsia)
  • Micción muy frecuente (poliuria)
  • Irritación gástrica
  • Inflamación, irritación, sarpullido y marcas en la piel
  • Pérdida de apetito y anorexia

En cuanto detectemos algunos de estos síntomas debemos actuar rápidamente y llamar a urgencias veterinarias.

Primeros auxilios ante un envenenamiento en perros

Cuando se da envenenamiento o intoxicación en nuestro perro debemos acudir o llamar rápidamente a nuestro veterinario de confianza o a las urgencias veterinarias. Pero, ¿sabíais que existen algunas cosas que podemos hacer nosotros mismos como primeros auxilios mientras el veterinario está en camino? Eso sí, debemos hacerlo solo si el especialista no nos lo contradice y según el origen del envenenamiento. Esta actuación rápida, puede salvarle la vida a nuestro fiel compañero.

En cuanto detectemos síntomas de los anteriormente descritos, si es posible con la ayuda de alguien, debemos por un lado llamar al veterinario e informarlo de todos los indicios que podemos observar, como el estado del animal, los síntomas, el posible veneno causante del problema, sus compuestos, envases, etiquetas y todo lo posible. Además, deberemos atender los síntomas de nuestro perro envenenado según el origen del envenenamiento y el resto de indicios. Debemos mantener la calma y actuar rápidamente pensando que en estos casos el tiempo es oro.

Si tu perro ha sido envenenado y te preguntas qué hacer, estos son los pasos más comunes a seguir ante un caso de envenenamiento en perros:

    En caso de que nuestro can esté muy débil, casi desmayado, inconsciente o bien sepamos que la intoxicación se ha dado por inhalación, lo primero que debemos hacer es sacarlo a una zona abierta, ventilada e iluminada. Así podremos observar mejor cualquier síntoma y ofrecerle aire fresco a nuestro perro. Para levantarlo debemos tener cu >

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Envenenamiento en perros - Síntomas y primeros auxilios, te recomendamos que entres en nuestra sección de Primeros auxilios.

Formas de intoxicación

Pero antes, es importante que sepas que hay 3 formas de intoxicación:

    Vía oral: cuando ingiere el producto directamente, o bien se come algo -una hierba o com >Venenos más comunes

Cuando tenemos un perro tenemos que intentar mantenerlos alejados de todos los productos que a nosotros nos podría causar alguna reacción, y es que son esos mismos productos los que podrían envenenarlo: los que utilizamos para limpiar y para mantener el coche en condiciones, así como los insecticidas y abonos químicos que usamos tanto para cuidar las plantas como para mantener alejados a los insectos y otras plagas.

Además, hay muchas plantas que son venenosas, como por ejemplo las siguientes:

  • Cycas revoluta
  • Syringa vulgaris
  • Rhododendron
  • Narcissus
  • Ricinus comunnis
  • Dieffenbaquia
  • Clivia miniata

También algunos alimentos, como el chocolate, las uvas, el aguacate, la cebolla o el ajo. Además, nunca se debe de poner un medicamento para humanos sin antes consultar con un veterinario, pues podríamos poner su vida en peligro.

¿Cómo saber si ha sido envenenado?

Los síntomas más frecuentes de envenenamiento son los vómitos, diarrea, problemas para respirar y/o caminar, pérdida de apetito, apatía, marcas en la piel, babeo excesivo y, en casos más graves, convulsiones.

Si tu perro tiene alguno de estos síntomas, llévalo lo antes posible al veterinario.

Ver más sobre

Una consulta frecuente en las clínicas veterinarias se debe al envenenamiento de perros de forma accidental o intencionada.

Los perros son animales muy curiosos, su desarrollado olfato los lleva a percibir olores que a las personas nos resultan muy sutiles, esto lleva a que los peludos investiguen sobre sustancias que les llaman la atención, pudiendo ingerirlas y envenenarse, si se trata de productos tóxicos.

Otra razón que lamentablemente lleva al envenenamiento de perros, es la antipatía que algunas personas sienten hacia estos animales. Muchas veces, un perro que ladra mucho, o que ha atacado a mascotas de algún vecino, puede provocar la rabia de alguna persona y su decisión de envenenar a nuestra mascota.

