Animales

Mi gato tiene mal aliento, ¿qué hago?

Pin
Send
Share
Send
Send


El mal aliento en gatos aparece en siete de cada diez felinos adultos, pero puede combatirse con sencillas pautas en casa

  • Autor: Por EVA SAN MARTÍN
  • Fecha de publicación: 4 de diciembre de 2013

Un gato con mal aliento despide un olor desagradable por la boca cuando respira, un fastidioso problema que pueden padecer siete de cada diez felinos. No obstante, cuando no es consecuencia de una enfermedad más seria, la halitosis en gatos puede evitarse con sencillos trucos caseros: elegir la alimentación adecuada para el felino, lograr que beba más agua, usar hierba gatera y otros premios comestibles contra el mal aliento del gato, cepillar sus dientes y acudir al veterinario.

Mal aliento en gatos, ¿cómo acabar con él?

El mal aliento del gato es un problema frecuente, que puede solucionarse con alimentos, agua y galletas felinas mentoladas

El mal aliento en el gato (o halitosis) puede ser resultado de una mala higiene oral en el felino. Pero también ser consecuencia de una deficiente alimentación en el gato e, incluso, de enfermedades felinas más serias, como la diabetes del gato y ciertas dolencias de estómago, hígado o riñones.

En consecuencia, y como ocurre en las personas, los gatos también pueden padecer problemas de mal aliento. Las enfermedades bucales felinas, entre ellas, las relacionadas con la halitosis en gatos o el sarro, no son extrañas entre los peludos compañeros. "El 70% de los gatos puede padecer algún tipo de enfermedad bucal a partir de los tres años de edad", estima una investigación desarrollada por la Sociedad Americana de Veterinaria.

El mal aliento en gatos, no obstante, puede prevenirse o frenarse con ayuda de siete sencillos trucos caseros, que se detallan a continuación.

Truco 1. Gatos con mal aliento: aprender a detectarlo

El aliento de un gato puede ser agradable, pero también es posible que el felino despida un olor fuerte y desapacible. Reconocerlo es sencillo: basta con acercar nuestra nariz a la boca del gato. y esperar nuestra propia reacción.

Cuando este problema de halitosis en el felino se convierte en crónico, conviene atajarlo cuanto antes. El veterinario será un aliado en este sentido, ya que los doctores felinos suelen advertir el mal aliento en el gato, incluso antes que los dueños, durante la revisión veterinaria anual.

Además, como ocurre en el perro, el sarro es una de las primeras señales que avisa de los posibles problemas bucales en el felino. El sarro no es más que la concentración de sales (calcio y fósforo) en la superficie de los dientes del gato, que no tarda en concentrar restos de comida y saliva. Y, con ellos, las bacterias responsables del mal aliento felino.

Truco 2. Frenar el mal aliento del gato con alimentos

La alimentación del gato es una de las claves para acabar con el mal aliento del felino. Las bolitas de pienso seco obligan al gato a masticar. La fricción resultante permite mantener su boca (dientes y lengua felina) limpia y libre del sarro causante del mal aliento.

"Algunos alimentos para gatos están pensados, de forma específica, para cuidar los dientes del felino, con bolas de mayor tamaño de lo habitual, que favorecen la fricción y la limpieza bucal al ser masticadas", explica Patricia González, veterinaria especializada en gatos.

Este tipo de alimentación para animales suele comercializarse bajo la etiqueta oral care (cuidado bucal) o similar.

Truco 3. Contra el mal aliento del gato, agua

Muchos gatos son reticentes a beber toda el agua que precisan (entre 300 mililitros y 0,5 litros de agua diaria para felinos de cinco kilos, de media). Sin embargo, el mal aliento del gato, como ocurre en las personas, está relacionado de forma directa con la insuficiente ingesta de líquido.

La explicación es sencilla: el agua incrementa la creación de saliva en el gato, encargada de arrastrar (y acabar) con las bacterias culpables del mal aliento en el gato.

Entonces, ¿cómo lograr que el felino incremente la cantidad de líquido que ingiere? Acompañar su dieta con una lata de comida húmeda a la semana es un paso. Además, hay que repartir distintos cuencos de agua fresca y limpia por la casa (mejor, de tamaño grande) e, incluso, hacerse con una fuente para felinos. Estos artilugios animan al gato a beber, al contar con agua en movimiento.

Truco 4. Contra el mal aliento del gato, aperitivos olorosos

Los premios comestibles para gatos pueden ser aliados para combartir el mal aliento del felino. Algunas de estas galletas están diseñadas para mejorar la limpieza bucal del animal (son grandes e invitan a ser mordidas).

