Animales

Cuánto dura el embarazo de una perra?

Pin
Send
Share
Send
Send


Esta semana en nuestra clínica veterinaria vamos a explicarte todo lo que necesitas saber, información sobre la gestación en perras, duración del embarazo y cuidados necesarios para perras antes y después de parir una camada.

El periodo de gestación de una perra es de cincuenta y ocho a sesenta y seis días de media, o lo que es lo mismo, el embarazo de una perra dura nueve semanas más o menos. A niveles generales las perras suelen dar a luz sobre el día sesenta y tres del embarazo.

Para saber de cuanto tiempo está embarazada nuestra perra será necesario contar los días desde que realizó la última monta para reproducirse. Si no lo sabemos, entonces será necesario realizar una ecografía.

Mediante la ecografía podremos ver el tamaño y desarrollo de los cachorros dentro del vientre de la madre, lo que nos dará una fecha muy aproximada de cuantas semanas de embarazo tiene nuestra perra.

A partir de los dos meses de gestación, la perra puede mostrar signos de que va a parir, es necesario conocerlos para estar preparados y atender la llegada de los nuevos cachorros de forma correcta.

Por ejemplo, la perra embarazada rehuye de otros perros o les gruñe, puede también buscar un lugar tranquilo en casa donde poder parir.

La perra se lame los genitales con frecuencia y/o expulsa líquidos, su temperatura puede subir o tener contracciones y, una cosa sorprendente es que puede reclamar nuestra atención.

Si nuestra perra muestra estos síntomas durante su embarazo, significa que va a parir ese mismo día o en los próximos días.

Si nuestra perra ha cumplido ya los sesenta y cinco o sesenta y seis días de embarazo y no ha dado a luz, será necesario que realicemos las siguientes pruebas:

  • Ecografía abdominal
  • Prueba de ultrasonidos
  • Palpación del vientre por parte del veterinario

Una vez realizadas las correspondientes pruebas y comprobado que los cachorros están bien, el veterinario provocará de forma intencionada el parto con el uso de medicamentos o bien aplicará una cesárea si lo cree conveniente.

La alimentación es fundamental durante el embarazo y tras el parto.

Por otro lado, habilita un espacio tranquilo y cómodo dentro de casa, para que tu perra sepa que tiene un lugar tranquilo donde parir cuando llegue el momento.

Si necesitas ayuda e información sobre la gestación de tu perrita no dudes visitarnos somos Veterinarios 24 horas en Madrid.

¿Cuánto dura el embarazo de una perra?

La respuesta es simple porque lo habitual en el embarazo de una perra es que dure entre 58 y 67 días, siendo la media normal unos 63 o lo que es lo mismo, alrededor de dos meses. Esto puede parecer mucho tiempo, pero si lo comparas con los humanos que un embarazo de una mujer tarda nueve meses o el de una elefanta que pueden estar 660 días o un camello hembra que puede tener un período de gestación de unos 400 días, entonces podemos decir que el tiempo de embarazo de una perra es relativamente corto.

El tiempo de concepción y entrega es relativamente corto teniendo en cuenta que una camada de cachorros con unas pocas células y tan sólo nueve semanas después existen pequeños perros perfectamente formados.

Factores que pueden afectar al embarazo de una perra

La realidad es que en los embarazos de las perras puede variar un poco el tiempo concreto en el período de gestación y esto depende de algunos factores por eso, si tu perra se queda embarazada lo mejor es que hables con tu veterinario. Por lo tanto, el embarazo de tu perra puede variar en duración a lo normal establecido, pero existen algunos factores que contribuyen y que es necesario que tengas en cuenta.

El tamaño de la raza

El tamaño de la perra embarazada es un factor crucial en la estimación de la duración del embarazo. Las razas más pequeñas de perros suelen tardar más en el período de gestación que una raza de perro más grande.

El tamaño de la camada

El período de tiempo de gestación también depende en gran medida del tamaño de la camada de cachorros. Si la perra espera una o dos crías y ocupan todo el útero puede tardar un poco más de tiempo, en cambio si espera cinco o seis crías, entonces es posible que tenga un parto más temprano o parto prematuro al necesitar más especio dentro de su cuerpo.

