Animales

Dieta para perros con leishmaniosis

Pin
Send
Share
Send
Send


La leishmaniosis o leishmaniasis es una enfermedad parasitaria grave transmitida por el parásito Leishmania. Debilita el sistema inmunológico y los síntomas pueden ser muy variados. Dependiendo de la raza, tamaño y otros factores, la enfermedad se comporta de forma diferente. Por ello, además del tratamiento que te aconseje tu veterinario es necesario cuidar sus hábitos de vida y en especial su alimentación.

La leishmania afecta al sistema inmunitario de nuestro perro por lo que es fundamental reforzarlo y proporcionarle un ambiente sin estrés ni cambios bruscos. En estados avanzados de la enfermedad pueden verse afectados riñones e hígado. Por lo que una buena alimentación y hábitos de vida saludables ayudarán a tu perro a aumentar sus defensas. Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal y descubre en qué debe consistir la alimentación de los perros con leishmaniasis.

Si bien el consumo excesivo de proteínas puede ser muy perjudicial para nuestro perro, reducirlas en extremo también es peligroso. Debemos procurar que las proteínas que le aportemos sean de calidad y de origen animal, ya que estas se transforman más fácilmente en tejido, y no fuerzan el riñón.

Si los riñones del perro no se han visto afectados por la enfermedad no es necesario restringir en exceso la ingesta de proteínas. Si por desgracia es el caso, sí sería conveniente. Así reducimos los residuos del catabolismo proteico y la retención de fósforo.

Debemos proporcionarle proteínas de fácil digestión para contribuir a la recuperación de la masa muscular. El pollo o el salmón son una buena opción si le das alimentos caseros. Por su parte, los piensos suelen contener ya proteínas de fácil digestión.

Los antioxidantes son esenciales para la respuesta inmunológica de tu perro. Debes consultar a tu veterinario para que te aconseje sobre la combinación adecuada para cada cana afectado por leishmania.

Las vitaminas A, E y C son muy importantes para un sistema inmunitario fuerte, puesto que protegen a las células frente a la oxidación y contribuyen a la recuperación de las heridas y eczemas producidas por la enfermedad. La vitamina C no es producida por el cuerpo del perro, por lo que debemos incorporarla a su dieta de forma obligatoria.

Los antioxidantes están presentes en verduras, frutas y granos integrales, pero puede resultar difícil que tu perro coma las cantidades adecuadas por lo que lo más aconsejable es dárselo en forma de suplemento. Consulta nuestro artículo sobre las frutas y verduras buenas para los perros, y rechaza todas aquellas que pueden resultar tóxicas para su organismo.

Omega 3 y omega 6

El omega 3 y omega 6 son grasas poliinsaturadas que se consideran esenciales, es decir, que el cuerpo animal no es capaz de producirlos por sí solo.

Aumentar el consumo de omega 3 y 6 estimula el sistema inmunológico y contribuye a la recuperación de la piel y el pelo del can con leishmaniosis. Puesto que acabamos de comentar que el cuerpo animal no puede producir estas grasas, lo más adecuado es proporcionárselas en forma de suplemento o añadiendo a su comida alimentos ricos en ellas, como por ejemplo el aceite de pescado.

La importancia de la h >

Es muy importante que cuides su hidratación. Los perros con leishmania siempre deben disponer de agua fresca y en abundancia, puesto que una buena hidratación ayuda al normal funcionamiento de los órganos internos.

Debido a la enfermedad es posible que tu can no beba lo suficiente, especialmente si solo se alimenta de pienso. Por ello, debes incentivar a tu perro a que beba todo lo posible, pero sin llegar a forzarlo.

Otros consejos sobre la alimentación de los perros con Leishmania

Estos son los principales factores a tener en cuenta para aumentar la esperanza de vida de un perro con leishmaniosis. No es necesario cambiar radicalmente su alimentación, solo debemos proporcionarle las herramientas necesarias para que refuerce su sistema inmunitario y luche contra la enfermedad.

Si optas por un pienso específico, existen varios en el mercado cuya composición se adecua a las necesidades específicas de tu perro. Cuando elijas un pienso para animalescon leishmaniasis presta especial atención a su composición. Deben contener las siguientes características:

  • Refuerzo del sistema inmunitario.
  • Proporción de proteínas adecuada.
  • Mejora de los procesos inflamatorios y las lesiones de la piel.
  • Rica en antioxidantes.
  • Niveles bajos de fósforo.

Hoy en día con los cuidados adecuados y una alimentación equilibrada un perro diagnosticado positivo de leishmaniosis puede vivir feliz durante muchos años.

Si deseas leer más artículos parecidos a Alimentación para perros con leishmaniasis, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas equilibradas.