En otras ocasiones, los premios para gatos eliminan el mal aliento del felino por contener sustancias aromáticas que bloquean el hedor: la clorofila se encuentra entre las más recurrentes.

Truco 5. Frenar el mal aliento del felino con hierba gatera

La hierba gatera es mentolada, por lo que ayuda a combatir el mal aliento en felinos

La hierba gatera, cat-nip, es una planta muy similar a la menta o hierbabuena que logra enloquecer a siete de cada diez felinos, según un estudio publicado en la revista 'Scientific American'.

Los gatos atraídos por la hierba gatera se frotan de forma llamativa con ella e, incluso, pueden llegar a morderla. Este poder de persuasión del vegetal puede ser, en consecuencia, aprovechado por los propietarios de un gato con mal aliento. La hierba gatera segrega un intenso olor mentolado, que hará las delicias de los felinos, mientras combaten su mal aliento.

Truco 6. Contra el mal aliento del gato, higiene dental

La higiene bucal periódica del gato, con productos específicos para ellos, es esencial para frenar el mal aliento felino. "Los animales precisan lavar sus dientes dos veces por semana", explica González.

La limpieza bucal del gato debe realizarse con una pasta de dientes para felinos (no sirve la humana, ya que es peligrosa para el animal). Este tipo de productos pueden venderse como enjuagues bucales o en formato de aerosol.

Los cepillos de dientes más confortables para el gato son los que se enrollan alrededor de nuestro dedo. El veterinario o especialista en higiene felina (casi todas las clínicas cuentan ya con uno) puede ayudar en esta tarea, que debe completarse con limpiezas bucales anuales, en profundidad.

Truco 7. Combatir el mal aliento del gato: acudir al veterinario

Las revisiones veterinarias anuales del gato ayudarán al médico felino a detectar posibles problemas bucales o de mal aliento en el animal. Estos chequeos, además, son esenciales para identificar otras posibles causas de la halitosis felina, más serias. Entre ellas, la diabetes del gato, enfermedades de estómago, así como dolencias de hígado o riñones.

¿Por qué mi gato tiene mal aliento?

Muy a menudo, el mal aliento es causado por una acumulación de olores producidos por las bacterias existentes en la boca de tu mascota. Esto puede ser el resultado de una enfermedad dental o de las encías, ciertos gatos, de hecho, pueden ser especialmente propensos a la placa y al sarro. También pueden ser factores contribuyentes diversos aspectos dermatológicos y relacionados con la dieta. Sin embargo, el mal aliento persistente también puede indicar problemas médicos más graves, como anomalías en la boca, en las vías respiratorias, en el tracto gastrointestinal, en el hígado o en los riñones. En todos los casos, la halitosis es una señal de alerta que debe ser investigada.

¿Cómo puedo determinar la causa del mal aliento de mi gato?

Tu veterinario es la persona más indicada para determinar la causa. Un examen físico puede revelar la causa del problema de tu gato. Si no es así, se deberían realizar más pruebas. Debes estar preparado para responder a algunas preguntas sobre la dieta de tu gato, su higiene bucal, su hábitos de ejercicio y su comportamiento y actitud general.

¿Cuándo hay que visitar al veterinario?

Si tu gato tiene mal aliento, cualquiera de los siguientes síntomas requerirán atención veterinaria:

  • El sarro marrón excesivo en los dientes de tu gato, sobre todo cuando va acompañado de babeo, dificultad para comer y encías rojas e inflamadas, podría indicar una enfermedad grave dental o de las encías.
  • Un aliento inusualmente fresco, dulce o afrutado podría indicar diabetes, sobre todo si tu gato ha estado bebiendo y orinando con más frecuencia de lo habitual.
  • Un aliento que huele como la orina puede ser un signo de enfermedad renal.
  • Un olor inusualmente fét >El tratamiento depende del diagnóstico de tu veterinario. Si la placa es la culpable, tu gato puede requerir una limpieza profesional. Si la causa es gastrointestinal o una anormalidad en el hígado, los riñones o los pulmones, debes consultar a tu veterinario acerca de los pasos que debes llevar a cabo.

    ¿Cómo puedo evitar que mi gato tenga mal aliento?

    Mucha gente asume que el mal aliento en los gatos, sobre todo a cierta edad, es algo normal y casi inevitable, pero ese no es el caso. De hecho, ser proactivo acerca de la salud bucal de tu mascota no sólo hará que vuestra vida juntos sea más agradable, sino que es la medicina preventiva más inteligente:

    • Lleva a tu gato al veterinario para que le realice chequeos regulares, para asegurarte de que no tiene problemas médicos subyacentes que puedan causar halitosis.
    • Asegúrate de que tu veterinario supervisa y controla el estado de los dientes de tu gato y su aliento.
    • Cepilla los dientes de tu gato con frecuencia (lo >Si se dejan sin tratamiento, tanto las enfermedades de las encías como el exceso de sarro (ambas son causantes de mal aliento) pueden conducir a la infección y a la pérdida de dientes.

