Animales

Se puede adiestrar a un conejo?

Pin
Send
Share
Send
Send


Para quienes tienen un conejo como mascota este puede ser un tema de interés. Muchas personas creen que esto peludos orejones no hacen más que comer y saltar. La verdad es que es posible entrenar a un conejo para que haga interesantes trucos.

Aunque el entrenamiento básico para conejos se trata de enseñarles a usar la caja de arena, o permanecer o entrar en la jaula. Es posible que nuestra mascota aprenda algunos simples pero muy divertidos trucos. Hacer esto no solo aumentará y mejorará nuestra relación con él. También lo ayudará a mantenerse activo física y mentalmente y así tendremos un conejo sano y feliz.

Te recomendamos atreverte a entrenar a tu mascota. Te divertirás un montón y lo harás un peludo muy feliz. Si no sabes los pasos que debes seguir o cuál es la mejor manera de lograr entrenar a un conejo, te damos algunos interesantes tips a continuación.

Tabla de contenido

Entrenar a un Conejo

Esta es una tarea que resulta usualmente mucho más fácil de lo que parece. Los conejos suelen responder bastante bien al entrenamiento, sobre todo si se usan premios. Generalmente los premios constan de “golosinas” que no son más que algún trozo de la comida sana y apropiada que más disfrute tu mascota. También podemos alternar la comida por atención y mimos, que también disfrutan un montón.

Una de las tácticas más eficaces es el uso de sonidos de refuerzo. Estos son palabras o sonidos que se usan para decirle a nuestra mascota que lo que hizo es lo que queremos. Una de las maneras de usar estos sonidos de refuerzo es lo que se conoce como “clicker”.

El clicker es un dispositivo que se usa ampliamente en entrenamiento de varios animales. Es un objeto que produce un sonido como de un botón. Lo que sucede es que al animal, conejo en este caso, se le da un premio al escuchar el sonido. Con el tiempo, tu mascota asociará el sonido con una acción pues sabrá que recibirá un premio a cambio.

Si no tienes a disposición un clicker puedes usar una palabra de refuerzo. Esta debe siempre decirse una vez que el conejo complete el truco y antes de darle el premio.

Como dueños debemos entender que entrenar a una mascota requiere de tiempo, atención y mucha paciencia. Las rutinas deben repetirse frecuentemente para que nuestro conejo aprenda la lección. Y debemos ser pacientes porque no todos los conejos logran hacer los trucos en comando en el mismo tiempo. La >una actividad divertida y útil . Si no tenemos suficiente paciencia podemos frustrarnos y causar más daño que bien a nuestro peludo.

Beneficios de entrenar a un conejo

  • Son muchos los beneficios que podemos encontrar en entrenar a un conejo. Por ejemplo, enseñaremos a nuestra mascota a no temernos. Al entrenar establecemos una relación que termina siempre de una buena manera (premio). Además, si hacemos las cosas bien y con paciencia, nuestra mascota nos verá como una fuente de cosas positivas.
  • La relación que se entabla gracias al entrenamiento también ayuda a que nuestro conejo sea menos tím >

Maneras de entrenar a un conejo

Aquí hay algo que necesitas saber. Hay algo llamado la jerarquía de las estrategias para entrenar un conejo, he aquí cómo se ve:

  • En la parte inferior están las estrategias más prácticas, como recoger físicamente a su conejo y hacerlo girar en un círculo.
  • Luego viene la estrategia de poner un premio justo en frente de la nariz de tu mascota. Así usaremos el olor de lo que le gusta para hacerlo, por ejemplo, correr en círculos.
  • Después de eso usted puede utilizar un gesto sin un premio. Como por ejemplo hacer un movimiento circular con su mano.
  • Y, por último, con suficiente entrenamiento y más de un puñado de golosinas, tu conejo será capaz de realizar un truco con sólo el indicador verbal.

