Animales

Cómo saber si mi gato tiene anemia

Pin
Send
Share
Send
Send


Hay dos tipos de anemia en los gatos:

  • Anemia regenerativa: es la más leve, fácil de tratar y de corta duración. La médula ósea del gato aún es capaz de generar glóbulos rojos, pero tiene anemia porque el ritmo de pérdida de los mismos es mayor que el de regeneración. Es decir, aunque genera glóbulos rojos, no son suficientes.
  • Anemia no regenerativa: el gato ya no es capaz de producir glóbulos rojos, por lo que la pérdida es mucho más grave y el tratamiento es más largo y complicado.

La principal causa de ambos tipos de anemia en gatos son las hemorragias que provocan una gran pérdida de sangre. A veces, estas hemorragias pueden ser internas, producidas por un traumatismo, y son más complicadas de detectar. Sin embargo, no es la única causa, la incapacidad de producir glóbulos rojos también puede ser fruto de una invasión parasitaria, carencia de hierro, leucemia felina, peritonitis, fallos renales…

Mucho cuidado con la anemia, es importante detectarla a tiempo, porque si es grave podría matar a tu gato.

Cómo se detecta la anemia en gatos

Habitualmente la anemia en gatos aparece de forma gradual, pero también puede ocurrir que aparezca de forma súbita, este segundo caso es más preocupante, ya que podría poner en peligro su vida.

La forma más sencilla de detectar la anemia felina es oler su aliento. Generalmente la anemia da al gato un aliento algo desagradable y extraño, además, su lengua y encías se vuelven bastante pálidas. Ya que los gatos son excelentes actores y disimulan con maestría sus enfermedades, fijarte en la boca de tu gato puede ayudarte mucho a saber si está anémico.

Síntomas de la anemia en gatos

No sólo cambia su aliento y el color de su boca, la anemia en gatos también producirá síntomas como:

  • Respiración entrecortada y acelerada, intenta luchar contra la falta de oxigenación de la sangre
  • Cansancio y debilidad constante, aparentemente injustificados
  • Fiebre
  • Color amarillento en la piel
  • Falta de apetito
  • Rechazo al juego y al ejercicio, sólo quiere descansar

Si tu gato reúne estos síntomas, ¡casi seguro se encuentra en estado de anemia! En ese caso, ¡debes acudir al veterinario lo antes posible!

Tratamiento de la anemia en gatos

Es muy urgente tratarla, probablemente le tengan que hacer transfusiones de sangre si la causa de la anemia ha sido una hemorragia. Si se trata de deficiencias nutricionales habrá que hacer los cambios adecuados en su dieta, así como recurrir a tratamientos antiparasitarios si estos la han provocado.

La anemia en gatos no puede tratarse en casa con remedios naturales. Cuanto antes acudas a la clínica, más probable será que tu mascota sobreviva.

¡Permanece atento al comportamiento de tu gato para detectar la anemia! Si es progresiva, al principio los síntomas pueden ser realmente sutiles.

Muchas de las enfermedades que se presentan en los humanos, también se presentan en las mascotas. La anemia en gatos es una enfermedad que puede ser muy común, sin embargo detectarla requiere de un conocimiento profundo sobre los síntomas y sobre el comportamiento de nuestro gato.

La anemia es una enfermedad que ataca a los glóbulos rojos que son los encargados de transportar el oxígeno a todo el cuerpo, por lo que la ausencia de estos debilita el cuerpo, los tejidos y los órganos en general. La consecuencia de esta enfermedad es casi siempre la muerte cuando no se trata a tiempo y de la forma correcta.

Hoy en nuestro artículo hablaremos un poco sobre los signos o síntomas de la anemia en gatos, para que puedas ofrecerle el tratamiento adecuado una vez detectada la enfermedad.

¿Cómo saber si mi gato tiene anemia?: 5 signos de alerta

Las causas por las cuales esta enfermedad se desarrolla en nuestros gatos pueden ser diversas. Una de las más importantes se debe a la ausencia de ciertas vitaminas que el cuerpo no produce y que tampoco está recibiendo y que son las responsables de la formación de los glóbulos rojos.

El hierro, por ejemplo y la vitamina B12 son dos de las muchas vitaminas que se requieren para la salud. La ausencia o déficit en estas vitaminas, produce la anemia en nuestros gatos.

Dentro de los signos de alerta con los cuales podemos detectar la anemia en gatos, encontramos los siguientes:

1. Recientes cirugías: si tu gato ha pasado por un proceso de cirugía reciente en el cual perdió mucha sangre, lo más posible es que como consecuencia de esto pueda desarrollar anemia. En este caso, lo más probable es que des del propio centro donde han intervenido al animal nos darán indicaciones sobre los cuidados y la alimentación que deberemos dar a nuestro felino.

2. Falta de apetito: uno de los síntomas que son más usuales en las mascotas que poseen anemia es la pérdida del apetito. Sin embargo, no debemos confundir este síntoma, ya que muchas otras causas se presentan de la misma forma, como por ejemplo el estrés u otro tipo de enfermedad.

