Animales

5 consejos para educar a tu gato para ir al baño

Pin
Send
Share
Send
Send


La mayoría de gatitos ya saben usar la bandeja sanitaria cuando llegan a su nuevo hogar, porque lo aprenden de su madre por imitación. Ahora bien, si ves que tu gatito empieza a olisquear, rascar o se agacha en un rincón, debes ponerlo delicadamente en la bandeja sanitaria las veces que sea necesario.

​¿CÓMO ENSEÑARLE A UN GATO A IR AL BAÑO?

Es importante no darle al gato ninguna excusa para no utilizar la bandeja higiénica. Por eso debes conservarla limpia y situarla allí donde tu gatito prefiera. Es muy importante que esté lejos del alimento y del agua, en un lugar accesible pero relativamente íntimo. Evita los lugares húmedos y oscuros, las habitaciones alejadas, las zonas donde haya una lavadora ruidosa o las que están próximas a los lugares de paso. Algunos consejos más para enseñar al gato a usar el wc son:

- Sitúa la bandeja en un lugar íntimo, lejos del alimento y el agua.

- Evita lugares oscuros, húmedos y de mucho paso o ruido.

Escoge un tipo de bandeja que tu gatito pueda usar cómodamente. Si es necesario, durante las primeras semanas puedes improvisar una, usando un recipiente desechable poco profundo y más tarde ya le enseñaras a tu gato a usar el arenero.

Como los gatos son extremadamente cuidadosos, tienden a tapar meticulosamente sus necesidades una vez realizadas. De ahí la importancia de inclinarte por una bandeja lo suficientemente profunda como para impedir que los gatos dispersen el lecho higiénico cuando la rascan, y lo suficientemente grande para que puedan dar un giro completo por dentro.

En el mercado existen bandejas abiertas y otras cerradas. Si tu gatito es tímido y notas que prefiere disfrutar a solas de su intimidad, cómprale una bandeja cubierta equipada con un filtro de carbón para limitar los olores desagradables. De esta manera, también evitarás que la arena absorbente se desparrame por el suelo.

Respecto a los tipos de arena, los gatos prefieren una que sea compacta y aglomerante. Te recomendamos que pruebes TIDY CATS ® , una marca de arena aglomerante patentada por Nestlé PURINA ® . Cuenta con gránulos más largos y redondos que los de una arcilla común, que maximizan el resultado del producto porque capturan la humedad. Tiene un gran poder absorbente para neutralizar olores, desprende un aroma suave y está libre de polvo.

Rellena la bandeja a la profundidad recomendada por el fabricante de la arena (unos 7 cms). Una vez utilizada, retira los residuos sólidos con la ayuda de una pala, dejando el resto de arena absorbente limpia y seca. Cuando cambies la arena, debes vaciar por completo la bandeja y limpiarla con agua caliente y detergente. Evita los desinfectantes porque algunos son tóxicos para los gatos.

​CÓMO PREPARAR LA BANDEJA

  1. ​Rellena la bandeja con arena hasta unos 7cm de profundidad.
  2. Una vez usada, retira los residuos con una pala.
  3. Cuando cambies la arena hazlo por completo y limpia la bandeja con agua.

Nunca dejes a tu gato dentro de casa sin una bandeja sanitaria. Si tu gato retiene la orina durante largos periodos, pueden empezar a formarse cristales, provocándole una cistitis.

Si tu gato orina fuera de su bandeja, puede tratarse de un problema físico, como la enfermedad del tracto urinario inferior felino (FLUTD), un problema doloroso y potencialmente fatal, si se bloquea el paso de la orina.

Algunos de los signos de FLUTD son: acudir con frecuencia a la bandeja, la presencia en ella de manchas, orina oscura o de color rojizo, manchas de orina por el suelo, gritos de angustia o un aseo excesivo de las partes genitales. Siempre que sospeches algún problema de salud de tu gatito, debes acudir al veterinario.

Por último, si tienes más de un gato, pon una bandeja para cada uno, más una bandeja suplementaria. Sitúalas en rincones tranquilos, poco frecuentados y de fácil acceso.

Y sobre todo, si estás embarazada, no manipules la arena sucia ante el riesgo de padecer toxoplasmosis.