El objetivo es reducir gradualmente la cantidad de pautas necesarias para que tu conejito complete un truco. De apuntar excesivamente y gruñir hasta un simple comando de una palabra.

No dejes de conocer estas Razas de Conejos Perfectas para Niños

Reglas del entrenamiento de un conejo

1.- El entrenamiento con clicker suele resultar muy bien. Aunque es posible substituir este aparato con una vocalización como ¡Si! o ¡Bien!, debemos mencionar que estas palabras no deben cambiar durante el entrenamiento . Es decir, al escoger la palabra que acompañará el premio, esta no debe cambiar. El clicker se recomienda porque usualmente los seres humanos solemos no ser consistentes con las palabras que utilizamos, pero si te lo planteas, no necesitas el aparato.

2.- SIEMPRE debes recompensar a tu mascota con un premio tangible. Lo mejor es que se trate de com >tienes su atención . Los trozos deben ser pequeños de modo que pueda comerlos rápido. De esta manera te aseguras de no perder tiempo de entrenamiento.

3.- Comience usando una combinación de guía con premio, gesto y verbal. Utilice un tono de voz fuerte, pero sin gritar . La guía con premio y el gesto se pueden combinar en un movimiento de la mano por ahora. Si necesitas mover físicamente a tu conejo muchas veces para que haga el truco, seguramente necesitas un premio más atractivo.

Cómo entrenar a un conejo para girar en círculos

Te mostraremos algunos consejos que te servirán para lograr que entrenar a tu conejito a realizar este truco:

1.- Una buena idea es que logres primero tener la atención de tu mascota. Cómo lograr esto? Una buena manera de hacer esto es usando un premio. Busca una comida que sepas que tu conejo disfruta especialmente y llama su atención poniendo ese trozo delante de ti y llamando su nombre.

2.- El siguiente paso es lograr que realice la acción que deseas. Por ejemplo, si quieres que haga un círculo, usa la guía de las jerarquías. Trata de que lo haga usando la atracción del olor del premio. Pon la golosina delante de su nariz y haz un círculo para que al seguir el olor tu conejo lo haga. En cuanto lo complete, usa el clicker o la palabra de aliento y dale el premio.

3.- Si no logras que tu mascota realice el movimiento de esta manera, tómalo por debajo y guíalo hasta que haga un círculo, al completarlo, usa el refuerzo auditivo (clicker o palabra) y dale el premio.

4.- Puedes comenzar a utilizar un comando (palabra) o gesto mientras tu conejo hace el círculo. De esta manera enseñas a tu conejo a asociar el movimiento con una palabra o gesto. Al hacer esto, más adelante solo tendrás que usar el gesto o la palabra para que tu conejo haga el truco.

Cómo entrenar a un conejo para que venga cuando lo llamas

1.- Llama la atención de tu conejo y siéntate en el suelo cerca de él. Pon su golosina favorita delante de él pero un poco alejada y di en un tono firme pero suave “(nombre de tu conejo) Ven”. Si tu mascota se acerca dale un premio y usa una palabra para reforzar la acción.

2.- Una vez que logres que tu conejo se acerque un poco, prueba comenzar a alejarte. Primero debes alejarte solo un poco. Al hacerlo, repite las acciones descritas anteriormente. Muéstrale el premio, llama su nombre y dile “ven”. Cuando se acerque, dale la golosina y refuerza la acción.

3.- Si tu conejo se acerca a ti solo al mostrarle el premio, debes decir en voz alta el comando mientras se dirige a ti. De esta manera lo estarás entrenando a responder al comando y no solo a la promesa del premio.

Puede que te interese conocer estas 8 Enfermedades comunes de los conejos

Qué esperar del entrenamiento

Entrenar a un conejo no es algo difícil y menos aún imposible. Sin embargo requiere que estemos muy comprometidos a ser consistentes con las rutinas. Los pasos del entrenamiento deben repetirse frecuentemente por varias semanas antes de ver resultados definitivos. Inclusive, durante el día debemos intentar parte del entrenamiento. Esto para que nuestra mascota grabe los comandos y pueda repetirlos más fácilmente.