Como se trata de situaciones comunes, es muy importante estar atentos a los principales síntomas que podrían avisarnos de un envenenamiento, a fin de actuar con rapidez y salvar la vida de nuestro perro. Los síntomas varían mucho según el producto ingerido, pero aquí dejamos los más frecuentes:

1. Dolor intenso: es común que tras el envenenamiento el perro sienta fuerte dolor estomacal, que lo lleva a gemir o retorcerse.

2. Mareos: notas un caminar desorientado, puede irse hacia los lados o mostrar incapacidad de mantenerse en pie.

3. Vómitos: es el síntoma que más alerta nos causará sobre la posible ingesta de un producto tóxico.

4. Jadeos: el perro puede presentar jadeos o respiración agitada.

5. Temblores: es común que el perro presente temblores o calambres en el estómago o en sus extremidades.

6. Convulsiones: en casos graves, nuestra mascota podría llegar a convulsionar, presentando fuertes saltos involuntarios y hasta pérdida de conciencia.

7. Delirio: en ocasiones el perro puede presentar alucinaciones, las que podremos reconocer si este ladra a objetos inexistentes, llora y gime sin motivo aparente o parece correr estando tendido.

8. Aumento de la salivación: es probable que el perro aumente su cantidad habitual de saliva, que esta chorreé por su hocico o salga en forma de espuma.

9. Sangrado: sobre todo en casos graves, el perro podría sangrar por la boca.

10. Parálisis: otro sigo de envenenamiento es la parálisis total o parcial de partes de su cuerpo. Este signo puede ser observable en sus patas.

Si observamos estos síntomas en nuestro perro, lo primero que debemos hacer es intentar dar con la sustancia ingerida, a fin de saber a qué nos enfrentamos y otorgar así el mejor tratamiento. Se debe buscar bien en toda la casa, incluyendo el baño, la cocina, el patio y, por supuesto, sus lugares favoritos. Podríamos encontrar rastros del producto ingerido, los que debemos recoger en caso de ser necesaria la visita al veterinario. También podemos encontrar embaces con signos de haber sido mordisqueados por nuestra mascota.

Si tenemos un veterinario de cabecera, debemos llamarlo y contarle lo ocurrido para que nos indique los primeros auxilios según los síntomas o sustancia ingerida.

Es importante no inducir el vómito sin indicación del veterinario ya que, si se trata de una ingesta de productos corrosivos, como el petróleo y sus derivados, el vómito puede extender las lesiones internas del animal.

No se debe dar leche. Mucha gente aconseja erróneamente el suministro de este líquido pero, lejos de diluir la sustancia, puede ayudar a su absorción.

En ocasiones, ante la sospecha de intoxicación gástrica, los veterinarios recomiendan inducir el vómito con agua oxigenada. Esto se hace solo si han transcurrido menos menos de dos horas de producida la intoxicación y si el animal no presenta estados de inconsciencia. En estos casos, se indica suministrar entre 2 a 5 ml. de agua oxigenada vía oral. Si en cinco minutos no ha vomitado, se puede repetir la operación solo una vez.

De todas formas, lo recomendable es siempre acudircuanto antes al veterinario, llevando muestras del producto y de losvómitos de haberse producido.

Para evitar el envenenamiento de nuestros perros, hay precauciones que podemos tomar:

1. En casa: debemos dejar todos los productos tóxicos, como remedios y productos de limpieza, en envases seguros y fuera del alcance de nuestra mascota, tal como si se tratara de niños pequeños.

Debemos cuidar las relaciones con los vecinos, asegurando que el perro no pueda asomar su hocico por la reja y no salga solo a la calle.

2. Al sacarlo a pasear: debemos llevarlo con cadena, principalmente si es nervioso, ataca o ladra con facilidad a otros perros o personas. Debemos cuidar de limpiar sus fecas a fin de no molestar a los vecinos

Con estos simples consejos disminuimos los riesgos de envenenamiento por productos presentes en el hogar o por las malas intenciones de un vecino molesto.