      ​REMEDIOS CONTRA EL MAL ALIENTO EN LOS GATOS

      ​Es muy importante que nuestro gato tenga una placa dental correcta y sana. Para ello, uno de los remedios es proceder a un cepillado dental periódicamente, acostumbrándolo desde pequeño. La importancia del cepillado es capital, ya que el sarro se puede introducir en las encías provocando que los dientes se rompan o incluso se lleguen a caer con el tiempo.

      Un buen cepillado es un método que lleva su tiempo. Primero debemos cepillar a nuestro gato simplemente con una gasa, y cuando se acostumbre, introduciremos el uso de pasta de dientes, que nunca será pasta de dientes para humanos, ya que esta es altamente tóxica para ellos. También los cepillos de dientes infantiles nos serán muy útiles para cepillar a nuestro gato. A la hora de elegir la pasta dental específica para tu gato, lo más adecuado es consultar con el veterinario, que también te aconsejará sobre otros remedios preventivos.

      En los casos en los que el cepillado para nuestro gato ya no sea eficaz, deberemos acudir al veterinario para que nos ofrezca soluciones específicas para el sarro que no podemos eliminar. En la mayoría de casos el veterinario podrá eliminar el sarro con ultrasonidos, dejando la superficie dental limpia. Cuando la salud dental del felino se encuentre en peor situación, se podría llegar a la extracción de los dientes. Además del sarro, otras causas del mal aliento pueden ser enfermedades como la faringitis, la gastritis o las insuficiencias renales agudas o crónicas.

      La prevención es realmente muy importante para no llegar nunca a este extremo. En caso de intervención, deberemos empezar con el cepillado dental justo después del tratamiento que nos ofrezca el veterinario, para que nuestro gato esté en las mejores condiciones de salud, y no vuelva a pasar por ello.

      ​La comida, las enfermedades o las infecciones bucales/dentales son los principales motivos por los que nuestro gato puede tener mal aliento. El sarro es un muy buen indicador, ya que puede indicarnos que nuestro gato tiene algún problema de salud.

      El mal aliento en el gato

      El mal aliento o halitosis puede llegar a ser común entre los gatos adultos y es un signo al que debemos prestarle la suficiente importancia, ya que si bien en las mayoría de ocasiones está indicando una mala higiene oral, acumulación de sarro o problemas con la alimentación, también puede ser indicativo de una patología que afecte al estómago, hígado o riñones.


      Si tu gato padece halitosis es importante que pueda acudir al veterinario para que éste descarte cualquier patología grave pero también para poder tratar una posible enfermedad bucal, ya que la Sociedad Americana de Veterinaria afirma que a partir de los 3 años, el 70 % de los gatos sufre algún problema con su higiene y salud buco dental.

      Signos de alerta en la halitosis felina

      Si tu gato desprende un mal aliento es de gran importancia acudir al veterinario para asegurarnos que la halitosis no está causada por una afectación orgánica, pero si tu mascota muestra algunos de los signos que te exponemos a continuación debes prestar especial importancia pues indican patologías graves:

      • Sarro marrón en exceso acompañado de salivación excesiva,
      • Encías rojas y dificultad para comer
      • Aliento con olor a orina, que puede estar indicando una patología renal
      • Aliento con olor dulce como afrutado, generalmente indica diabetes
      • El olor fétido acompañado de vómitos, falta de apetito y mucosas amarillentas indicada una afección en el hígado

      Si tu gato experimenta alguna de las manifestaciones expuestas debes acudir inmediatamente al veterinario, ya que el animal puede necesitar tratamiento urgente.

      La alimentación en el gato con mal aliento

      Si tu gato padece halitosis es importante revisar su alimentación e introducir algún cambio que puede resultarle de gran ayuda:

      1. El pienso seco debe ser el principal alimento del gato con mal aliento, ya que por la fricción que requiere su ingesta ayuda a eliminar y prevenir la acumulación de sarro.
      2. El gato debe beber como mínimo entre 300 y 500 mililitros de agua al día, la suficiente ingesta de líqu >

      Hierba gatera contra el mal aliento del gato

      La hierba gatera (Nepeta cataria) enloquece a cualquier felino, a nuestros amigos los gatos les encanta frotarse contra esta planta e incluso morderla y podemos aprovechar este hecho para mejorar su aliento, ya que este tipo de hierba posee un olor mentolado, incluso también se la conoce como la menta gatuna o albahaca de gatos.

