Animales

Agresión En Los Conejos

Pin
Send
Share
Send
Send


Los conejos son criaturas relativamente tranquilas. Como animales de presa, está en su mejor interés no llamar demasiado la atención sobre sí mismos. Dicho esto, tienen una manera única de comunicarse, desde bailes a arranques de velocidad y dar vueltas. Vamos a estudiar el comportamiento de un conejo aquí.

Bailes y saltos

Muchas personas que no están familiarizadas con los conejos como mascotas pueden no saber que los conejos tienen una manera muy dramática de expresar emoción y alegría. ¡Bailan! Saltando en el aire, retorciéndose y girando sus cuerpos, y pateando sus pies hacia fuera, todo un espectáculo. Es realmente divertido, pues crean un gran despliegue acrobático. Yo sostengo que cualquiera que piense que los conejos son aburridos no ha visto a un conejo bailando.

Arranques de velocidad

Cuando los conejos corren alrededor de la habitación con falta de definición, están realizando este comportamiento. Sus arranques de velocidad están a veces acompañados de fantásticas acrobacias y demuestran emoción extrema. Cuenta con un arranque de velocidad cada vez que estés a punto de darle a tu conejito una golosina.

Un conejito, a menudo, rueda sobre sí mismo en la satisfacción.

Los conejos muestran afecto lamiendo (acicalando). Verás a menudo a las parejas de conejos que se preparan, lo que demuestra que tienen un fuerte vínculo.

Un conejo emocionado puede hacer zumbidos mientras circunda. Esto significa felicidad, o cuando está en torno a otro conejo, también podría significar excitación sexual.

Ronroneo/rechinado de dientes

Los conejitos veces muestran su disfrute si los estás acariciando rechinando sus dientes. Esta es la forma de ronroneo de un conejo. Pero el rechinamiento de los dientes también puede significar molestia o dolor. El sonido debido al dolor es a menudo más fuerte y más frecuente que cuando se hace debido a alegría. Serás capaz de ver la diferencia mediante la observación de otras conductas, junto al rechinado de dientes. Por ejemplo, si el conejo está acostado con sus pies estirados hacia fuera, de una manera relajada, está demostrando alegría. Pero si el conejo está encorvado y tenso, y no muestra interés en moverse o comer, o muestra agresión, entonces significa dolor.

Los conejos en general, sólo gritan al morir o por un dolor extremo. Solicite asistencia veterinaria de inmediato si esto sucede.

Un conejo enfadado puede patear deliberadamente con sus pies. En un entorno salvaje, esto se traduce a patear la suciedad en la cara del otro animal. Espera obtener esta “suciedad imaginaria” después de una sesión de corte de uñas.

El frotamiento es la forma de un conejo de decir: “¡Es mío!” Cuando frota la barbilla, donde tiene unas glándulas especiales de aroma, está marcando su territorio.

Olfateo y empujones

Los conejos exploran su medio ambiente mediante la inhalación y los empujones. Un empujón también puede indicar un nivel de autoritarismo. Tu conejo podría estar diciendo, “Estás en mi camino”. También pueden estar tratando de llamar tu atención, porque lo estás ignorando.

La excavación en las piernas o los pies es otra manera en que los conejos tratan de llamar tu atención.

Los conejos a menudo pellizcan con el fin de llamar la atención. En este caso, no quieren causar daño. Para desalentar este comportamiento, grita (como si te doliera mucho) cada vez que sucede. Los pellizcos se convertirán en más suaves y menos frecuentes, y, finalmente, el comportamiento será discontinuado por completo.

A veces los conejos pellizcan de una manera agresiva. Tal vez has puesto tu mano en el espacio de tu conejo. El comportamiento agresivo puede ser disminuido mediante la esterilización o castración de tu conejito.

Los conejos golpean con sus patas traseras cuando sienten peligro. Sirve como una señal de advertencia para los demás en el área.

Agresión en los Conejos

Los conejos agresivos pueden ser aterradores. Estos animales muerden fuerte, patean duro, y se mueven ráp >se sientan intimidados . Así que antes de acercarte a un conejo que muestra agresión, debes comprender los siguientes principios:

1) Los conejos no nacen malos.

Noventa y nueve por ciento de los conejos agresivos tienen un problema de comportamiento, no uno genético. El comportamiento se puede cambiar , así que dale a tu conejito una oportun >esterilización .

Hay muy pocas posibilidades de tener un conejo tranquilo después de los 4 meses de edad si no se esterilizan. Piensa en el adolescente humano. Tu conejo está creciendo, las hormonas están en control, y tu conejo está cambiando.