Qué es una sustancia tóxica

Una sustancia tóxica es cualquier sustancia dañina para el organismo. Los perros son muy curiosos y amigos de tocar, oler y comer cosas desconocidas, por lo que el riesgo de intoxicación es alto. Es muy importante que le enseñes a no coger cosas del suelo y a escupirlas inmediatamente ante una orden. No obstante, no lo hará si no estás presente, así que deberás controlar su comportamiento.

Como es imposible controlarlos en todo momento, a menudo será imposible establecer la causa exacta de la intoxicación.

Existe la posibilidad de que tu perro sea envenenado intencionadamente, aunque la mayoría de las veces se debe a intoxicaciones accidentales. No obstante, las recomendaciones generales para tratar una intoxicación son válidas para todos los casos.

Cuáles son los principales síntomas de envenenamiento en un perro

Existen varios síntomas que se presentan en prácticamente todos los casos de intoxicación. Entre ellos, están:

  • Vómitos o náuseas.
  • Fiebre.
  • Babeo excesivo.
  • Ansiedad y jadeos.
  • Mareos.
  • Desorientación.
  • Pérdida de apetito.
  • Micción y diarrea.
  • Intolerancia a la luz y a los sonidos.
  • Hinchazón del rostro y las mucosas.
  • Rigidez muscular.
  • Diarrea.
  • Dificultad respiratoria.
  • Dificultad para mantenerse en pie.
  • Fatiga.
  • Erupciones.
  • Convulsiones.
  • Parálisis.
  • Dolores.
  • Tos y estornudos.
  • Temblores.

Cuando un perro sufre un envenenamiento, es frecuente que comience a mostrar un comportamiento extraño (cansancio, desorientación, arritmias…). A menudo, salivará de manera excesiva y vomitará espuma blanca o amarilla o incluso presentará vómitos con sangre y sustancias extrañas. El color de las encías y la lengua se tornará blanco o amoratado y presentará temblores y convulsiones.

Tratamiento general de la intoxicación

Si tu perro sufre una intoxicación, acude inmediatamente al veterinario. En caso de que conozcas la sustancia tóxica, lleva una muestra o etiqueta. Esto facilitará el diagnóstico.

Si la ingestión es reciente, es posible que aún queden restos en su estómago. El método más eficaz para eliminarlos es mediante la provocación del vómito o un lavado gástrico. Esta operación debe realizarla el veterinario, quien también le administrará sueros y la medicación pertinente.

Puede ser que tu primera reacción sea tratar de inducirle el vómito. Sin embargo, es recomendable que consultes primero a tu veterinario, ya que esta acción puede resultar peligrosa. Por ejemplo, no es conveniente inducirlo:

  • si tu perro ya ha vomitado
  • si está inconsciente, sufre convulsiones o dificultad respiratoria
  • si se ha tragado un producto de limpieza o derivado del petróleo
  • si se ha tragado un objeto cortante
  • si la etiqueta del producto especifica que no debe provocarse el vómito

Lo mejor es acudir inmediatamente al veterinario para que tome las medidas necesarias con la seguridad que tu perro se merece. Esta acción podría salvar la vida de tu perro.

Primeros auxilios ante el envenenamiento de tu perro

  • Insistimos en que lo primero que debes hacer es llamar al veterinario e informarle de la situación con todos los detalles que puedas. Pídele que te de las pautas a seguir mientras llegas a su consulta.
  • Mantén la calma y actúa eficazmente.
  • Si la intoxicación se ha producido por inhalación o tu perro se encuentra muy débil o inconsciente, llévalo a una zona abierta y bien ventilada. Muévelo con cuidado, cogiendo todo su cuerpo firmemente.
  • Recoge los restos de veneno que localices, para evitar intoxicaciones de otras mascotas, niños,… Guarda una muestra para tu veterinario.
  • Cuánta más información tengas acerca del agente tóxico, más rápida y eficazmente podrá actuar el veterinario.
  • Tu veterinario te indicará qué primeros auxilios puedes aplicar.
  • A veces es recomendable inducir el vómito del animal, pero nunca si el perro está inconsciente o la sustancia tóxica es corrosiva. En estos casos, el vómito podría generar otros problemas graves a tu perro.
  • No le des agua, comida, leche, ni ningún otro remedio casero hasta saber cuál es el motivo de la intoxicación.
  • Si la intoxicación se produce por vía tópica o cutánea, por ejemplo por alguna sustancia polvorienta u oleosa, es importante retirar la sustancia de su cuerpo mediante cepillado y baño con agua tibia y algún jabón que elimine la sustancia.
  • Si la intoxicación se produce a través de los ojos o mucosas, es conveniente lavar la zona con agua abundante.
  • Si el perro está consciente, suminístrale agua fresca para reducir el impacto del tóxico en el hígado y los riñones.

