Animales

Abonate a la newsletter de borders-collies

Pin
Send
Share
Send
Send


25.02.2010 | actualización 16:06 horas

PREGUNTA: ¿Por qué a los perros les gustan tanto los excrementos humanos? "Cómo se puede evitar festín tan asqueroso? CRISTINA DE MARTOS.


Sale a pasear con su perro por el parque. El can corre, salta y juguetea entre los arbustos. En un momento dado mastica algo chicloso. Como dueño responsable se acerca a comprobar qué come su mascota para obligarle a escupirlo si puede hacerle daño. Y se encuentra con una desagradable sorpresa: su perro está comiendo excrementos. Quienes tienen o han tenido perros probablemente se han enfrentado a esta curiosa situación.

Los perros comen excrementos de humanos y de otros animales. "Son selectivos a la hora de elegir", explica a RTVE.es el veterinario Javier Gómez de la Clínica Ginzo de Limia en Madrid. "Algunos tienen preferencia por los humanos y otros por los de sus congéneres o los de otros animales".

Por qué lo hacen es aún un misterio. No hay consenso entre la comunidad veterinaria, pero dos son las teorías más repetidas. "Una propone que el animal tiene alguna carencia nutricional, de un aminoácido o algún otro oligoelemento, y lo busca en los excrementos, que al fin y al cabo son comida digerida", explica el doctor. Sin embargo, no hay datos que avalen esta teoría.

"Si das un suplemento a un perro seguirá comiendo excrementos. Mi experiencia personal es que ni siquiera uno de cada 10 perros dejaba de hacerlo".

La otra teoría señala que la coprofagia es algo natural en los perros. "Lo hacen porque les gusta, porque para ellos el olor no es desagradable", comenta. "Algunos perros de caza también se restriegan en excrementos de otros animales, como vacas, por ejemplo, para que no les detecten las presas".

Cualquier cachorro, sea de la especie que sea practica la coprofagia, incluso los humanos. "Un bebé se comería, si le dejas, una caca. Es normal, en esa etapa de la vida quieren probar la consistencia y la textura de la cosas", explica Gómez. Los humanos dejamos de hacerlo porque no nos agrada el olor y porque por convención social no está bien visto. Pero los perros no.

Es muy difícil conseguir que un perro adulto que come excrementos deje de hacerlo. Hay que regañarles para que no lo tomen como costumbre, pero "el que persiste pasado el año lo seguirá haciendo", admite.

Por qué los perros comen caca?

OK, si estas aquí has superado el titular.

A) tienes un estómago fuerte

B) sabes que tener perro significa lidiar con caca. (¡Pero valen la pena!)

Si bien el consumo de heces (coprofagia) es asqueroso para los seres humanos, en realidad es un hábito común de muchos perros.

Las posibles razones por las que los perros encuentran su caca y / o la caca de otros semejantes una delicatessen muy apreciada varían de un amplio espectro desde el comportamiento a la naturaleza médica.

Mientras que el consumo de caca puede ser algo tan simple como el aburrimiento … en realidad también puede ser algo más complejo como la diabetes.

Por lo tanto, si bien el tema de la caca puede ser para nosotros los seres humanos desagradable, es importante mirar las posibles causas.

Razones médicas

En primer lugar, vamos a comenzar con posibles razones médicas que podrían estar llevando a tu perro a comer caca.

1. Deficiencia de enzima

En la naturaleza, la dieta canina trabaja en armonía con su entorno. Cuando el canino come presa, come presas enteras, incluyendo las tripas, que naturalmente contendría la cantidad adecuada de enzimas digestivas que el perro necesita. Éste no es el caso con la dieta de pienso para mascotas, altamente procesada con la que el perro urbano moderno subsiste.