4) Nunca debes golpear a un conejo.

Algunas personas tratan de «enseñar» a sus conejos a no morder golpeando la nariz o incluso golpeándolos con periódicos. Esto sólo agravará el problema diez veces. Tus manos deben ser vistas sólo como una fuente de afecto, com >NUNCA golpees tu conejo porque te muerda. Él / ella nunca olvidará, y esto hará las cosas mucho peor.

Necesitas hacerle entender a tu conejo que su ambiente es seguro y que estás allí para ayudar. Si puedes aprender a no reaccionar cuando salta o ataca, eso le enseñará a tu conejo, «Oye, esto no funciona.»Usar un son >acariciando a tu conejo desde la parte superior de la cabeza hacia atrás, lentamente.

¿Los conejos son agresivos?

Si estabas pensando en adoptar un conejo y has escuchado hablar sobre la agresividad en estos, es posible que quieras echarte atrás. No obstante, puedes estar tranquilo, pues los conejos no son agresivos por norma general. Al contrario, son animales muy cariñosos y muy aptos como mascotas.

Además de su tierno carácter, son fácilmente adiestrables y bastante limpios, pues tienen costumbre, como los gatos, de asear varias de las zonas de su cuerpo. Solo necesitarán que limpies su jaula cada día y que les des muchos mimos, lo que parece incluso más sencillo que tener un perro un felino.

Por qué puede aparecer la agresividad en los conejos

Entonces, si los conejos tienen un carácter amigable y tierno, ¿qué causa la temida agresividad en ellos? Una de las causas principales de esto es el comportamiento territorial.

Los conejos son animales territoriales como sucede en el caso de perros y gatos. Por eso, cuando tratamos de invadir lo que ellos consideran su territorio, las conductas agresivas pueden surgir. Entonces, mientras el conejo esté en su jaula debemos respetar su espacio y no querer forzarlo a salir ni tocaremos sus cosas como su comedero o su agua.

Las mejores jaulas para conejos y evitar que esto ocurra, son aquellas que tienen una puerta delantera que se puede abrir y permitir que el conejo salga solo cuando él lo desee. Si intentas meter tu mano en su territorio, es decir, su jaula, lo más probable es que intente atacarte. A ti o a otra persona que lo intente.

Más causas de la agresividad en los conejos

Además de la antes mencionada, hay otras causas principales por las que puede aparecer la agresividad en los conejos. Estas son:

    Poco contacto con humanos. Todo animal que se adopte como mascota debe ser socializado para que en el futuro tenga un buen comportamiento con otras mascotas y también con las personas. Si un conejo, desde que es pequeño no ha ten >

¿Qué hacer si tu conejo es agresivo?

Una vez que ya hemos identificado las causas, debes saber qué puedes hacer tú para que tu conejo se sienta menos agresivo. Estas son algunas de las cosas que te competen:

  • Analiza su espacio. Un conejo, como cualquier otra mascota necesita su espacio, como ya hemos dicho anteriormente: precisan de un lugar que consideren su territorio. Este debe estar en condiciones óptimas, tanto de espacio, como de lugar y temperatura. Asegúrate de que tu conejo se siente a gusto en el lugar en el que está, y que tiene todo lo que necesita para sentirse como en casa.
  • Cástralo. Uno de los principales motivos de la agresividad son los deseos sexuales, por lo que si castras a tu conejo es muy probable que el problema termine.
  • Trátalo con cariño. Si la agresividad ha nacido fruto de malos tratos, solo hay un antídoto: el amor. Habla con cariño a tu nueva mascota, acarícialo, trátalo con amor y verás cómo poco a poco te ganas su confianza.
  • Dale su espacio. Ya sabemos que te encantaría achuchar a tu conejo todo el día, pero, como has visto, no le gusta sentirse invadido, por lo que lo mejor es que le des su espacio y que permitas que sea él quien se acerque a ti cuando esté preparado.

Si crees que tu conejo es agresivo, analiza las causas e intenta poner de tu parte para ayudarlo con los consejos que te hemos dado. Si no funcionan, ve al veterinario para que determine otras causas, que quizás podrían ser más graves.

La naturaleza del conejo silvestre

El conejo que actualmente tenemos como mascota es descendiente del conejo común o conejo europeo, Oryctolagus cuniculus, y no fue domesticado hasta el siglo XVI d.C.