Ver más sobre

Enseñar a tu gatito a usar el arenero o hacer sus necesidades en el lugar indicado no es un tarea difícil. Solo requiere un poco de paciencia y voluntad, bastarán unos días para adiestrarlo. En general será más fácil si es un gato joven, mientras más viejo el minino, más complicado será. Sin embargo nunca llegará a ser un desafío tan grande por lo que mantén la calma y sigue los consejos que te entregamos a continuación:

Dejar la caja en un lugar cómodo y accesible

Es importante, sobre todo en los inicios del uso de la caja, que el lugar donde está ubicada sea fácil de acceder. Es decir un lugar donde ojalá no hayan puertas cerradas ni impedimentos para entrar. Tampoco que sea el lugar donde hay mayor tráfico de personas y ruido puesto que se pondrá nervioso. Observa bien tu casa y encontrarás el lugar adecuado,

Escoger tamaño de la caja

Si tienes un gato pequeño necesitarás una caja bajita para que no le cueste entrar. Sin embargo a medida que crecen la caja tendrá que ser más grande o terminará echando toda la arena afuera. Con 7 centímetros o un poco más de altura deberías andar bien. El tema es que sea cómoda para tu felino, cosa que lo incentivará a hacer ahí.

Solo guíalos

Los gatos instintivamente buscan arena y lugares que puedan escarbar para hacer sus necesidades. Poder tapar sus deshechos es vital para ellos en situaciones de sobrevivencia puesto que así esconden sus olores de posibles depredadores. Solo necesitas enseñarles cual es el lugar correcto. Si hacen en lugares como el macetero donde tienes plantas, puedes poner una maya al rededor de la planta, o cáscaras de limón puesto que no les gustan los olores cítricos. También puedes rociar el contenido de una bolsa de té ocupada sobre la tierra ya que es otro olor que les molesta.

No castigar

Si tu gato muestra algo de resistencia para usar el arenero al comienzo no lo golpees ni le grites. Los gatos son muy sentimentales y recuerdan todo por lo que infundirás miedo en el y desprecio hacia ti. Cada vez que se equivoque recoge su excremento y llevalo a la caja para que luego se guíe por el olor. También lo trasladas al gato a la caja para que sepa donde tiene que hacer. Cuando haga donde corresponde, premialo con caricias y alguna golosina.

¿Y si es un bebé?

Las madres gatas estimulan a sus pequeños para que puedan orinar y defecar. Si recibiste a un gatito con menos de 3 semanas de vida, es probable que tengas que cumplir esa función. Humedece un paño con agua tibia y sobale el área abdominal y el ano muy suavemente hasta que haga sus necesidades. Durante ese tiempo no podrás entrenarlo para usar el arenero, pero apenas lo veas que es capaz de excretar por su propia cuenta puedes comenzar a mostrarle donde. Incluso puedes tomar sus patitas gentilmente y escarbar con ellas para que adquiera el gesto.

Ten presente estos consejos y verás que en pocos días tu gatito ya está educado. No es un proceso largo ni tedioso por lo que será gratificante ver como da resultados. Un último tip a tener en cuenta es que de preferencia las mujeres embarazadas deben evitar limpiar o ser muy cuidadosas para evitar contagio de toxoplasmosis, una bacteria que puede estar en las fecas de los gatos.

Consejos para enseñar a un gato y que use el arenero

En la mayoría de los casos, los gatitos aprenden de su mamá todo lo que luego usarán en su vida cotidiana. Pero aquellos que han sido recogidos de la calle o que se han quedado huérfanos no tendrán esas lecciones.

Enseñar a un gato a usar la caja de arena es todo un desafío, y de ello depende la limpieza del hogar y la higiene del animal. Presta atención a los siguientes consejos para que sea más fácil la enseñanza:

1. Compra una caja de arena adecuada

A diferencia de los perros, los gatos son más ‘detallistas’ en cuanto a sus gustos y objetos personales. Por ello, para que usen la caja de arena debe ser de su agrado. En las tiendas de mascotas podrás encontrar muchos modelos diferentes, pero no todos son aptos para tu mascota.

Como primera medida, compra una de tamaño grande para que sea cómoda y pueda tapar sus desechos sin problemas. En el caso de que haya más de un gato, cada uno tendrá que tener la suya. Y, además, ten en cuenta su ubicación: coloca el arenero en un sitio poco transitado como el cuarto de lavado o el baño. ¡Nunca lo dispongas al lado de su comida o cama!

Otra cuestión a tener en cuenta es la arena que coloques dentro. Hay naturales, sintéticas y hasta con químicos para neutralizar los olores. Fíjate en cuál le es más cómoda y no llenes el recipiente al máximo: debes dejar espacio para que el animal tape los excrementos sin tirarlos hacia todos lados.