Las enzimas digestivas son un componente clave del proceso digestivo de tu perro, y sin ellas, no pueden absorber adecuadamente sus alimentos. Básicamente expulsan en sus heces los alimentos sin digerir. Los perros crean enzimas en su cuerpo, pero no son suficientes para completar el proceso digestivo con eficacia - por lo que necesitan obtener algunas de estas enzimas de su alimento. Si hay una deficiencia, no sólo pueden desarrollar dolencias, sino que también pueden comenzar a anhelar las heces de las que acaba de deshacerse porque, bueno, están llenas de nutrientes.

2. Insuficiencia pancreática exocrina (EPI)

También conocida como insuficiencia pancreática, esta es una condición en la que tu perro está creando escasa o ninguna enzima digestiva en el páncreas. Sin enzimas agregadas, un perro básicamente se muere de hambre poco a poco, con síntomas como pérdida de peso, diarrea, y sí, come heces, porque está tratando de obtener los nutrientes necesarios.

3. Parásitos

Parásitos intestinales que absorben los nutrientes que su perro debe estar recibiendo de su comida podría ser otra razón por la que tu perro está deseando comer heces.

4. Condiciones que aumentan el apetito

Ciertas enfermedades como la diabetes y problemas de tiroides, así como los esteroides, pueden hacer a los perros lo suficientemente voraces para comer heces (honestamente muchos perros no necesitan más que un empujón).

5. Mala absorción

Cualquier otra condición que puede conducir a la mala absorción de nutrientes a su vez puede conducir a comer heces. No sólo tu perro quiere comer sus heces, debido a los sabrosos nutrientes no digeridos, sino que puede encontrar las heces de un gato aún más deliciosas. Es importante considerar que heces está buscando, porque también puede ser un indicador de una deficiencia o enfermedad en esa mascota.

6. Subalimentación

Asegúrate de que le estás dando de comer a tu perro suficiente comida a horas regulares. Si tu perro está perdiendo peso con una dieta fresca dale más de comer! Y mantén un horario, un perro hambriento buscará otras fuentes de alimentos que no te gustaran.

Razones Conductuales

Ahora que hemos cubierto algunas de las posibles causas médicas para la ingesta de heces, vamos a pasar a posibles razones de comportamiento. Si hay que examinar su salud ten en cuenta lo siguiente:

7. Limpieza

Hay un momento clave que un perro va a comer las heces y es en el orden natural de las cosas. Se trata de cuando una hembra limpia las heces después de que sus cachorros hayan hecho popo para mantener limpio el hogar.

8. Cachorros

A medida que los cachorros comienzan a tener curiosidad por su entorno, pueden decidir tomar un mordisco de algunas heces como parte del proceso de exploración. Por lo general los cachorros no hacen este tipo de experimentos, pero puede suceder.

9. Carroñeros

Los perros son carroñeros naturales que se sienten atraídos por el olor. No siente rechazo y repugnancia por las heces como los seres humanos. Y si la oportunidad se presenta, podrían simplemente comersela.

10. Aburrimiento

Si tu perro está en casa solo todo el día con no mucho que hacer, y hay caca a su alcance, puede encontrar una nueva forma de entretenerse y obtener un poco de tratamiento en el proceso.

11. La búsqueda de atención

Nuestros perros nos quieren y quieren nuestra atención. Si se sienten un poco ignorados, incluso meterse en problemas les complacerá, porque, bueno, tienen nuestra atención. Así que escabullirse en el patio y abalanzarse hacia un bocadillo fecal a media tarde es un 2x1 porque recibe un tratamiento y nuestra atención.

12. Estrés

Los perros que están estresados (si están encerrados todo el día?) Puede aliviar el estrés comiendo caca.

13. Castigo

Los perros que fueron castigados por hacer popo en casa pueden comenzar a asociar la caca con algo malo, el castigo, y comer las pruebas de delito.

14. Hago lo que veo

Un perro más joven puede aprender este comportamiento de un perro más viejo que ha adquirido un gusto por el estiércol. Así que asegúrate de acabar con el problema de raíz.

Ahora ya sabemos que existen multiples razones por las que tu Border Collie puede comer caca. Pero, ahora la cuestion real es qué podemos hacer para atajar el problema.