Debemos estar preparados para ciertos comportamientos que resultan comunes en conejos que están siendo entrenados. Estas son algunas de las cosas que podrían pasarnos con nuestra mascota:

  • Es posible que nuestro conejo quiera ser premiado cada vez que hace el truco que le hemos enseñado aun sin haberlo pedido con un comando. No será extraño ver a nuestro peludo girando descontroladamente sin razón aparente. Si hemos estado entrenándolo probablemente lo haga porque espera recibir un premio. Lo ideal es no hacer caso de esto para no confundirlo. Es decir, solo debemos premiarlo cuando lo hace siguiendo un comando, ya sea verbal o gestual.
  • Otra de las cosas que pasan comúnmente es que el segundo truco resulta un poco más complicado de lograr. Como habremos pasado algún tiempo, por ejemplo, enseñándole a girar, creerá que cualquier palabra o gesto quiere decir “girar”. No pierdas la paciencia si esto sucede. Sigue los pasos con tenacidad y lograrás excelentes resultados.

Idiosincrasia de los conejos

Antes de poner en marcha cualquier método de entrenamiento de un conejo, conviene reflexionar sobre la forma de ser de estos encantadores animalitos.

Con las siguientes pinceladas, sabrás más acerca de sus cualidades, comportamiento y motivaciones:

  • El conejo común –Oryctolagus cuniculus– es una especie de mamífero lagomorfo, de la familia Lepor >snacks, juguetes e, incluso, las caricias, son grandes aliados en el entrenamiento del pequeño peludo.
  • Su visión es mejor de lejos y hacia los lados que no de cerca y hacia el frente. Esto se debe a la singular separación de sus ojos. Tenlo en cuenta a la hora de ofrecerle alguna golosina. Debes colocarla bajo su nariz y boca, ya que estos sentidos son más eficaces que la vista.
  • No olvides que son animales delicados y sensibles. Trátalos con toda la suavidad y cariño que se merecen.
  • Tus caricias en la cabeza serán bien recibidas por el conejo, no así en el resto del cuerpo. Procura evitarlas para no intimidarlo.

“Durante el entrenamiento, no regañes a tu conejo, no lo castigues, no le grites. De esta manera sólo conseguirás crearle ansiedad y retrasar el adiestramiento”

Entrenar a un conejo: el método click

Adiestrar a un conejo tiene infinitas ventajas, pues además de facilitar la convivencia con él, lo mantiene activo y se refuerza el vínculo de amistad entre animal y humano.

¿Te suena el sistema de entrenamiento basado en el método click?

A continuación te lo explicamos paso a paso.

El clicker

  • Necesitarás un clicker, un utensilio de trabajo que se usa para reforzar secundariamente el adiestramiento de los animales.
  • Con la ayuda del clicker y de los premios, se puede lograr que el conejo obedezca una serie de órdenes encaminadas a aprender o modificar diversas conductas.

“El funcionamiento del clicker está basado en el condicionamiento clásico (del fisiólogo ruso Iván Pavlov), como método de aprendizaje y consistente en la asociación entre dos estímulos”

Elige el momento oportuno

Tu pequeño animal estará más motivado si empiezas el adiestramiento antes de darle de comer.

  • Puedes ofrecerle unas cuantas golosinas o trocitos de sus verduras preferidas .
  • Cuando esté masticando la golosina o el trocito de zanahoria, por ejemplo, acciona una vez el clicker.
  • Al acabar el primer bocado, dale otro y haz click de nuevo.
  • Repite la acción hasta acabar con el puñado de golosinas o verdura que tenías preparadas.
  • Con esta rutina, el conejo asociará el sonido con el premio alimenticio.

Cuatro retos en sesiones breves

Un conejo se aburre si las etapas del adiestramiento son largas, lentas y tediosas. Por eso, intentaremos planificarlo todo muy bien para que se conviertan en experiencias agradables para él.