A continuación, vamos a analizar algunos de los casos más frecuentes de envenenamiento o intoxicación:

Intoxicación de tu perro por ingestión de medicamentos

Es una causa frecuente de intoxicación. Debemos tener sus medicamentos fuera de su alcance, así como los de consumo humano. Los analgésicos más comunes, como la aspirina, el paracetamol o el ibuprofeno, no son metabolizados por los perro y gatos, lo que hace que se acumulen y desarrollen daños orgánicos. Los síntomas incluyen dolor abdominal, salivación, vómitos y debilidad.

En el caso de que tu perro se trague un fármaco, indúcelo al vómito y llama a tu veterinario para que te de más instrucciones. Seguramente habrá un antídoto específico.

Asimismo, evita automedicar a tu perro. No le des nunca nada sin consultar antes a tu veterinario.

Intoxicación de tu perro por ingestión de raticida

Los raticidas incluyen anticoagulantes y agentes hipercalcémicos. Si tu perro consume raticida, acude a tu veterinario y llévale el paquete del producto, ya que tal vez haya un antídoto adecuado. Entre los síntomas, se encuentran los vómitos, hemorragias, espasmos y convulsiones, sed y micción frecuente. Muchas veces es uno de los casos más comunes el encontrar que nuestro perro ha comida matarratas.

Intoxicación de tu perro por ingestión de anticongelantes

Los anticongelantes suelen contener etilenglicol, sustancia que tiene un sabor dulzón que resulta atractivo para perros y gatos. La intoxicación suele darse cuando hay pérdidas del radiador del coche y tu perro va a lamerlas. Este tóxico afecta al cerebro y a los riñones y presenta síntomas como depresión, vómitos, aspecto ebrio y falta de coordinación. Induce el vómito a tu perro inmediatamente y acude a tu veterinario. Es fácil que esta intoxicación resulte mortal.

Si puedes, utiliza anticongelantes que contengan propilenglicol en lugar de etilenglicol. La intoxiación producirá ataxia (falta de coordinación) y convulsiones, pero parece ser que no causa daños fatales al riñón.

Intoxicación de tu perro por ingestión de cebos envenenados

Los cebos envenenados pueden contener estricnina, fluoroacetato de sodio, fósforo, fosfuro de zinc y metaldehído. Se utilizan en las zonas rurales para controlar los depredadores, caracoles y babosas, así como para eliminar roedores. Son cebos muy sabrosos para los perros y pueden provocar su muerte en cuestión de minutos. Entre los síntomas están temblores, salivación, convulsiones, diarrea, vómitos… Acude a tu veterinario y sigue sus instrucciones mientras llegas.

Intoxicación de tu perro por ingestión de determinados alimentos y desperdicios

Las basuras con desperdicios de alimentos contienen endotoxinas producidas por bacterias que pueden producir una intoxicación en tu perro. Los síntomas son vómitos y diarrea, además de mal aliento. Consulta a tu veterinario.

También existen alimentos que pueden ser muy tóxicos para tu perro, llegando a producirles desde vómitos hasta una parada cardíaca. Es mejor que proporciones a tu perro únicamente alimentos y golosinas específicos para él o que te informes acerca de los alimentos que querrías darle. Tu veterinario es tu mejor consejero.

Pin
Send
Share
Send
Send