Tanto la anatomía del conejo como su fisiología están diseñadas para evitar la depredación, debido a que el conejo se encuentra al principio de la cadena alimenticia, tras los productores primarios o plantas. Las zonas de su cerebro destinadas a la percepción de olores, sonidos e imágenes están altamente desarrolladas: tanto sus ojos como sus orejas están colocadas a ambos lados de la cabeza, para poder estar atento a todo su alrededor mientras practican otros comportamientos, como la alimentación.

Su olfato está tan desarrollado que compite con el del perro, además, pasan la mayor parte de su tiempo olisqueando el aire para detectar olores. Así mismo, poseen un órgano vomeronasal que les sirve para detectar feromonas y así detectar a sus congéneres y familiares. Esto es muy importante si tenemos dos camadas de conejos con distintas madres, pues si las juntamos podría producirse infanticidio, un tipo muy común de agresividad fatal entre conejos.

Las fuertes patas de los conejos están preparadas para ayudarles a escapar rápidamente si fuera necesario o para luchar y establecer la jerarquía dentro del grupo. Las hembras adultas tienden a ser más territoriales y agresivas con sus congéneres.

El comportamiento agresivo ha sido muy estudiado entre los conejos europeos silvestres. Existe una jerarquía de dominación entre las hembras y, por separado, entre los machos. Cuando se establece la jerarquía de dominancia, especialmente en la primavera, al comienzo de la temporada reproductiva, las peleas son muy intensas. Sin embargo, durante la estación reproductiva o celo su intensidad disminuye. Después del parto, se quedan cerca de sus madrigueras y son intolerantes a otros conejos. Según algunos estudios, la distancia media entre dos conejos salvajes en un gran recinto seminatural es de 20,7 metros.

Los conejos bien posicionados en la jerarquía de su grupo son más fecundos, ya que tienen niveles de estrés inferiores. El sistema inmune de los conejos está muy relacionado con la posición social.

En la naturaleza, los conejos silvestres pueden ser solitarios o gregarios, cooperar o no en la vigilancia del grupo, vivir en la superficie o bajo el suelo, también pueden seleccionar una zona abierta para vivir o más arbustiva. Por lo tanto, un conejo silvestre puede cambiar su comportamiento según el riesgo de depredación y, si lo desean, elegir un nuevo hábitat para vivir.

Además, la dispersión o abandono del grupo por parte de los nuevos individuos nacidos es un evento natural en los grupos de conejos. La mitad de los gazapos abandonarán el grupo al alcanzar los cinco meses de edad.

¿Cómo presentar dos conejos?

Idealmente, es mejor presentar a dos conejos que aún no han llegado a la madurez sexual, pues la mayoría de los problemas de comportamiento relacionados con la agresividad aparecen justo después de la pubertad.

Existen varios métodos para presentar, por primera vez, a dos conejos. En este artículo os presentamos el método más seguro y menos estresante tanto para los conejos, como para los humanos que experimentan la situación.

Empezaremos este procedimiento en una habitación neutral, donde no hayan estado antes los conejos, colocaremos las dos jaulas, una junto a la otra. De esta forma, poco a poco, los conejos van conociendo sus respectivos olores. Pasados pocos días, comenzaremos a intercambiar a los conejos en sus jaulas, para que cada uno deje su olor en la jaula del otro.

Cuando hayamos realizado esto varias veces y no se muestren síntomas de estrés, empezaremos a dejar salir a los conejos de sus jaulas por turnos, primero uno y después el otro. Al cabo de varios días, podemos abrir ambas jaulas y dejar que los conejos interactúen libremente. Es importante tener en cuenta el tamaño de la habitación o recinto, pues, si no es lo suficiente grande, los animales pueden estresarse al no tener vía de escape.

Además, llegado este momento, debemos separar las jaulas y que estén cada una en un lugar de la habitación. Si cada jaula tiene dos orificios, uno de entrada y otro de salida, impediremos que un conejo acorrale al otro. Aunque ambos conejos sean machos, uno de los comportamientos que podemos observar es que se monten, pese a que aún no sean adultos. Esto sirve para marcar la jerarquía, practicar conductas de adultos o jugar.

Debemos observar detenidamente el comportamiento de ambos conejos y dejar que solventen entre ellos la jerarquía, deteniendo el proceso si uno de los dos se vuelve excesivamente agresivo y uno de los conejos muerde y ataca al otro.

Es importante recordar que todos los procesos de presentación de animales se deben realizar paulatinamente, siempre sin forzar a los animales y sabiendo que llevan mucho tiempo.