Prepara de antemano todo lo que vas a necesitar para el entrenamiento, como el clicker, las golosinas, alimentos, juguetes, objetos, etc.

Dale la golosina rápidamente, no tardes más de cinco segundos tras el sonido del clicker.

Empieza con retos sencillos, como los que te proponemos a continuación, para que se vaya acostumbrado a una disciplina, y poco a poco aumenta la dificultad de los mismos.

1. Alcanzar un objeto sonoro

  • Ve acercando la golosina a su nariz para que la olfatee y mantenla hasta que llegue al objetivo, que estará a una distancia prudencial.
  • Cuando el conejo logre tocar el cascabel, aprieta el clicker y dale su recompensa.
  • Repite este paso varias veces y cuando veas que el animal se cansa, para.
  • A medida que logre superar el reto, puedes ir alejando un poco más el objetivo.

2. Orden de sentarse

  • Ordénale al conejo que se siente, diciendo “siéntate”. En cuanto obedezca, clica y dale su premio.
  • Cuando el conejo se familiarice con la orden, puedes ir retrasando gradualmente el momento de darle la golosina.
  • De esta forma, conseguirás que el animal se siente sin necesidad de estímulos sonoros ni premios.
  • Si quieres que se levante, repite el ejercicio, pero con la orden “levántate” o “arriba”.
  • Los premios no han de ser necesariamente materiales, puede ser su alimento preferido, pero también mimos o cualquier otra cosa que le guste hacer especialmente a tu animal.

3. Enseñarle que acuda a ti cuando lo llames

  • Cerciórate de que te olfatea y sigue tus movimientos.
  • Cuando acuda a ti, dale la golosina.
  • Muéstrate firme durante el entrenamiento, sólo así conseguirás que el animal entienda por qué motivo lo premias.

“Puedes completar las órdenes de adiestramiento con elogios, como “siéntate, muy bien” o “entra aquí, genial”

4. Colocación de un arnés

  • Para esta tarea necesitarás una gran dosis de paciencia y hacerlo en varias fases.
  • El primer paso es recompensarlo por el mero hecho de acercarse al arnés, olerlo y tocarlo.
  • Dale otra golosina cuando se deje poner la armadura en la espalda.
  • Vuelve a gratificarlo por dejar que le levantes una patita y por estar tranquilo a medida que se la vas colocando. Recompensa cada uno de los movimientos en los que se muestre tranquilo.
  • Finalmente, cuando hayas logrado colocarle el arnés, déjaselo puesto durante unos minutos, sin ajustar, para que se acostumbre. Acto seguido, quítaselo para que no se agobie.
  • En otro momento, puedes ya ponerle el arnés.
  • Luego, enséñale a familiarizarse con la correa y a arrastrarla, antes de engancharla al arnés.

Si deseas saber cómo entrenarlo para hacer sus necesidades en el lugar adecuado, te interesa visitar nuestros posts:

Existen otros retos, divertidos y útiles. Por ejemplo, entrenar a tu conejo ante situaciones que le produzcan temor o desconfianza (como prepararlo para un viaje o visita al veterinario), cortarle las uñas o habituarlo a entrar en su jaula cuando anochece.

Retirada gradual de los premios

El objetivo final es que el conejo haga las cosas sin tener que recibir una golosina a cambio. Lo lograrás siguiendo estos pasos:

  • Cuando el peludo responda con éxito a una orden determinada es el momento de reducir la frecuencia de las golosinas.
  • Puedes ir alternando: una vez le das el premio y a la siguiente vez no.
  • Otra opción es ofrecerle la golosina de vez en cuando.
  • Sustituye gradualmente las golosinas por caricias y deja el alimento para reforzar su conducta en momentos puntuales.

Recuerda que una de las claves del éxito del adiestramiento de un conejo es la planificación. Una vez tengas el plan, organiza cada paso y ponlo en práctica con paciencia.