Los antepasados de la perra

Si es posible se puede valorar el árbol genealógico de la perra para saber más o menos cuánto duraron los embarazos anteriores, sobre todo es importante saberlo de la madre o de la abuela de la perra.

Muchos criadores profesionales mantienen registros escrupulosos sobre este tipo de detalles. Aunque no es una ciencia exacta, ayuda a predecir cuánto será el tiempo aproximado del embarazo de una perra.

¿Cuándo se consideran que los perros son cachorros prematuros? La mayoría de los veterinarios coinciden que unos cachorros son prematuros sin nacen sobre antes del día 58. En el día 58 pueden nacer con seguridad porque sus pulmones están suficientemente maduros para poder sobrevivir en el exterior, aunque pueden considerarse prematuros también.

Generalmente, puedes detectar que unos cachorros son prematuros debido a que sus patas son de color rosa brillante y que tienen muy poca piel. Los cachorros que nacen antes del día 58 pueden nacer muertos o mueren al día o al segundo día de haber nacido.

Cómo saber si tu perra está preñada

Aunque la mayoría de los propietarios son muy cuidadosos para saber y detectar si sus mascotas están en celo, a veces una perra puede estar embarazada y parir sin que ni siquiera el dueño se haya dado cuenta. excepto cuando los cachorros ya han nacido. En otros casos, es posible que el dueño haya planificado el embarazo para producir una camada. No importa cuáles sean las circunstancias, es necesario saber si la concepción ha sido realizada con éxito y si realmente la perra está embarazada o no.

Aunque es difícil saber si realmente tu perra está embarazada durante las primeras semanas de gestación, hay algunos cambios que sí puedes tener en cuenta. Observa a tu perra detenidamente para saber si presenta una o más señales.

Tiene menos hambre

La falta de apetito suele ser uno de las primeras señales para saber si una perra está embarazada. Pueden perder el apetito y lo compensarán más tarde en el embarazo. Pero si tu perra pierde el apetito en las primeras semanas de embarazo, no le fuerces a comer. Puedes tentarla con sus comidas preferidas pero no te preocupes mucho si se niega a comer porque es bastante común.

La mayoría de perras no estarán más de dos días sin comer, aunque si tu perra se niega a comer tres días seguidos, entonces habrá llegado el momento de llamar al veterinario para que te aconseje.

Tiene más hambre

Otras perras también pueden sentir un aumento de apetito casi inmediatamente al quedar embarazada. Si este es el caso, comerá rápidamente y pedirá más, como si no estuviese saciada. Está bien permitir que coma más pero hay que tener cuidado.

En lugar de ofrecerle una gran comida diaria, es mejor ofrecerle dos o tres comidas al día para que siempre tenga algo en su estómago. Esto le ayudará a sentirse saciada y satisfecha y además, proporcionará una buena nutrición a sus crías que están en desarrollo dentro de su vientre.

Tiene mejor energía

Es posible que si normalmente tu perra tiene mucha energía, de repente se vuelva más pasiva. Como en el embarazo de la mujer humana, las perras también pueden experimentar cansancio y agotamiento porque sus niveles hormonales deben apoyar a los embriones que están en crecimiento.

La crecen y cambian los pezones

Si a tu perra le crecen los pezones también será un buen indicador de que el cuerpo de tu perra está cambiando por el embarazo. La mama aumentará de tamaño y también los pezones para prepararse para la producción de leche. El color de los pezones también cambia y se volverán algo más rojizos.

Cambios de comportamiento

También es posible que tu perra embarazada presente algún tipo de cambio en su comportamiento. Algunas hembras se vuelven cariñosas o incluso puede tener algo de mal humor. Como siempre, es necesario respetar sus cambios de humor.

Gestación canina

Las perras pueden quedar embarazadas cada vez que están en celo, lo que ocurre una vez cada ocho meses. Este periodo de fertilidad dura hasta tres semanas. Además de quedarse embarazada durante este periodo, puede tener altercados con los machos si no se siente lo suficientemente preparada para aparearse. Sacarla a pasear con la correa durante el celo la ayudará a evitar peleas y, si no quieres que un macho se aparee con ella, frenará sus avances amorosos.