Alimentaciуn perro leishmania

Buenos días, quería hacerles la siguiente consulta: a mi perra Samba (nacida aprox. 01/12/12) y de 25 kg peso, le detectamos en octubre un chancro de inoculación del mosquito de la leishmania. Dio positivo e hicimos el tratamiento pertinente (Milteforan 28 días y Zyloric diario). La analítica de enero salió muy bien y ni siquiera tenía proteinuria, que es lo que indicaría un inicio de problema renal. Hasta ahora le he estado dando el pienso Acana Puppy&Junior (al que le añado Hokamix y aceite de bacalao) y quería hacerle el cambio a pienso de adulto. Quiero darle el mejor pienso y que no contenga cereales pues me han dicho que los perros con Leishmania deben tener una alimentación excelente. Estoy dudando entre varios piensos y marcas ya que tengo dudas sobre los porcentajes de proteínas y grasas idóneos para una perra con leishmania y además me han dicho que debe ser un pienso rico en Vitamina E y Omega 3. Las opciones que estoy considerando son las siguientes: - TOTW Prairie Canine con Bisonte y venado - Acana Grasslands para perros con cordero - Acana Wild Prairie para perros con pollo También había valorado: - TOTW Pacific Stream Canine con Salmón ahumado. Pero no se aclara qué conservante se ha usado para la conservación obligatoria de las harinas de pescado. Además, quisiera que el pienso no contuviera Etoxiquina (E324) y está información tampoco la encuentro. Teniendo en cuenta todo lo expuesto, ¿me podrías ayudar a elegir el mejor pienso, por favor? Muchas gracias por su atención.

Me parece ideal la alimentación que has pensado para Samba, ya que es cierto que es fundamental aportarle un alimento rico en nutrientes y con un aporte enriquecido de ácidos grasos omega para favorecer que el animal tenga todas sus defensas en forma frente a la infección por leishmania. En tu caso, debo decirte que tanto Acana como Taste of the Wild son marcas que en su manifiesto certifican que sus alimentos son libres del conservante etoxiquina, y por lo tanto no tendrías inconveniente en tomar cualquiera de las dos. Como recomendación, me inclino más por alimentos basados en el pescado, como TOTW pacific Stream o Acana Pacífica. Puedes comenzar por el primero, continuando con el aporte del Hokamix y el aceite de pescado. Espero haberte sido de ayuda.

Una enfermedad con multitud de síntomas

Este parásito entra en el cuerpo del perro y, dependiendo de su reacción inmunológica, hay muchos diferentes síntomas que aparecen en cualquier combinación:

  • Problemas cutáneos
  • Del sistema locomotor
  • Perd >Y muchas otras cosas. Aunque las más difíciles de identificar son las enfermedades en los órganos.

Existen diferentes tests para hacer la prueba de si el perro está infectado o no y no todos los perros infectados acaban desarrollando una enfermedad, cosa que dependerá del perro y su sistema inmunológico.

La mala noticia es que el período de incubación de la Leishmaniosis es muy largo, de hasta 7 años, con lo cuál, cualquier cambio en la vida de nuestro perro que altere ese equilibrio puede acabar con una enfermedad.

Mejorando el estado de mi perro con Leishmaniosis a través de la alimentación natural

El tratamiento de la Leishmaniosis siempre se tiene que hacer por un veterinario y hay diferentes tipos de medicamentos en el mercado para tratarla (que no curarla).

En lo relativo a la alimentación, debido a la multitud de manifestaciones que puede tener la enfermedad, no existe una alimentación única y especialmente recomendada, pero hay varias pautas que se pueden tener en cuenta y que pueden ayudar al perro a estar mejor.

Muchos perros con Leishmania toman el medicamento Alopurinol, utilizado para el tratamiento del ácido úrico en humanos, y que influye en el metabolismo de las purinas (ácido nucleico no esencial), que puede causar en algunos perros cristales de Xantina. Las pruebas de si el perro excreta piedras o sedimentos de Xantina se puede hacer con test de orina o ecografía de la vejiga.

Los síntomas de la Leishmania no provienen del parásito, sino del sistema inmunológico del perro - Doris @puromenu https://t.co/wpOTpUsZUX

Las purinas

Si nuestro perro está recibiendo tratamiento y puede tener tendencia a presentar estos cristales, para reducir el riesgo al mínimo la alimentación debería tener las menor cantidad de purinas posibles.

Los alimentos que más purinas tienen son, curiosamente, carnes y vísceras (todos conocemos de la conexión entre el ácido úrico y la carne). Existen varias tablas en internet donde se puede encontrar los alimentos más bajos en purinas. El problema fundamental es que el perro es realmente un carnívoro y necesita proteína y grasa animal. Entonces, ¿cómo podemos lograrlo?

Principalmente deberemos bajar la cantidad de vísceras al mínimo o sustituirlas. En general las carnes más bajas en purinas son el pollo, el cordero, el conejo y el pato, evitando piel y órganos.

También procuraremos usar carnes de músculo (con mayor cantidad de proteína de calidad y fáciles de digerir) frente a carnes de otras partes con tejido conectivo o cartilaginosas (como la tripa verde, las tráqueas u otras).

Se puede también pensar en bajar la cantidad de carne sustituyéndola por productos lácteos y, si no hay otra manera, se puede poner una cantidad más grande de lo normal de cereales o carbohidratos.

También es posible introducir pescado, ya que, por lo general, son bajos en purinas, por ejemplo el Bacalao, la Perca, el Lenguado, el Lucio y el Eglefino (parecido al bacalao), eso sí, todos sin piel.