No es recomendable tener a los conejos en pareja, del mismo o distinto sexo, en una misma jaula. Si los conejos son adultos sin esterilizar, debemos posponer la presentación hasta un mes después de la esterilización de ambos individuos. Si no tenemos en cuenta este hecho, será muy difícil o imposible juntarlos más adelante, sobre todo si queremos tener a conejos machos juntos.

Conejos como mascotas

Estamos hablando de conejos aquí como mascotas. Como los conejos en la naturaleza generalmente son demasiado tímidos para acercarse a los humanos, es muy poco probable que tengas un encuentro con un conejo salvaje agresivo. Los conejos necesitan espacio para correr para hacer ejercicio, pero también deben ser lo suficientemente felices para vivir en una jaula cuando no están supervisados. Los conejos también suelen ser grandes mascotas para los niños. Si bien pueden proporcionar un pellizco desagradable, ya sea agresivo o no, es poco probable que causen daños.

Al decir esto, no se debe permitir que los niños muy pequeños estén cerca de conejos. Los niños pequeños nunca deben dejarse cerca de conejos sin supervisión. Esto es por el bien del conejo tanto como lo es el niño. Si bien a menudo no son intencionales, los niños pueden molestar a los conejos si no son manejados correctamente. Esto puede llevar a un comportamiento agresivo en un conejo.

Los conejos son inteligentes y la mayoría serán relativamente dóciles, especialmente si son educados y entrenados desde una edad temprana. También son crepusculares. Esto significa que son más activos durante el amanecer y el atardecer. Pueden dormirse a lo largo del día, pero generalmente duermen por la noche. Esto puede hacer que sean buenas mascotas, ya que significa que sus dueños comparten mucho tiempo despiertos juntos.

Un hecho sobre conejos relacionados con la agresión es el hecho de que sus dientes y garras nunca dejan de crecer. Si su conejo no tiene el cuidado y el acceso adecuados a los materiales para afilar los dientes, no solo se volverán agresivos, sino que también pueden causar una herida desagradable si lo muerden.

¿Qué causa la agresión en conejos?

El cuidado de los conejos es como cualquier otro cuidado de mascotas, incluso cuando crees que estás haciendo lo correcto, puedes terminar antagonizando a la criatura. Conocer las causas de la agresión en los conejos junto con una dosis estricta de tiempo y paciencia ayudará a calmar al conejito. Esto mejorará la calidad de vida tanto de la mascota como del dueño, fomentando una relación amorosa que será mutuamente apreciada. Aquí hay algunas causas generales para que los conejos se vuelvan agresivos:

    Sin contacto humano : algunos conejos pueden no haber ten >Tratando la agresión en conejos.

Los conejos no nacen agresivos. Incluso si son salvajes, casi siempre son más defensivos que antagónicos. Incluso si están cargando y pellizcando sus tobillos, es más común que se deba a un cambio hormonal o ambiental. Los conejos tienen patrones de comportamiento cíclicos, lo que significa que repiten ciertas acciones. Cuanto más aprende estos malos comportamientos, más difícil será reducir las actitudes agresivas.

La buena noticia es que, de hecho, pueden cambiar sus patrones agresivos , pero cuanto antes resuelva el problema, mejor. Al igual que darle la bienvenida a cualquier mascota a tu familia, es muy importante hacer tu investigación primero. Algunos de estos métodos para tratar con conejos agresivos se realizarán mejor como medidas preventivas en lugar de esperar hasta que surja un problema.

Es importante recordar que el comportamiento agresivo de su conejo no cambiará por sí solo. La responsabilidad recae en el propietario de la mascota para abordar estos problemas de comportamiento y devolverlo a su estado feliz.

Spaying o neutralizar a su conejo

El primer método para curar conejos agresivos es uno que debe ser estándar para el cuidado de mascotas de conejos (a menos que sea criador, por supuesto). El comportamiento territorial del conejo es un síntoma común de la frustración sexual y puede morder cuando se siente amenazado. Sus hormonas pueden hacer que se comporten de una manera que usted puede encontrar sorprendente. Incluso pueden gruñir y tratar de atacarte.

La esterilización (para conejos hembra) y la castración (para conejos macho) es su primer puerto de escala si un conejo entra en la madurez sexual . Ambas son una operación de rutina simple que elimina todos o algunos de los órganos reproductivos sexuales. Si bien esto puede parecer cruel en la superficie, estas son funciones que se requieren para vivir en la naturaleza. Con los animales domesticados, no necesitarán estas funciones y solo conducirá a comportamientos problemáticos como la agresión.