Lista rápida

En primer lugar, mantén las cosas limpias. Recoge después de tu perro haya hecho sus necesidades inmediatamente. No le des la oportunidad de preguntarse cómo sabe esa pieza fresca y seductora de estiércol. Si tienes otras mascotas, limpia después de que hagan sus cosas de inmediato también, especialmente las cajas de arena. En otras palabras, mantén la tentación a raya manteniendo la caca lejos.

Manten a tu perro mentalmente y físicamente comprometido. Asegúrate de jugar con él de manera regular y si es particularmente enérgico o un perro de trabajo, prueba algo como el agility o algún otro entrenamiento estimulante del cerebro. Y asegúrese de que tiene un montón de juguetes disponibles para ayudar a mantenerlo entretenido.

Asegúrate de que está comiendo una dieta variada de proteínas de calidad. El alimento crudo tiene las enzimas digestivas que tu perro necesita para ayudarlo a procesar sus comidas. Si lo estás alimentando de comida procesada solamente, puedes agregar enzimas digestivas.

Revisa las heces de tu perro regularmente para detectar parásitos.

Evita el castigo, porque de acuerdo a un estudio en la Universidad de California Davis, que involucró 1.500 encuestas por Internet de dueños de mascotas, es ineficaz. El estudio también encontró que los aditivos alimentarios utilizados para detener el consumo de caca son sólo efectivos el 2 por ciento del tiempo.

Manténte al tanto de la situación de la digestión de todas las mascotas de tu hogar. Recuerda, tu perro puede ser atraído por las heces de otro perro o gato, no sólo porque tiene una deficiencia de algo, sino porque no están absorbiendo su comida y sus cacas son muy tentadoras.

Claramente, el acto grosero, pero aparentemente simple de comer heces puede ser algo complicado. Si tu perro comienza a mordisquear la caca, primero busca causas médicas y si está libre de problemas, asegúrate de mantener las cosas limpias, tu perro entretenido y bien alimentado. Se paciente y se consistente.

Has tenido problemas con tu perro y las cacas? Quieres contárnoslo? Estamos encantados de escucharte, comparte tu experiencia en nuestra página de Facebook.

Si te ha gustado lo que te hemos contado comparte este artículo con otros fans del Border Collie 😀

Razones por la que los perros comen excremento

Teorías sobre esta conducta existen muchas, sólo que no están demostradas todas ya que pocos o ningún estudio las respalda.
No obstante, te mostraremos las razones que el sentido común y la experiencia nos muestran como las más probables:

1. Porque huele a comida

Esta razón puede que no la creas en lo absoluto, pero suele ser incluso uno de los motivos más validos de todos los demás.
El excremento son comida procesa en el interior de un ser vivo, por tal motivo las heces continúan oliendo a los elementos con las que han sido formadas. Por ejemplo, si comes pescado, en tus heces habrá muchas trazas de pescado. Obviamente no para los humanos, ya que el sentido del olfato de los seres humanos es mucho más pobre que el de los perros, y nosotros cuando olemos excrementos simplemente nos da asco y no llegamos a “descifrar” que alimento está allí presente. A diferencia de los perros, que gracias al gran sentido del olfato que tienen pueden llegar a identificar los restos de comida que quedan en los excrementos.

Por ejemplo, si a tu perro le encanta la comida para gatos (Le gusta su olor, el sabor, le fascina comerlo, hasta intenta robarlo o revolcarse en él, etcétera) puede que en algún momento lo caches comiéndose las heces de tu gato. Y lo que posiblemente esté haciendo tu perro es tratando de comer “Comida para gatos”, aunque sea una forma indirecta.

2. Para llamar la atención

Comer heces suele ser una forma de llamar la atención, porque el perro al comer los excrementos inmediatamente su dueño se da cuenta y le llama la atención y quizás intente distraerle con otra cosa. De esta manera el canino aprende que realizando ese acto consigue la dedicación de su propietario.
En tal caso, sería conveniente ver si estas dedicando suficiente tiempo a tu perro, jugando con él y haciendo que su vida sea un poco más estimulante. No olvides que los perros son un integrante más de la familia y necesitan tener contacto con los miembros de la estructura familiar.