2. Presta atención a los hábitos gatunos

Para enseñar a un gato a hacer cualquier cosa, es fundamental respetar sus actividades y sus hábitos cotidianos. Por ejemplo, algunos hacen sus necesidades después de comer y otros tras la siesta.

Conocer esta costumbre te servirá para dirigirlo hacia su caja de arena y evitar que defeque en cualquier otro rincón de la casa.

3. Haz de la enseñanza un juego

Este consejo sirve también para otras actividades que quizás a la mascota no le agradan tanto, como por ejemplo cepillarle el pelo. Juega con el gato cerca de su caja de arena para que se acostumbre a ese recipiente hasta ahora ajeno o desconocido.

Puedes también colocarlo dentro e indicarle que cave o que juegue con la arena, e incluso usar tus dedos para remover el material. Si tu gato hace allí y no lo tapa, toma la pala y entiérralo tú, así sabrá cómo actuar. No tomes las patas del animal y lo presiones a seguirte, porque eso traerá el efecto contrario al que deseas.

4. No le grites ni regañes

Para enseñar a un gato debes ser muy sereno y evitar asustarlo o gritarle. Ten en cuenta que si es muy pequeño, y nadie le ha explicado dónde hacer sus necesidades, se trata de falta de conocimientos, no de un acto de rebeldía.

Muchos cometen el error de frotar la nariz del animal en los desechos dejados en lugares incorrectos. Solo lograrás que la mascota te tenga miedo.

Por el contrario, cuando se acostumbre a la caja y la use como corresponde, debes elogiarlo y mimarlo. Felicitar un buen comportamiento tiene mejores resultados que castigar cuando desobedece, sobre todo en gatos un poco ‘rebeldes’ como el siamés.

5. Lleva los desechos a la caja de arena

Si tu gato usa de ‘baño’ un sitio que no sea el arenero, en lugar de llevar a la basura lo que hizo, tómalo con una bolsa de plástico y colócalo en la caja de arena. Luego limpia muy bien la zona para que no queden sus aromas. Repite esto las veces que sea necesario, hasta que el animal comprenda que allí debe defecar.

En el caso de que el gato no aprenda a usar la caja de arena, puedes optar por la alternativa de colocarlo en una habitación cerrada y dejarle allí para que se acostumbre durante un par de horas.

Yamila Papa Pintor es una periodista especializada en deportes (Círculo de periodistas deportivos, 2006-2008). Entre los años 2010 y 2011 trabajó como periodista deportiva en “Argentinos Pasión”.

Desde el año 2011 se desempeña en la redacción de artículos sobre distintas temáticas: salud, deportes, viajes, mascotas y recetas de cocina, entre ellas. Además, es locutora de radio y televisión, y una gran entusiasta por la vida natural. Es vegetariana y participante activa de una fundación encargada de plantar árboles en su país de origen, Argentina. En cuanto a idiomas, domina el inglés y el portugués, y tiene un nivel básico de árabe.

Recientemente completó su formación con el curso de: »Introduction to Food and Health» (Universidad de Stanford, 2019)

Para enseñar al perro a sentarse, y más adelante quedarse en esa posición, debes comenzar poco a poco hasta lograr que le resulte fácil hacerlo bien. Para un cachorro joven y enérgico, eso puede significar quedarse sentado y quieto por…

Para enseñar a tu cachorro a mantenerse limpio es imprescindible disponer de una buena dosis de disciplina y paciencia. No se trata solo de bañarlo con regularidad, sino que se le debe entrenar para que haga sus necesidades en un…

Sales con tu perro a pasear y, de repente, se para y se niega a seguir caminando. ¿Te ha pasado alguna vez? Vamos a hablarte sobre el entrenamiento con correa, una técnica que puede ayudaros a disfrutar de los paseos…

La educación de tu perro también debe incluir ciertos hábitos de higiene que ayudarán a prevenir problemas de conducta y la proliferación de agentes patógenos en el hogar. A continuación, te damos una guía de tres pasos simples para ayudarte a…

Cuando adoptamos a un perro por primera vez, es obvio que hay muchos detalles que no conocemos con respecto a su educación y su enseñanza. Esta ignorancia nos lleva a cometer errores al adiestrar a un perro, los cuales, si…

Cuando adoptamos un cachorro por primera vez podemos andar un poco perdidos en lo que se refiere a cómo educarlo o qué debemos enseñarle. Hay muchos peligros que se corren si no estás al tanto de la educación básica que…

Pin
Send
Share
Send
Send