Animales

Separar al cachorro de la madre: cuándo y cómo hacerlo

Pin
Send
Share
Send
Send


Los cachorros necesitan a su madre en el momento en que nacen. En su primer contacto con el mundo son realmente vulnerables y estar con su madre les ayuda a nutrirse y crecer, además de ser su primer contacto social. No hay que precipitarse en quitarle a la madre los cachorros, ya que esto podría acarrear graves consecuencias. Te contamos a partir de cuándo se puede separar a un cachorro de su madre sin correr riesgos ni alterar su cría.

La vida tras el destete

Cuando ya se puede separar a un cachorro de su madre, es porque este ya está preparado para ser independiente y conocer el mundo a su alrededor. Entre los dos y los cuatro meses de edad el cachorro está listo y realmente receptivo a descubrir y aprender de todo lo que le rodea, ¡es el momento de llevarlo a un hogar!

Si quieres tener un cachorro como mascota, debes siempre asegurarte de que no ha sido destetado prematuramente y de que ha estado con su madre todo el tiempo necesario para tener una buena salud física y mental.

¿Sabías que era tan importante la etapa de lactancia y maternidad para los cachorros?

La importancia de la socialización

Una vez ubicado con sus dueños, es recomendable que el cachorro siga en contacto con otros perros. Es un error impedir que el perro se relacione con otros, por miedo a que sufra algún daño. De ello depende su correcta socialización, que le permitirá evitar problemas de conducta.

La madre es más severa con los cachorros a partir de las nueve semanas de vida y morderá a los cachorros en el cuello para provocarles cierto dolor y conseguir que cumplan sus normas. De esta manera, los pequeños aprenden a obedecer de manera espontánea. Cuanto más tarde se separe el cachorro de la prole, más completo y adecuado será su proceso de aprendizaje de este tipo de normas, así como su maduración.

La importancia del juego

La conducta del juego comienza a desarrollarse entre la cuarta y la séptima semana de vida, entonces empieza a manifestarse lo que se denomina "el ladrido juguetón". Para entonces los cachorros pasan más tiempo investigando el mundo que les rodea y dedicados al juego social. Los pequeños dedican a esta edad menos horas a alimentarse y dormir e investigan e interaccionan más con el mundo que los rodea.

La quinta semana de vida marca el desarrollo de los sentidos del perro y se considera que el cachorro comienza a entender y manejar con soltura las relaciones sociales. Ello se debe en parte a que se inicia en el manejo del ataque y zarandeo y en el juego, que está muy ligado al desarrollo de la sexualidad del cachorro, como por ejemplo en el hecho de montarse encima de sus hermanos y empujar.

Con seis y siete semanas de edad los cachorros avanzan en su evolución social, que está muy unida a su capacidad de juego, que a esta edad está más desarrollada: son capaces de interactuar con objetos, por ejemplo mordisquear el papel o algún juguete. En la séptima semana de vida el cachorro corretea, hace volteretas con sus hermanos o interactúa con sus dueños y su madre.

Cachorros gestantes

El correcto desarrollo y evolución de los cachorros depende también de los cuidados adecuados de la madre gestante.

Puede ocurrir que la madre ignore a los cachorros más débiles y con más problemas

Por ejemplo, una incorrecta alimentación durante el embarazo es una de las principales causas de mortalidad de los cachorros, así como de malformaciones y dolencias. Los cachorros recién nacidos de madres malnutridas presentan las siguientes alteraciones: lloran mucho, no ganan peso, su temperatura corporal es baja y tienen anemia.

Puede ocurrir que la madre ignore a los cachorros más débiles y con más problemas. Se trata de una estrategia de supervivencia, para que sólo salgan adelante los perros más fuertes. El planteamiento de la madre es que no se puede gastar energía en las crías que no tienen las suficientes probabilidades de salir adelante. Por ello, hay que vigilar la camada y proporcionar alimentación alternativa a los cachorros con problemas.

La lactación

Es fundamental que todos los cachorros mamen el calostro o primera leche que la madre produce tras el parto. Según Manuel Lázaro, veterinario de la clínica veterinaria Mirasierra de Madrid: "el calostro es una leche modificada que contiene gran cantidad de inmunoglobulinas o proteínas defensivas frente a las principales enfermedades infecciosas". Estas proteínas son absorbidas como tales, sin que sean destruidas en el proceso digestivo, sólo en las primeras 48 horas de vida del cachorro.

Por lo general, la producción de leche de la madre es suficiente para mantener sin problemas a su camada los primeros días de vida del cachorro. Después, las necesidades alimenticias de las crías aumentan más que el incremento de producción de leche de la hembra. Es por ello que conviene aportar un suplemento dietético, sobre todo cuando se trata de una camada numerosa. En este sentido, quien mejor nos puede asesorar es el veterinario.