3. Por las perras hembras al dar a luz

Las perras al dar a luz y tener a sus cachorros, suelen lamerle e ingerir tanto las heces como la orina de sus pequeños para mantener limpia la madriguera. Por tal motivo, la coprofagia puede presentarse con mucha más frecuencia en las hembras. La razón de esta conducta es simple, ya que este comportamiento es heredado de los lobos para producir la higiene y la seguridad.
Las perras (imitando a las lobas) hacen que desaparezca la suciedad de la guarida y evitan parásitos e infecciones, además de eliminar los rastros olfativos que otros depredadores podrían utilizar para localizar la madriguera de los cachorros y devorarlos.

4. Por curiosidad e imitación
Esta conducta se manifiesta sobre todo en perros jóvenes y cachorros que por curiosidad exploran su entorno y pueden descubrir el sabor apetecible de las heces de otros animales alimentados con otra dieta. En algunos casos si tu mascota te ha visto recoger la caca, puede que quiera ayudarte recogiendo él la suya. Este comportamiento generalmente sucede de vez en cuando y desaparece solo.

5. Para mantener limpio su espacio

Los animales tienen la capacidad de distinguir zonas sucias de zonas limpias, por lo que algunos perros se comen las heces para limpiar un área como una ama de casa y mantener limpio su espacio. Esto pasa normalmente si tu cachorro está recluido en una caja o en una jaula, o cuando está encadenado o restringido de otro modo, y pues se acostumbra a convivir con sus heces y sus hábitos higiénicos naturales han sido afectados.

6. Por carencia de nutrientes

Para que tu mascota tenga una dieta completa es importante darle alimentos caseros, naturales y como suplemento alguna comida para perros de calidad. Muchas conductas de coprofagia suele ser por la carencia o deficiencia de nutrientes. Los alimentos más ricos en nutrientes son los naturales, mientras menos procesados, mejor.

7. Por problemas digestivos

Algunos perros que hacen heces blandas o diarrea aislada, permanecen en ella algunos nutrientes sin digerir y al detectarlos, de nuevo las ingieren para poder digerirlos completamente. Esta conducta la adoptan sobre todo los perros cachorros.

8. Por no tener alimentos

Muchas personas sólo alimentan a su perro una vez al día. Algunos postulan que los perros deben tener diversas comidas a lo largo del día, por tal razón ellos se acostumbran a practicar Coprofagia para completar su horario de comida y cumplir su necesidad. Es recomendable que administre alimentos balanceados de buena calidad, ya que una falta de fibra adecuada en la dieta podría derivar en coprofagia.

¿Cómo evitar que mi perro coma excremento?

En primer lugar y quizás la única forma confiable de solucionar este problema es prevenir, prevenir que tu perro tenga acceso a sus heces, ¿Cómo? a través de una supervisión activa y manteniendo el lugar de estar de tu perro siempre limpio.

Si aun así con todo lo que has hecho permanece todavía su conducta de comer heces, se aconseja a los dueños que pongan algo muy picante en el excremento de sus perros, de modo que al olerla y comerla le enseñe a asociar entre un olor muy particular y un sabor terrible. Para que este método funcione debe usarse el 100% del tiempo y así lograr mejorar esta conducta. Cada heces deben tener este «algo» picante.

En el caso de que sea un perro adulto y realice estas escapadas para comer popo, aquí lo que se aplica es conseguir que el perro sea obediente y que a la primera llamada él venga, es decir como siempre una buena educación que nos permitirá tener a nuestro perro controlado y evitar que al escaparse haga de las suyas.

Si este artículo te pareció interesante puedes leer también sobre: ¿Por qué los perros no pueden comer chocolate?

Video: Lucia di Lammermoor: la SopranoCam y Lisette Oropesa. Teatro Real 200 años 1718 (Enero 2022).

Pin
Send
Share
Send
Send