Mi perrita Tess, de 10 años y medio, con Leishmania y en perfecto estado.

El problema de los piensos y la Leishmania

Existen otros dos alimentos, no cárnicos, que son ricos en purinas y deberían ser evitados para no causar problemas de piedras: se trata de la soja y la levadura. Aquí es donde empieza el problema si le damos pienso a nuestro perro con Leishmania.

Muchos piensos contienen una gran cantidad de levadura y/o soja. ¿Nuestro consejo? Deberíamos evitarlos por completo. Por supuesto, tampoco ayuda que muchos piensos no concreten su composición en la tabla de ingredientes. Como hemos contado en otras ocasiones, los fabricantes a menudo compran las partidas de cereales más baratas en el mercado, significando esto que unas veces hay más trigo, otras veces soja, etc. Por lo que normalmente no especifican más que el porcentaje de cereales del pienso.

Otro de los retos comunes con los piensos es que tampoco sabemos qué tipo de carnes se utilizaron para confeccionarlo, entre las cuáles no es poco frecuente encontrar pieles, patas, plumas, órganos etc. que, como ya hemos apuntado serían de alto contenido en purinas. Lo mismo pasa, por desgracia, con las latas.

Los oxalatos

Otro de los problemas que pueden sufrir perros propensos son los cristales de oxalatos. En general, se debería mirar también la cantidad que contiene la dieta. Muchas verduras y otros alimentos contienen mucho oxalato, por ejemplo: el amaranto, las acelgas, las espinacas, la remolacha y el perejil. Aquí se tiene que mirar toda la comida preparada, ya que contiene muchas veces grandes cantidades de remolacha, usada como subproducto de la industria del azúcar. En general no hay muchas marcas de pienso que se pueda usar con una dieta baja en purinas. Una dieta casera sería mucho mejor y, además, se puede corregir para cada perro y cada problema.

Mi perrita Lilly, de 3 años y medio, ahora negativizada :-)

Otros problemas

Existen otros problemas que pueden aquejar a perros con Leishmania, por ejemplo, problemas renales. En este caso, la alimentación debería estar enfocada en este problema y debería ser asistida por un/a nutricionista o un/a veterinario/a con conocimientos de nutrición.

Si nuestro perro con Leishmania sufre de problemas de riñón, estas son unas buenas recomendaciones acerca de su dieta:

  • Reducir el fósforo en la dieta (reducir los huesos y sustituir el calcio).
  • No reducir la cantidad ni la calidad de las proteínas.
  • Usar alimentos ricos en carotinoides (pimiento rojo, zanahoria o calabacín).
  • Hacerla rica en azufre (yema de huevo, pescado, queso, broccoli, frutas).
  • Hacerla rica en grasas.
  • Suplementar potasio, oligoelementos, coenzima Q10 y vitaminas B y C.
  • Usar algunas hierbas medicinales que pueden ayudar: diente de león, ortiga (semilla) y la alfalfa.

Algo muy importante y que hemos mencionado con anterioridad: los síntomas que puede mostrar la leishmania realmente no provienen del parasito, sino del propio sistema inmunológico del perro. Por eso es bueno recordar que ayudaremos a nuestro perro siempre que busquemos el equilibrio y no lo sobre-estimulemos.
Hay varios suplementos que ayudan a esto, por ejemplo, la Spirulina o el Propóleo, los aceites ricos en omega 3, MSM, el aloe vera, la ortiga, el escaramujo o la uña del gato.

Una planta muy interesante es la planta Artemisia Annua, hay estudios que demuestran que puede ayudar a bajar la cantidad de leishmanias en el cuerpo del perro y sin efectos secundarios.
El uso de las plantas medicinales debería ir siempre dentro de un protocolo con un veterinario, si bien, muchas veces estas prácticas no son conocidas y es útil informar a nuestro especialista para que pueda informarse y aconsejarnos de forma integral.

Cada perro es un mundo y más cuando se trata de la Leishmania. Lamentablemente, no hay una alimentación general para todos pero, por mi propia experiencia, los perros mejoran mucho cuando comen natural y están con tratamientos naturales en conjunto con su tratamiento veterinario.

Tengo dos perras con leishmania, y, en este momento, una ha negativizado y la otra está muy bien. Recordad que la leishmania no es curable, solo se puede mejorar el sistema inmunológico para que el perro mismo pueda enfrentarse a este parasito.

Estoy segura de que, con estos consejos y con tu amor, tu perro/a y tú pasaréis muchos y buenos años juntos/as.

Doris es nutricionista canina y felina certificada en Puromenu. Si tienes una duda o quieres contactar con ella puedes dejar un comentario en este post o mandarnos un correo a [email protected] y te responderemos.

Accede a LA LISTA MAS COMPLETA de frutas, verduras, carne y complementos que tu perro puede comer.

Te dejamos algunas de las fuentes que se han consultado para hacer este artículo:

Video: Qué es la leishmaniosis - Salud canina Royal Canin (Diciembre 2021).

Pin
Send
Share
Send
Send