Hay otros aspectos positivos para esterilizar o castrar a su conejo . Puede aumentar su vida útil, lo que significa que usted y su conejo pueden tener una vida más larga y feliz juntos. La neutralización también reduce el riesgo de ciertas enfermedades como el cáncer de ovario. Puede hacer que los machos tengan más confianza con otros conejos, lo que promueve la interacción social con otros conejos.

Acariciando a tu conejo adecuadamente

Mientras hemos estado discutiendo la relación a veces problemática que tienen los conejos con sus dueños, un conejo feliz disfrutará de ser acariciado y cuidado por usted. Son criaturas sociales y pueden llegar a ser muy amorosos en las circunstancias correctas.

Si el comportamiento agresivo de su conejo se debe a que se lo acarició incorrectamente, entonces tendrá que volver a pensar cómo lo hace. Uno de los momentos más tensos para un conejo es cuando abres la jaula o la puerta de la cabina para interactuar con ellos. Si no lo haces correctamente, podrías terminar asustando a la criatura. Aquí hay algunos pasos a seguir:

  • Use mangas largas para proteger sus brazos.
  • Cuando abra la puerta, no ponga la mano inmediatamente, sino espere un minuto para que el conejo reconozca su presencia.
  • Extienda la mano lentamente, asegurándose de que esté ligeramente hacia la derecha o la izquierda del conejo para que sepa que se está acercando . No lo hagas tan lentamente que hará que el conejo se ponga tenso.
  • Toque suavemente el conejo (no lo golpee) en la parte superior de la cabeza y luego retire su mano.
  • Repite esto unas cuantas veces para que el conejo sepa que no lo estás atacando.
  • Después de unos cuantos toques como este, coloca tu mano frente al conejo.
  • Si el conejo no ataca, comienza a acariciarlo normalmente.

Es probable que tome algunos intentos si su conejo es particularmente agresivo. Incluso puede intentar morderte, así que asegúrate de tener tiempo y paciencia de tu lado. Puede que no ocurra la primera vez, pero si considera los otros factores en este artículo y le dedica tiempo, debería ver los resultados. También es importante acariciar a tu conejo desde arriba.

Mantener alejados los olores extraños.

Incluso si mantenemos una buena higiene , a menudo hay olores en nuestras manos que ni siquiera podemos registrar, pero las narices sensibles no pueden soportar. Este es particularmente el caso cuando se trata de otros animales. Si tienes otras mascotas o has estado cerca de otro animal, tu conejo podría pensar que está en peligro. Este es particularmente el caso si el animal es un depredador de conejos.

No todos los conejos tendrán un problema con estos olores, pero si tu conejo es agresivo y no puedes entender por qué, es una posibilidad. Asegúrese de limpiar sus manos adecuadamenteentre acariciar a otro animal y acariciar a su conejo.

A los conejos tampoco les gustan los olores fuertes , así que si eres propenso a usar perfume o colonia picante, debes considerar usar menos cuando interactúes con tu conejo. Si hay algo cerca de la conejera o jaula de conejo que emite un olor fuerte, también debe considerar esto. Tal vez usted tenga un pozo de barbacoa o compost cerca. Deberías considerar mover tu conejo a un área que sea más complaciente.

Mantener buena compañia

Si tu conejo es agresivo debido a otro conejo, debería ser relativamente obvio. Se atacarán entre sí, gruñirán más a menudo y generalmente estarán en los extremos opuestos de una jaula. Si uno u otro de los conejos no ha sido castrado, hacerlo ayudará a calmarlos. Si han sido esterilizados, deberá asegurarse de tomarse el tiempo y tener paciencia.

Dos conejos que viven juntos a menudo toman un poco de tiempo para acostumbrarse el uno al otro. Los animales como los conejos tienen un orden social, por lo que uno querrá ser dominante . Si tienes un conejo hembra y macho juntos, entonces el macho puede parecer dominante, especialmente con el montaje repetido. Sin embargo, no es infrecuente que las mujeres ejerzan su propio dominio. Su tolerancia a cierto comportamiento masculino no siempre durará para siempre.

Dos machos juntos son menos propensos a llevarse bien. Esto es a menos que sean de la misma camada y hayan sido criados juntos. Mantener los bollos de la misma camada es ideal, ya que madurarán juntos y tendrán una unión natural. De lo contrario, es probable que dos machos se muestren agresivos entre sí, a menos que uno sea capaz de mantener el dominio. Si tienes dos conejos machos que no están castrados y no están relacionados, es muy poco probable que se lleven bien. Debes considerar jaulas separadas.