Procurar dejar a los cachorros el mayor tiempo posible con la madre y sus hermanos.

Cuando el cachorro ya no está con su familia canina, favorecer que siga en contacto con otros perros.

Procurar que la madre gestante se alimente bien, para garantizar que sus crías se desarrollen sanas.

Vigilar la camada para evitar que la madre descuide a los cachorros más débiles o con problemas.

¿Cuándo deben separarse los cachorros de su madre?

Cuando hablamos de la separación de los cachorros respecto a su madre debemos aclarar inicialmente que existe un tiempo imprescindible y otro que es idóneo. Teniendo en cuenta dos factores muy importantes, la socialización y la lactancia, te explicaremos cuándo deben separarse los cachorros de su madre:

La lactancia

Uno de los motivos más importantes por los que un cachorro debe permanecer el mayor tiempo posible con su madre es la alimentación, ya que solo la leche materna contiene una composición nutricional que es exactamente la que necesita el cachorro para su adecuado desarrollo y maduración.

La leche de la perra contiene el calostro, una sustancia que ofrece a sus pequeños los primeros días de vida. El calostro les protege evitando cualquier infección. Más adelante, la leche materna de la perra ofrecerá a los pequeños todos los nutrientes esenciales para un buen crecimiento, así como defensas, enzimas y hormonas. En esta etapa, la progenitora debe estar muy bien alimentada, repercutiendo en una mejor salud de los pequeños.

La socialización del cachorro

Además de la lactancia materna, otro aspecto muy importante por el que un cachorro debe permanecer un tiempo mínimo con su madre es que la educación del mismo no la inicia la familia humana.

Durante el periodo de lactancia la madre empieza con la socialización del cachorro, y le enseña cómo comunicarse con sus congéneres, esto a su vez fortalece la seguridad del perro, ya que el mismo, al ser un animal muy sociable tiene como necesidad básica la sensación de pertenencia a una manada. Si un perro no se socializa correctamente, es suceptible a sufrir problemas de conducta futuros como inseguridad, miedo y reactividad con otros de su misma especie. Al margen de enseñarle las normas básicas de comunicación entre perros, su madre también le enseñará como actuar en el entorno en el que viven y convivencia con otros seres vivos (humanos, gatos, pájaros. ).

Entonces, ¿cuándo debemos separar a un cachorro de su madre?

El tiempo mínimo que un cachorro debe estar junto a su madre es de 6 semanas, período en el que el cachorro inicia su destete. No obstante, lo más habitual es que el destete se prolongue hasta, aproximadamente, las 8 semanas de vida. Entonces sí es el momento óptimo para separar al cachorro de su madre.

Debemos señalar que cuanto más tiempo esté un cachorro con su madre, mucho mejor será para el mismo, por lo tanto, es recomendable dejar a un cachorro junto con su madre hasta los 3 meses de edad aproximadamente.

Los problemas ocasionados por un destete prematuro

Los cachorros únicamente deberían ser destetados prematuramente en aquellos casos en los que la madre no pudiera hacerse cargo de ellos por motivos de salud o trastornos conductuales, en los demás casos respetar un contacto mínimo de 2 meses con la madre es imprescindible.

Debes tener en cuenta que el destete prematuro de un cachorro puede ocasionar diversos problemas:

  • Disminución de la respuesta del sistema inmunológico
  • Trastornos del comportamiento en la etapa adulta
  • Hiperactiv >

Si quieres lo mejor para tu cachorro debes esperar

Como has podido observar separar de forma prematura a un cachorro de su madre puede conllevar numerosos problemas y en contra de lo que muchas personas erróneamente creen, no facilita la adaptación al hogar humano.

Cuando un cachorro llega a tu hogar seguirá necesitando diversos cuidados importantes, y será tu responsabilidad brindárselos, no obstante, estos cuidados no sustituyen bajo ningún concepto el importante papel de la madre durante los primeros meses de vida del perro.

En este sentido, debes saber que si verdaderamente quieres lo mejor para tu cachorro, no es recomendable acogerlo antes de los 2 meses de edad.

Consejos para separar a un cachorro de su madre

A partir de las 8 semanas de vida y, de forma progresiva, animaremos al cachorro a empezar el destete. Se le debe ofrecer comida húmeda o bien pienso en remojo, facilitando así la adaptación a su nueva alimentación.

Es importante señalar, que no debemos apartar a todos los cachorros de su madre al mismo tiempo, especialmente antes de las 8 semanas de vida, ya que puede ocasionar depresión en la perra así como problemas relacionados con la producción de leche, como es el caso de la mastitis. Por el contrario, si hemos esperado convenientemente, la perra instintivamente sabrá que sus cachorros son independientes y la separación no será negativa.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿A qué edad se pueden separar los cachorros de su madre?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.