¡Mucha suerte! ¡Seguro que lo consigues y tanto a tu pequeño animal como a ti os encantará la experiencia!

Pasos a seguir para que tu conejo aprenda a acudir a tu llamada

Coloca tu conejo frente a ti y sostén la recompensa a poca distancia mientras lo llamas por su nombre varias veces hasta que se haya cercado por completo, luego mantén unos segundos la golosina cerca de su hocico y finalmente dásela.

Cuando el conejo haya recogido su regalo puedes acariciarlo cariñosamente para mostrarte complacido por su actitud.

Es importante repetir esto al menos unas tres veces al día hasta que se vaya adaptando al proceso y a medida que sus reacciones sean más rápidas y precisas, podremos disminuir la frecuencia y aumentar la distancia de repetición.

Los mamíferos por lo general responden eficientemente ante estas técnicas de adiestramiento, no obstante, la respuesta del conejo necesita más adaptación que la de otras mascotas habituales como los perros o los gatos.

TODO LO QUE HAY QUE SABER SOBRE EDUCACIÓN EN 10 CAPÍTULOS .HAZ CLIC

Capitulo 1. Bienvenido a casa!

Lo primero nada más llegar a casa es colocar a nuestra mascota en el lugar que será su hogar, su jaula, bien limpita y preparada con su pienso agua y heno. Procurad tenerlo todo antes de traer al animal a casa porque cambiarlo de jaula puede crearle problemas de adaptación. El lugar de la jaula también debemos planificarlo con antelación, cuidado con corrientes de aire, o que le de el sol directamente, que no sea un lugar caluroso ni muy frío. Debe estar un poco apartado de las personas pero no aislado porque se deprimiría.

Mucha gente siente lástima de encerrar a su conejito entre barrotes pero debemos pensar que de esta forma estará más seguro que en ningún otro sito y nadie le podrá hacer daño ni el se podrá escapar o realizar comportamientos peligrosos con objetos peligrosos. Su jaula es para él el lugar más seguro y cómodo. Por las noches o cuando no le podamos vigilar siempre debe estar en su jaula.

Los tres primeros días haremos como si no estuviera, todo a su alrededor debe ser agradable sin sonidos fuertes, sin molestarle, para facilitar el proceso de adaptación. Algo que debemos evitar por encima de todo es estresar al animal. Nada de achuchones ni de moverle o cogerle. Pueden incluso llegar a enfermar debido al estrés que sufren estos primeros días de aclimatación.

Capitulo 2. Confía en mí!

Siempre le hablaremos con voz agradable y le respetaremos porque es un lugar nuevo y porque somos como gigantes para él y además no conoce nuestras intenciones. Como estaríais vosotros en esa situación? Siempre debemos ponernos en su lugar para imaginarnos lo que sienten y lo que quieren.

Además si tenemos otro animal en casa debe mantenerse al margen para no asustar al nuevo miembro de la familia, las presentaciones a su debido tiempo!

Su primera reacción es de esconderse, protegerse de nosotros, así que le tenemos que demostrar que puede confiar en nosotros, que le queremos y somos sus amigos. Y para ello debemos ser pacientes y amorosos, nunca forzar o reñir porque de esta forma nos cogerá manía. Ofrecerle comida es un buen incentivo, se la enseñaremos ,sin hacer movimientos bruscos, para despertar su curiosidad y atraerle hacia nosotros. Si este paso se supera con éxito podemos muy despacito hacer un intento de caricia en la frente. Si en cualquier momento el conejito se asusta o se retira hay que empezar de nuevo el proceso.

Capitulo 3. Pipis y cacas en la bandeja!

Queréis que siempre acuda a su bandeja para hacer el pipí y la caca y no lo haga en cualquier lugar? podemos enseñarle!