Al decir esto, también deberá asegurarse de que su comportamiento de conejos sea una agresión genuina. Algunos conejos estarán en un proceso de unión que implica una cierta cantidad de comportamiento bullicioso. Esto puede incluir algunos gruñidos y mordiscos, pero esta es una parte importante de la unión. Tendrá que detectar si están jugando, amarrándose o peleando . Los signos de fuego seguro son ataques constantes, pérdida de pelaje e incluso extracción de sangre.

Lleva a tu conejito al veterinario

Si has comprobado todas las posibles causas de agresión en tu conejo, pero aún estás perdido, lleva a tu conejo al veterinario . Los conejos tienen algunas necesidades particulares, por lo que se necesita un veterinario con experiencia en conejos. Podrán revisar los dientes y garras de sus conejos , así como diagnosticar cualquier otra condición subyacente que pueda estar causando agresión en su conejo. También serán capaces de asesorar sobre una neutralización si es necesario.

Si ahora sabe por qué su conejo es agresivo y ha tratado estas causas, todavía necesitará mantener un alto nivel de cuidado del conejo. Afortunadamente, esta es una tarea fácil y agradable. Mientras esté teniendo cuidado de no agravar al conejito, también necesitará darle mucho amor. Mójalos a menudo y dales mimos y atención cuando sea necesario, paz cuando sea necesario.

La socialización en conejos para entender el comportamiento natural

La correcta socialización en conejos domésticos, dependerá de nuestra capacidad para entender su conducta natural y heredada de sus ancestros silvestres. Teniendo en cuenta este hecho, prevendremos la aparición de problemas de comportamiento, entre ellos la agresividad, ya sea hacia sus congéneres, otras mascotas o humanos. Para ello, os mostramos varios consejos:

  • La jaula debe ser lo suficientemente amplia y segura.
  • Se debe esterilizar a los conejos antes de llegar a la madurez sexual, con esto reduciremos la probabilidad de que un conejo muerda a otro. Además, también evitaremos que marquen el territorio, a otras mascotas o a nosotros con orina.
  • Debemos dar a cada conejo un espacio lo suficientemente grande para que realice todas sus conductas naturales y pueda ejercitarse varias horas al día para mantenerse sano.
  • Es ideal tener más de un conejo y que puedan relacionarse entre ellos, siempre habiendo hecho una presentación correcta.
  • Todas las habitaciones de la casa donde el conejo pueda vagar libremente deben ser supervisadas y estar preparadas para que el conejo pueda estar seguro. Por ejemplo, no dejar cables a su alcance y pueda electrocutarse.
  • Dar a nuestros conejos juguetes para que pueden roer y un lugar para escarbar.
  • Todos los miembros del hogar deben aprender cómo se sujeta a un conejo, pues si lo hacen mal, el conejo puede partirse la columna vertebral. Nunca deben ser sujetados por las orejas.
  • El manejo diario es importante si queremos que nuestros conejos estén a gusto con nosotros, siempre positivando y recompensando el buen comportamiento.
  • Usar siempre el refuerzo positivo, nunca pegar o castigar al conejo.

La agresividad entre conejos nunca debe ser desestimada, mucho menos si aparece de repente. Así pues, si observamos que nuestro conejo es agresivo con otros conejos, debemos observar su comportamiento y analizar si les estamos ofreciendo los cuidados necesarios para su bienestar.

Cualquier cambio de comportamiento en nuestras mascotas puede ser síntoma de estrés o dolor. Si dos conejos que siempre se han llevado bien comienzan a atacarse es hora de visitar al veterinario, es el que mejor puede ayudarte a descubrir el problema.

Como siempre, debemos tener en cuenta la naturaleza de la especie. Por ejemplo, las conejas se vuelven agresivas cuando llega la hora de reproducirse, ya que en la naturaleza deben competir con otras hembras por el mejor lugar de anidamiento.

Si no esterilizamos a los conejos que tenemos como mascotas, es más probable que aparezcan conductas agresivas y que, finalmente, debamos separar a los conejos de forma drástica. Lo mejor es que antes de adoptar a un conejo, te informes debidamente de su etología y necesidades físicas, de esta forma evitarás problemas futuros.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi conejo es agresivo con otros conejos?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Pin
Send
Share
Send
Send