Elementos que definen el momento de la separación

La leche materna es importante para que los cachorros se desarrollen sanos y fuertes. Los nutrientes que posee la leche son esenciales para evitar futuras enfermedades o infecciones durante el crecimiento de los cachorros. El calostro es la primera leche que deben consumir, por las proteínas defensivas o inmunoglobulina, ya que su sistema inmunológico se fortalecerá en el tiempo que sean amamantados.

La madre debe estar bien cuidada y alimentada, de esa manera ofrecerá a sus perritos una mejor alimentación y gozarán de buena salud a futuro.

Los humanos ignoramos el daño que puede causar destetar de forma prematura o la separación temprana de un cachorro y su madre. Durante las primeras 7 semanas de vida, el cachorro aprenderá de su madre y de sus hermanos. Estando con su familia canina, crecerá siendo un perro seguro y equilibrado emocionalmente.

Por la inmadurez del cachorro, no se puede separar de su madre a temprana edad, ya que le costará adaptarse y aprender de nosotros las conductas propias de un cachorro. Estando con su familia, podrá adquirir su conciencia perruna y aprender su estilo de vida. Con el destete temprano el cachorro puede presentar problemas de ansiedad por separación, hiperactividad, agresividad o llegar a succionar telas u objetos, como un acto involuntario del cachorro.

Neonatal (de 0 a 2 semanas)

No pueden ver ni oír, solo pueden comer (lactar, porque no tienen dientes) y sentir con sus patitas. Su capacidad del olfato los guía hacia su madre para alimentarse. Necesitan la estimulación de la madre para poder hacer sus necesidades. Influenciados por ella, desarrollaran habilidades simples.

De Transición (de 2 a 4 semanas)

Comienzan a oír y abrir los ojos. Su gusto y olfato se van volviendo más agudos y ya dan sus primeros e inestables pasos. Entre la 3ª y 4ª semana les salen los dientes caninos. Sus colitas se mueven, juegan entre ellos y con gemidos y ladridos se comienzan a comunicar. Poco a poco van aprendiendo a hacer sus necesidades sin la estimulación de la madre.

Socialización (de 4 a 12 semanas)

En esta etapa establece vínculos e interactúa con otros perros y son receptivos con las personas. Entre la 4ª y la 6ª semana los dientes completos aparecen.

En la 5ª semana disfrutan con más segur >el adiestramiento debe ser alentador .

Para la 8ª semana el destete es un hecho que la madre ya no los alimenta, habiendo pasado por un período de rechazo hacia los cachorros. Entre la semana 8 y la 10 tu mascota pasa por una etapa de miedo, ayúdalo con una orientación positiva. A las 9 semanas la madre regaña a los cachorros cuando no la obedecen, bien sea con un gruñido o mordiéndoles en el cuello. Los cachorros se encuentran en un período de desarrollo afectivo y habilidades sociales, observan todo a su alrededor.

De 6 a 18 meses

Tu mascota se puede comportar de manera desafiante, sabe que forma parte de una manada, razón por la cual la educación de tu perro debe ser constante y positiva. Durante este período aparece el comportamiento sexual y el perro se vuelve territorial, a diferencia de las perras.

Dependiendo de la raza de tu perro, alcanza la edad adulta. Por lo general: de los 9 a 12 meses las razas pequeñas, de 12 a 18 meses la raza mediana y a los 24 meses las razas grandes.

Recomendaciones

  • Alimenta bien a la madre de los cachorros, de su alimentación depende el estado de salud de las crías.
  • Trata que tu cachorro siga manteniendo contacto con otros perros si fue separado antes de tiempo, así tendrá un mejor desarrollo emocional.
  • Supervisa constantemente el comportamiento de la madre hacia los perritos, puede llegar a rechazar al más débil o a todos si no los quiere alimentar.
  • La estimulación al hablarle a los cachorros hará que se desarrollen emocionalmente ráp >

¿Cuándo separar a un cachorro de su madre?

Cuando haya cumplido su tiempo de lactancia materna, es decir, después de los 7 meses de vida.

En caso de ser huérfano o destetado de recién nacido, lo recomendable es suministrarle una fórmula con biberón, recomendada por un veterinario, y darle toda la atención posible, calor humano y amor, para que crezca fuerte y sano. Recuerda que son delicados y más propensos a enfermedades. No es lo mismo que lo amamante su madre, a ser alimentado con un biberón.

No será tarea fácil educarlo de pequeño, los miedos e inseguridades por la falta de la madre se manifestarán en cualquier momento.