Primero lo soltaremos en una habitación no muy grande y que sea segura. Normalmente los conejos eligen una esquina, la que más les gusta, para hacer sus necesidades. Fíjate donde lo hace y ahí colocaremos la bandeja.

Cada vez que lo haga bien o veas que intenta hacerlo pero no le acaba de salir recompénsale con comida y alabanzas. Si se equivoca y lo hace en otro lugar dile NO!, y rápidamente lo colocas encima de la bandeja, pero has de hacerlo en ese mismo momento que esta orinando porque sino no lo asociará con la bandeja. Tampoco debes decírselo bruscamente porque le asustaras y cogerá miedo a la bandeja y a ti.

Cuando orine en lugares equivocados recuerda limpiar bien el sitio con limón o vinagre para eliminar el olor que le puede llevar a repetir.

Si la bandeja esta impregnada con su orina le resultará más fácil aprender, así que al principio no la limpies para que recuerde que ahí sí que se puede orinar.

Los conejos machos tienen tendencia a marcar el territorio sobretodo a partir de los 4 o 6 meses de edad cuando se disparan sus hormonas. Así que tratarán de orinar por todas partes para marcar su territorio.

La castración facilitara el entrenamiento con la bandeja y mejorará su comportamiento volviéndolo más calmado.

Capitulo 4. De día dormir y de noche… fiesta!

Los conejos son nocturnos y veréis como se pasan el día adormilados y sin ganas de hacer nada mientras que al anochecer y al amanecer tienen ganas de divertirse y jugar.

Por lo menos necesitan salir una media hora al día para corretear y estirar las patas de lo contrario puede que no os dejen dormir.

Capitulo 5. Volver a la jaula

Cuando se acabe el tiempo para corretear le guiaremos hasta la puerta de su jaula dándole empujoncitos por el trasero o enseñándole algo de comida que le motive a entrar. Es muy importante que antes nos haya cogido confianza y no nos tema porque entonces se esconderá de nosotros y será muy difícil que se nos acerque. Recuerda no cogerle de forma brusca.

Capitulo 6. Comportamiento según la raza

Es un error pensar que según sea la raza de un conejo así será su personalidad. Cada conejo es único independientemente de la raza a la que pertenezca.

Ni los conejos de raza pura son mejores que los de raza mixta ni que las razas más pequeñas son más dóciles que las razas gigantes.

A grandes rasgos se podría decir que las razas grandes tienden a ser menos movidas que las pequeñas ,que son más activas, y que los belier y los de pelo largo suelen ser más tranquilos.

La única forma de saber como es la personalidad de un conejito es observando su conducta habitual antes de adquirirlo: como se relaciona con los demás conejos , si está relajado, si no para de moverse etc…y fijarnos bien si encaja con nuestra forma de ser y de vivir.

Capitulo 7. Comportamiento según la edad

Conejo bebé : Los pequeñines solo piensan en corretear y divertirse, no les gusta que les manden ni que les cojan, aunque eso también dependerá de su carácter. Algunos son más mimosos y buscan caricias y calorcito, otros están más interesados en explorar.

Aunque el juego es necesario para su desarrollo y personalidad, no olvides que el entrenamiento temprano es mucho más efectivo, y cuanto antes aprenda buenas conductas mejor para todos.

Conejo adolescente : Con la llegada de la adolescencia, (de 3-4 meses en razas pequeñas o 8-9 meses razas grandes), los cambios hormonales provocaran en nuestra mascota cambios en el comportamiento. Nuestro conejito se vuelve más activo, rebelde incluso agresivo, sobretodo en los machos.

Puede empezar a cortejarte , te sigue , corre en círculos alrededor de tus pies dando zumbidos.

Para marcar su territorio orinará por todas partes y puede dejar de usar la bandeja.

Pueden gruñir arañar y morder para defenderse si invades su jaula aunque le estés dando de comer. este comportamiento lo hacen sobretodo las hembras para defender su nido.

Puede que sus buenas formas desaparezcan pero es importante mantener la calma y la paciencia, si le reñimos constantemente será peor.