No obstante, es importante considerarla para descartar anemia en gatos.

3. Peso: otro de los signos de alarma sobre la anemia es que nuestras mascotas pierden peso de forma muy rápida y sin razón aparente. Por causa de la anemia el cuerpo se ve obligado a utilizar toda la energía posible por lo que el peso se pierde con mucha facilidad y el animal se debilita rápidamente.

4. Agotamiento o decaimiento: el agotamiento es también una clara señal de alarma de que algo no va bien con nuestro felino. Por lo general los gatos son perezosos y tienen episodios de sueño muy largos. No obstante, si detectamos un exceso de cansancio y de falta de actividad física en nuestro minino, pongámonos en alerta y si dura más de un par de días es indispensable que lo llevemos cuanto antes a un veterinario.

5. Presencia de sangre: la sangre en las deposiciones pueden ser señal de otras complicaciones, sin embargo también se presenta en gatos con anemia.

Ésta es una de las señales más alarmantes que podemos ver en nuestra mascota, por lo que debemos acudir a un profesional inmediatamente.

La anemia en gatos o en cualquier otra mascota es síntoma de enfermedad y puede conducir al animal a una muerte segura si no se trata inmediatamente desde que se detecta. Ante cualquiera de los síntomas descritos más arriba no dudes en llevar a tu mascota al veterinario para que le hagan una revisión.

Cómo saber si mi gato tiene anemia es un consejo para Gatos, y habla sobre Salud e Higiene.

Síntomas de la falta de hierro en gatos

El hierro es necesario para la formación de la hemoglobina, una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos y que sirve para transportar el oxígeno por la sangre. Por este motivo, los síntomas de la carencia de hierro en gatos son los típicos de la anemia en estos animales.

En estos casos, puede verse una progresiva sensación de cansancio, en el animal, que tiende a empezar como una falta de ganas de juego y acabar en letargo. Otro síntoma que puede aparecer son la pica, es decir, necesidad de ingerir sustancias que no son alimento, como la basura o las heces.

Pero el signo más representativo de la anemia, y uno de los más fáciles de detectar es la palidez de mucosas. La palidez de mucosas se puede observar fácilmente mirando las encías del gato, que, en los casos de anemia, se verán blanquecinas en lugar de sonrosadas. Observa la imagen que te mostramos a continuación.

Si se detectan estos síntomas, se recomienda visitar a un veterinario para que diagnostique el proceso que los provoca.

Una alimentación poco compensada puede provocar falta de hierro en gatos. Esto es extremadamente raro en animales que consumen dietas comerciales ya sea a base de pienso seco o de comida húmeda (latas), pero puede ocurrir en gatos alimentados con dietas caseras.

Por ello, si has decidido dejar el pienso y decantarte por una dieta casera, te aconsejamos que acudas a un veterinario para que te asesore y lleve a cabo una rutina de analíticas que te ayuden a prevenir cualquier problema de salud en tu felino.

También, en la mayoría de los casos de anemia, un buen aporte de hierro en la alimentación es de gran ayuda para mejorar la situación. Las pérdidas de sangre, ya sea por hemorragias internas (como las ocasionadas por úlceras, la rotura de algún órgano, o ciertos tipos de cáncer) o externas (caso típico de las heridas), provocan anemia.

Cuando esto sucede, por lo general, el organismo del animal intenta corregir la situación, creando más glóbulos rojos, para lo que necesita hierro, con lo que un aporte extra o un suplemento puede ser de gran ayuda.

Asimismo, algunos parásitos como las pulgas o ciertos gusanos intestinales son capaces de ocasionar un estado de anemia, y el aporte de hierro es también de gran ayuda en estos casos.

Alimentos ricos en hierro para gatos

Afortunadamente, existen muchos alimentos ricos en hierro que se pueden ofrecer a los gatos. Por lo general, lo más adecuado es proporcionar suplementos nutricionales para animales ricos en este nutriente, disponibles en centros veterinarios y tiendas especializadas.

Además, existen algunos piensos específicos para gatos con anemia, útiles para los animales con falta de hierro. No obstante, es posible encontrar alimentos ricos en hierro que se pueden utilizar con buenos resultados, como los que repasamos a continuación:

  • Carne roja: una buena opción, por lo general es rica en hierro y es alimento apropiado para gatos. De todos modos, los riesgos sanitarios que puede acarrear la carne cruda, sobre todo si no es fresca y de primera calidad, hacen que sea recomendable cocinarla mínimamente antes.
  • Pescado: alimento muy rico en hierro también, y muy bien aceptado por los gatos. Además de por temas de salubridad, se hace aconsejable cocinarlo ya que crudo contiene tiaminasas, unas sustancias nocivas para el gato.
  • Hígado: uno de los alimentos ricos en hierro más conocidos y más aconsejables. Tampoco se debería dar crudo.
  • También las verduras de hoja verde y algunos cereales, sobretodo los integrales, contienen hierro en una cantidad interesante, pero parecen más adecuados por las características del animal, fundamentalmente carnívoro.

Hay que recordar que, aunque la suplementación con hierro en la alimentación es muy eficaz, en los casos de anemia debe mantenerse la dieta rica en hierro durante varios meses.