Como la gestación puede ser cara, y sentimental tanto para ti como para tu mascota, suele ser mejor dejar la reproducción a los expertos. Si deseas evitar que tu perra se quede embarazada, deberías pensar en esterilizarla. Te ofrecemos más información en nuestra preguntas frecuentes sobre la esterilización de perro

La gestación canina suele durar entre 61 y 65 días, aunque es posible que no adviertas ningún cambio físico obvio en tu perra hasta la recta final de su gestación. No existe algo similar a un test de embarazo canino que puedas hacer en casa, por lo que te preguntarás cómo responder a la pregunta "¿Mi perra está embarazada?"

Hay varias señales que vigilar para saber si hay perritos en camino.

Síntomas de una perra embarazada

En este apartado describiremos cómo es el embarazo de una perra. Si durante el celo se ha producido una monta es probable que haya habido fecundación. Desde ese momento en el cuerpo de la perra se producen cambios con el objetivo de asegurar la implantación y el desarrollo de los embriones. Salvo un ligero aumento de peso, todas estas modificaciones no van a ser perceptibles para nosotros hasta que la gestación no se encuentre más avanzada. Algunas perras presentan náuseas hacia la tercera semana de gestación. Vomitarán de vez en cuando y perderán el apetito durante unos días.

Pasado el primer mes de embarazo, los pezones se oscurecen y van a aumentar de tamaño, lo mismo que el abdomen, lo que será más o menos evidente en función de la constitución de la perra. Puede aparecer también secreción en las mamas, que estarán agrandadas. Cuando se aproxima la fecha del parto podremos notar que la perra busca un lugar donde hacer el nido, deja de comer y está inquieta.

El control de la natal >

Ahora que sabemos cuánto dura el embarazo de una perra, podemos calcular que cada una podrá tener un par de camadas al año. En la actualidad, hay más perros que hogares dispuestos a acogerlos, de manera que, en un número excesivamente elevado, acaban abandonados, maltratados o muertos. Por ello, como parte de una tenencia responsable debemos evitar que se reproduzcan. Se recomienda laesterilización tanto para evitar camadas no deseadas como por sus beneficios para la salud.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cuánto dura el embarazo de una perrita?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Gestación.

Síntomas del embarazo en perras

Si te has dado cuenta de que se produjo alguna monta, presta atención al apetito de tu mascota. Lo más probable es que, si se ha producido el embarazo de una perrita, esta reduzca notablemente la cantidad de alimentos que ingiere.

También su actividad se reduce mucho y pasará la mayor parte del día reposando. Sin embargo, estos pueden ser síntomas de alguna enfermedad, así que (en caso de que no te hayas dado cuenta de si se produjo una monta, pero el comportamiento de tu perra te alarma, préstale atención a las mamas). A partir de la tercera semana de gestación las mamas crecerán considerablemente, y esto será una señal inequívoca de que está embarazada.

En cuanto tengas la sospecha de que está embarazada, lo mejor es que la lleves al veterinario, que le hará una de las siguientes pruebas para determinar si está preñada:

  • Palpación abdominal
  • Una radiografía
  • Un ultrason >

Una vez que identifiques el embarazo de una perrita, deberás controlarla semana a semana, pues tendrá necesidades alimenticias y espaciales a medida que los fetos vayan creciendo, y deberás asesorarte continuamente por el veterinario. Ahora veamos brevemente qué pasa en las diferentes etapas:

Semana 1 a la 3

Se produce la fecundación y la división celular que producirá el embrión. En estas semanas el embrión se sujeta a las paredes del útero y se define la cantidad de cachorros que nacerán. Al final de la tercera semana ya se puede apreciar la cabeza y el tronco de los cachorros.

Semana 4 a la 6

Los cachorros miden entre dos y seis centímetros al inicio de la semana 4. Se forman los órganos, músculos, ojos, médula espinal y huesos. Se define el sexo de los cachorros y se puede percibir el latido del corazón. Las patas se empiezan a desarrollar al final de la semana seis.

Semana 7 a la 9

El crecimiento de los cachorros se acelera y tienen la apariencia que tendrán al nacer. En esta etapa se desarrolla el hocico, el pelaje y (dependiendo de las hormonas presentes) el temperamento. Al final de la semana 9 los movimientos de las patas de los cachorros ya son perceptibles a simple vista en el abdomen de la perra, lo que indica que están listos para nacer.

Pin
Send
Share
Send
Send