Si has decidido no criar puedes castrarlo así su comportamiento se calmará y facilitara el entrenamiento.

Y si necesita actividad debemos proporcionársela con juguetes y ejercicio.

Conejo maduro : con la madurez llega la calma. Nuestro conejito se mostrará más dócil y comprensivo, habrá aprendido a no morder los muebles, a usar la bandeja etc…

Capitulo 8. El embarazo psicológico:

En algunas ocasiones una hembra adulta ,que no ha sido montada por un macho,se empieza a arrancar pelo para hacer un nido creyendo que esta embarazada. Este comportamiento esta provocado por un desajuste hormonal. Para eliminarlo podemos esterilizarla o dejar que críe.

Capitulo 9. Agresividad y destrucción

Ante todo no perdamos los nervios!. Es mucho mas efectivo decirle como ha de hacer las cosas de forma correcta que castigarle o reñirle todo el tiempo porque le volverá más agresivo todavía.

Cada vez que lo haga bien le recompensaremos con comida y cuando lo haga mal le diremos NO! y le recordaremos la forma correcta de actuar.

Si muerde muebles le enseñaremos a que muerda juguetes que sí que puede morder, y si quiere excavar le daremos un lugar adecuado con materiales adecuados para hacerlo.

Recuerda que un conejo castrado es más dócil (al menos teóricamente).

Capitulo 10. Me muerde si le cojo y acarício

Es normal que en ocasiones nuestra mascota esté un poco harta de que le acariciemos y le cojamos en todo el tiempo y arañar y morder es su manera de decirnos que la dejemos un poco tranquila.

Debemos quererlos y también respetar sus deseos y descubrir qué cosas les gustan y que cosas no les gustan.

Los conejos tienen por naturaleza una cierta fobia a las alturas. Así que respeta que quiera relacionarse contigo a desde el suelo y poco a poco cuando vaya confiando más en ti puedes probar de ponerlo en tu regazo sentado en el suelo junto a él.

Por otra parte un conejito no es un peluche así que procurad no excederos en achuchones, por muy monos que sean, porque se agobian y para ellos es como una tortura.

Cómo domesticar a un conejo

Cuando vamos a dar el paso importante de aumentar nuestra familia con una mascota, pueden surgirnos muchas dudas al respecto, sobre todo en el comportamiento de estos animales. Una de las características que debes saber sobre la domesticación de un conejo es que no es complicado, pero necesita unos cuidados básicos que debes atender diariamente para que la relación que vaya a existir entre el animal y el humano sea la correcta y necesaria.

Primeramente cuando un conejo entra en nuestro hogar, debemos de darle un poco de libertad y sobre todo tranquilidad para que pueda habitarse a su nueva casa. Estos animales al principio son muy asustadizos y se estresan con facilidad, por lo que tenemos que evitar en todo momento luces o sonidos que puedan alterarlo, como es el caso de las radios o incluso voces muy fuertes. Con tranquilidad iremos acercándonos a él, para que vea que no somos ningún problema y que lo que queremos es darle cariño y atenciones.

Cuando lo sacamos de la jaula de la misma manera este animal necesita oler, acercarse a los objetos que están a su alrededor y que van a formar parte de su vida. Los conejos adoran estar en lugares altos (pero seguros) con el fin de poder ver mejor que es lo que tienen debajo para hacerse mentalmente un esquema de su nuevo hogar.

Los conejos son muy asustadizos, pero también muy curiosos.

En el momento en el que pierden este miedo y ya han explorado bien su nuevo hogar, es el momento de acercarse a las personas, interactuando con ellas, oliéndolas y aceptando cualquier tipo de mimo que se le pueda ofrecer. Aunque en un primer momento van a buscar el cariño de los humanos, también necesitan tener su momento de paz, y rara vez se sienten a gusto en los brazos de una persona.