Además, si la causa de la deficiencia de hierro no es una alimentación desequilibrada, sino algún tipo de anemia, es necesario acabar primero con la enfermedad que la provoca, de lo contrario el problema no se resolverá. Para ello es necesario visitar a un veterinario si detectamos algún síntoma de anemia en el gato, como hemos dicho.

Si deseas leer más artículos parecidos a Alimentos ricos en hierro para gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de alimentación.

Causas de anemia en los gatos

Tu felino puede tenerla por varias causas, desde una alimentación para gatos inadecuada, en la que falten las vitaminas y minerales esenciales como el hierro, hasta la presencia de parásitos externos en los gatos, pulgas o piojos, o internos, como el mycoplasma haemophilus, que puede contraer por la mordedura o el arañazo de otro gato.

Síntomas de anemia en tu gato

Hay algunos síntomas que alertan de la posibilidad de que tu gato tenga anemia y ante los que no debes dudar en consultar al veterinario.

  1. El más evidente y fácil de ver es el propio estado general de tu mascota. Un gato alicaído, que no quiere jugar y que ha perdido el apetito… algo le pasa y puede que se trate de anemia.
  2. Unido a lo anterior, la debilidad y la falta de energía es otro de los síntomas más claros.
  3. Pérdida de peso. Si tu gato adelgaza sin motivo la causa puede ser una anemia.
  4. Las dificultades respiratorias y los latidos más fuertes de lo normal y con ritmo irregular son también posibles indicadores.
  5. Fíjate en las heces, porque en algunos casos de anemia presentan sangre oculta.
  6. En ocasiones, un gato con anemia puede tener la lengua y las faucesespecialmente pálidas, carentes de su color rojizo normal.

Cómo tratar la anemia en los gatos

Afortunadamente, la anemia, detectada a tiempo y confirmada mediante el correspondiente análisis de sangre, se soluciona con un tratamiento adecuado. Si tu gato, por algún motivo como una hemorragia interna o externa, ha perdido mucha sangre, tal vez necesite, como primera medida, una transfusión. En casos leves, solo será necesario modificar su alimentación para aportarle los nutrientes que le faltan y, tal vez, reforzarla con algún suplemento a base de minerales y vitaminas. Recuerda que la anemia puede enmascarar otras enfermedades como la virus de la leucemia felina, el cáncer o una insuficiencia renal.

¿Qué es la anemia?

El término anemia significa médicamente falta de algún elemento en la sangre y se trata de una enfermedad que también podemos padecer los seres humanos. Existen dos tipos de anemia que pueden afectar a nuestro felino.

Cuando hablamos de la anemia en gatos, esta condición se define por un número disminuido de glóbulos rojos en la sangre, siendo estos glóbulos las células encargadas de transportar el oxígeno para nutrir los tejidos y el dióxido de carbono hasta que este se elimina a través de la respiración.

Como veremos a continuación, la anemia puede estar causada por muchos factores, pero todos ellos tendrán como resultado una disminución en los glóbulos rojos y la hemoglobina, que es el pigmento responsable de la captación y el transporte del oxígeno.

Causas de la anemia en gatos

Entre las principales causas de la anemia en gatos debemos destacar las siguientes:

  • Pérdida de sangre por hemorragia externa o interna
  • Enfermedad autoinmune
  • Infección viral
  • Enfermedad renal
  • Cáncer
  • Reacción adversa a fármacos

¿Cómo se diagnostica la anemia en gatos?

Para diagnosticar la anemia en gatos principalmente disponemos de dos pruebas analíticas que se realizan a través de una extracción de sangre y posterior estudio de esta muestra:

  • Hematocrito: Nos indicará el volumen de glóbulos rojos presentes en la sangre del gato, determinando si este rango es normal o si por el contrario se corresponde con un estado de anemia:
  • Hemograma: También conocido como conteo sanguíneo completo, este análisis nos da información acerca de todos los elementos de la sangre, glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

Obviamente no basta con diagnosticar la anemia sino que resultará prioritario establecer la causa, para ello el veterinario tendrá en cuenta el historial clínico del paciente, todos los síntomas que presenta, realizará una exploración física completa y también deberá descartar la presencia de enfermedades virales como la leucemia.

¿Se puede prevenir la anemia en gatos?

Algunas de las causas de la anemia son impredecibles y su prevención puede resultar dificultosa, no obstante, si podemos emplear varias medidas que nos ayuden a mantener el bienestar de nuestro gato y a prevenir en el mayor grado posible esta enfermedad:

  • Intenta mantener a tu gato en el interior del hogar para así evitar la transmisión de enfermedades infecciosas, si tu gato tiene contacto con el exterior, consulta con tu veterinario qué vacunas son adecuadas para la prevención de estas enfermedades
  • Desparasita a tu gato de forma frecuente
  • Procura que tu gato siga una alimentación saludable y equilibrada y permanece atento ante cualquier cambio de hábitos

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Anemia en gatos - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades cardiovasculares.

Pin
Send
Share
Send
Send