      Pon a disposición de tu gato un tiesto con hierba gatera y déjale que juegue todo cuanto desee, tú lo acabarás notando en una mejora de su aliento.

      La higiene bucal en el gato

      En un principio puede parecer una odisea lavarle los dientes a nuestro gato, no obstante, es un hecho necesario. Para ello no debemos emplear bajo ningún concepto pasta dentífrica para seres humanos, ya que resultaría tóxica, debemos adquirir una pasta de dientes específica para felinos, incluso existen algunas cómodas presentaciones en forma de aerosol.

      También necesitaremos un cepillo y los más recomendados son aquellos que se colocan alrededor de nuestro dedo, intenta lavarle los dientes a tu gato como mínimo 2 veces a la semana.

      Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo mejorar el aliento de mi gato?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Higiene dental.

      A mi gato le huele la boca, ¿por qué un gatito tiene mal aliento?

      Como te hemos dicho al principio del artículo, a un gatito o un gato adulto siempre le olerá la boca un poco a comida. Cuando pasen los días te acostumbrarás a reconocer la diferencia entre el aroma normal de su aliento y el olor a pescado podrido, que sí que es un problema.

      Los motivos de una auténtica halitosis se deben, principalmente, a dos factores: una mala dieta y una mala higiene dental. Es común que muchos PetLovers descuiden la salud bucodental de sus peludos, bien sea por pereza o por puro desconocimiento, pero lo ideal es poder limpiárselos cada dos días. Al hacerlo, prevendrás que tenga una infección en la boca que pueda extenderse por su torrente sanguíneo, también a que tenga mal aliento o se le caigan los dientes.

      Cómo limpiarle los dientes a un gato

      Si el gato cuyo mal aliento te preocupa es un gatito, estás de enhorabuena, esta es la mejor edad para empezar a limpiarle los dientes. Si consigues acostumbrarlo a esta rutina, no protestará tanto cuando sea adulto y te resultará más fácil. En caso de que el problema de aliento a pescado podrido se dé en adultos y nunca le hayas limpiado los dientes, te resultará más complicado, obviamente.

      Si te encuentras en esta situación, tendrás que acercarte a su boca e interaccionar con ella de manera progresiva. Lo primero que has de hacer es impregnar tu dedo con algo que le guste y frotar con ellos sus dientes. Cuando se acostumbre a esto, es cuando has de empezar con la limpieza. En caso de que ni con esas lo consigas, ponte en contacto con nuestros veterinarios online, pues podrán recomendarte, en función del comportamiento y edad de tu gato, algún líquido para que los tenga limpios sin necesidad del cepillado.

      Remedios caseros para el mal aliento en gatos

      Con un cepillo especial y una pasta de dientes sin flúor creada para gatos, cepíllalo con mucha suavidad, pues sus dientes no son como los nuestros. Prémialo con caricias, mimos y felicitaciones. Si no tiene problemas de obesidad, puedes también darle algo rico por portarse tan bien.

      Muchos PetLovers que tienen el problema de que el aliento de sus gatos huela mal, lo que hacen es cambiar las recetas en lata húmedas por pienso seco. Lo mejor es combinar ambas alimentaciones, solo que aumentando la ración de lo primero. El motivo es sencillo. Por tener líquido, es más común que los ingredientes de su comida se le peguen por la boca, favoreciendo la aparición de los gérmenes que causan el mal olor.

      El pienso seco, además, ayuda a roer la posible placa que provoca el sarro y que puede tener adherida a sus encías, generando esa desagradable sensación de aliento con olor a pescado podrido.

      Mi gato tiene mal aliento y baba, ¿está bien?

      De todos modos, todo lo que te hemos dicho hasta ahora se refiere a gatos sin enfermedades y sanos, cuyo problema es una mala higiene dental o una percepción equivocada de lo que es un aliento a podrido en realidad. El problema es que ese olor nauseabundo puede ser un síntoma de una enfermedad que tenga su origen en su sistema gástrico e incluso en su hígado.

      Este es el motivo por el que has de consultar a nuestros veterinarios online para ver si se trata de un caso grave. De serlo, te recomendaremos a un especialista de la zona. Indícanos si le limpias los dientes correctamente y cómo, también si tiene sarro o notas alguna patología en sus dientes. Eso ayudará a comprender si es un problema grave para que salgas pitando a urgencias.

      ¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

      Pin
      Send
      Share
      Send
      Send