El amor y el lazo que une a la mascota con su dueño no es algo que se consigue en pocos días, por lo que tendrás que estar constantemente dándole cariño y juegos para que se vaya sintiendo feliz. De la misma manera, si dejas de darle cariño, este animal es capaz de volverse más apático contigo y tendrás que volver desde el principio para que vuelva a quererte.

Qué hay que hacer para domesticar un conejo

Los conejos debido a sus grandes orejas tienen un sentido del oído muy fino y que detectan casi todos los sonidos que se producen a su alrededor. Les molesta mucho los sonidos fuertes y estridentes, por lo que siempre tenemos que evitar hablarle a gritos o incluso a las orejas, ya que puede causarle sordera.

Cuando te vayas a dirigir a tu conejo, hazlo siempre con una voz suave, que pueda escucharte bien, y sobre todo haciéndole ver que eso que le estas diciendo es algo muy bonito, puesto que por la forma en la que lo pronuncias el llegará a entenderlo. Una forma de indicarle aún más de que lo que le estás diciendo es algo agradable es acariciarlo mientras le hablas, esto lo tranquilizará y además conseguirás que tenga mayor confianza en ti. Una de las partes que más le gustan que les toque es la frente, al igual que detrás de las orejas, siendo la tripa y la cola dos de las partes que más odian y que harán todo lo posible para que no les toques estas zonas.

Recuerda también que a la hora de cogerlos, nunca lanzarlos al aire, puesto esto les asusta mucho y pueden estresarse mucho, tanto que dejarían de comer o podrían morderte. Tampoco deberás de darle la vuelta es decir, los conejos siempre van a evitar que les toques la barriga pero también estar boca arriba. Otro dato para recordar es que las orejas deben tocarse lo mínimo, ya que es una de las partes más sensibles de este animal y pueden dañárseles fácilmente.

Un conejo necesita siempre compañía para no sentirse solo.

Qué se le puede enseñar a un conejo

De entre las acciones más comunes que se le puede enseñar es conseguir que defeque y también orine en una bandeja especial situada en su jaula para este fin. Esto te ayudará a tener su jaula mucho más limpia, con el fin de tener que retirar únicamente esta bandeja a la hora de limpiarla. Esto es algo que requiere mucho tiempo y sobre todo tener mucha paciencia ya que no lo hará a la primera y tendrás que seguir unos hábitos hacia tu conejo con el fin de que lo consiga y entienda que debe hacer sus necesidades en ese rincón y nunca en otro.

Cuando el conejo se encuentre fuera de la jaula para que juegue, ponle también esta misma bandeja fuera de la misma con el fin de que si el animal quiere realizar sus necesidades pueda hacerlo. La educación fuera de la jaula debe ser igual que dentro, cuando veas que va a orinar o defecar debes dejarle claro que eso no se hace, premiándolo con unas caricias o incluso una chuchería cuando lo haga bien, solo de esta manera comprenderá que debe hacerlo en la bandeja.

Hay personas que pueden llegar a enseñarles a sus conejos muchos trucos con los que jugar y divertirse con ellos. Puedes probar a tirarle un objeto que puedan llevar en la boca, trayéndotelo luego al igual que si fuera un perrito, siempre y cuando practiques mucho estos entrenamientos dándole siempre que te trae ese objeto muchos mimos y palabras bonitas o incluso premiándolo con alguna golosina que le guste mucho.

Además de esto también puedes hacer que te avisen cuando quieren algo, por ejemplo caricias. Esta es una técnica que es muy fácil de hacer y tan solo consiste en darle un juguete que haga mucho ruido como un palo con un cascabel o un sonajero. Escóndete de él, y cuando escuches el sonajero acércate y dale muchas caricias, así varias veces al día, seguramente al cabo de unas semanas cada vez que tu conejo quiera tu presencia, hará sonar el sonajero para que estés con él.

Video: Enseña trucos a tu conejo (Diciembre 2021).

Pin
Send
Share
Send
Send