Por qué lo cachorros deben estar con su madre

Existe una etapa que todo cachorro debe vivir y que se denomina imprinting. Esta etapa es vital llevarla a cabo de la forma correcta, porque de ella dependerá que el cachorro se desarrolle de manera correcta y que sea un animal equilibrado y feliz cuando crezca.

¿En qué consiste el imprinting? Pues no es ni más ni menos que el primer proceso de socialización que el animal tiene en su vida y que le enseñará ciertas pautas. Pasará los primeros momentos de su vida con su madre y sus hermanos, lo que le ayudará a varias cosas que le servirán en su vida adulta. Estas son algunas:

  • Aprenderá a convivir con otros. Un animal que ha pasado el suficiente tiempo con su madre y hermanos no se asustará cada vez que vea a otra mascota o a alguna persona. Se habrá acostumbrado a estar rodeado de otros y esto le permitirá ser un perro sociable y simpático.
  • Sabrá comportarse. Los cachorros pueden ponerse pesados o demasiado juguetones, pues acaban de llegar al mundo y no saben cómo comportarse. Si pasan el tiempo adecuado con su madre, esta le marcará lo que hacen mal y aprenderán a permanecer tranquilos por la v >

Estas razones son las que marcan la diferencia entre un perro y otro. Los perros que ves que ladran por todo, que no quieren estar con nadie más que con sus dueños, y que se asustan ante cualquier cosa, es porque no han tenido un buen imprinting. Hasta ese punto es de importancia esta etapa.

¿Cómo se puede separar un cachorro de su madre?

Tomando las previsiones necesarias en cuanto a la salud del cachorro y su bienestar físico y emocional.

Si se tiene que separar antes de tiempo, trata que sea de manera delicada y hablando con la madre del cachorro. Demuéstrales que contigo va a estar bien y permíteles un momento de contacto físico y cariño.

La naturaleza es sabia, cada cachorro crece a su ritmo y son un regalo de vida. Cuida a tu cachorro y edúcalo de la mejor manera posible, ten presente que será tu mejor compañía.

Cuándo entonces se debe separar a los cachorros de su madre

Debido a todo lo que el imprinting supone, se debe permitir que los cachorros y su madre estén juntos todo el tiempo posible, pero mínimo se recomiendan 10 semanas. ¿Por qué? Porque cada una de las semanas tiene un fin.

  • Las primeras semanas el animal recibe primero el calostro y más tarde la leche materna que le proporciona todos los nutrientes necesarios para su desarrollo.
  • Entra las semanas cuatro y cinco, el animal aprende a jugar con sus hermanos y esto le crea un carácter afable.
  • En la semana cinco o seis el cachorro aprende a manejar sus relaciones sociales, especialmente en el juego y el zarandeo que más tarde le ayudará en su sexualidad.
  • Para laséptima semana comenzará a interactuar con objetos, lo cual ayudará enormemente en su desarrollo motriz, y además comenzará a correr y dar volteretas.
  • A partir de la novena semana, la madre considera que los cachorros han crecido lo suficiente como para establecer ciertas normas que les obligará a cumplir. Por ello, es importante que estén con la madre al menos hasta la semana 10.

Si puedes permitirte no separar a los cachorros de su madre hasta los tres meses de edad sería perfecto, y es que tendrás un cachorro con un buen imprinting que resultará en un perro sano, feliz y equilibrado.

¿Cuándo comienza el destete en lo perros?

Las mamás caninas dan de comer a sus pequeños desde el primer momento en que nacen hasta aproximadamente las seis semanas de edad. Eso sí, debes saber que si se les deja, pueden seguir mamando de vez en cuando hasta que cumplen los dos meses.

De todas maneras, a partir del mes y medio ya se les puede empezar a dar pienso húmedo para cachorros o bien pienso seco remojado con agua templada.

¿Cuándo se pueden separar de la madre?

Depende. Como mínimo se recomienda esperar a que cumpla los dos meses de vida, pues ya estará completamente destetado y lo más probable es que haya aprendido a comer pienso. Pero sobretodo si es de una raza grande o un cruce de razas grandes, lo ideal es esperar a las doce semanas.

¿Por qué? Bueno, un mes más puede no parecer mucho, pero desde el segundo hasta el tercero el cachorro aprenderá dónde está el límite, a controlar la fuerza del mordisco, y además al estar en contacto con su madre y hermanos, también aprenderá a sentirse cada vez más tranquilo y seguro.

¿Qué ocurre si se separa antes de tiempo?

Si no se espera a que tenga al menos ocho semanas de vida, el cachorro puede volverse muy inseguro y/o miedoso, lo que le puede llevar a comportarse de manera inadecuada.

Así pues, hay que tener paciencia y dejarlo con su madre unas semanas. Por su propio bien… y para que luego la convivencia contigo sea feliz y agradable para ambos.

Pin
Send
Share
Send
Send