Animales

Prevenir la obesidad en perros

Pin
Send
Share
Send
Send


  • ExpertoAnimal
  • Salud
  • Prevención
  • ¿Cómo evitar la obes >

La obesidad en el caso de los humanos es una preocupación evidente alrededor del mundo, no solo a nivel de salud física sino que además nos preocupa a estéticamente.

Contrariamente, a muchos propietarios de perros no les parece una preocupación el exceso de peso en sus mascotas ya que encuentran que es una característica adorable y dulce. Pensar eso es un grave error.

Es muy importante que un perro mantenga un nivel óptimo de peso según le corresponda por su tamaño, raza y edad. De lo contrario, pueden aparecer los problemas cardiovasculares, favorecemos el desarrollo de enfermedades hereditarias y perjudicamos su nivel físico así como su actividad. Conciénciate y infórmate para prevenir la obesidad en perros.

¿Cómo detectar a un perro obeso?

Detectar a un perro obeso es fácil ya que muestran una protuberante barriga, impropia de su constitución, recuerda que un perro en un estado de peso ideal mostrará levemente sus costillas y se notará un desvío hacia la zona pélvica.

Los perros con esta dolencia manifiestan un comportamiento muy sedentario, tienden a estar tumbados o inactivos por la casa y parece que no tengan ganas de salir a pasear. Hay pocos comportamientos tan antinaturales como éste en un perro. Además también experimentan una sensación constante de hambre que deriva en ansiedad y generarán un comportamiento dependiente con quien los alimenta.

Finalmente debemos destacar que los perros obesos tienen una esperanza de vida mucho más reducida que otras mascotas y pueden desarrollar todo tipo de enfermedades ya sean respiratorias, de diabetes, pancreatitis e incluso ataques del corazón. Si te preocupa tu perro conciénciate de la importancia de que se encuentre 100% sano.

La alimentación adecuada para prevenir la obes >

Para prevenir la obesidad en perros es muy importante que reciba la alimentación justa y necesaria para su peso y tamaño. El no hacerlo puede empezar a suponer los inicios de la obesidad. Acude a tu veterinario si tienes dudas sobre la alimentación que le ofreces, él te guiará y te orientará en los diferentes tipos de dieta.

Algunos consejos sobre alimentación:

  • Calcula el pienso que necesita tu mascota y divídelo en 2 o 3 comidas, la sensación de hambre se reducirá de esta forma.
  • Intenta cumplir siempre los mismos horarios de alimentación.
  • Varía de alimentación de forma regular alternando pienso, dietas caseras y comida húmeda.
  • No le ofrezcas golosinas en exceso, si trabajas con él adiestramiento es importante que las utilices solo de vez en cuando, sino no te va a obedecer cuando no las tengas.
  • Haz que tu mascota tenga siempre y a su disposición abundante agua fresca y limpia, reducirás su sensación de hambre.
  • No cedas ante sus peticiones de alimento, tu debes ser el responsable de la mascota, dale el alimento en sus dosis estipuladas.

El ejercicio para prevenir la obes >

Además de la alimentación es muy importante que tu perro se mantenga activo y en forma, tal y como le corresponda según su edad. El binomio deporte-alimentación se revela como la formula más sana y saludable para mantener un organismo vital y esta regla se cumple tanto en humanos como en perros.

No importa si tienes un perro ya anciano, él también puede realizar actividades para mantenerse en forma con ejercicio específico para él.

Una sugerencia de ejercicio puede ser el canicross, un deporte que consiste en que amo y perro corren juntos, sujetos ambos a través de una correa específica para esta práctica deportiva. No obstante no es necesario que lleves hasta este punto el nivel del ejercicio con el animal. Bastará con que realices buenos paseos diarios y hagas sesiones de ejercicio con el perro durante los fines de semana.

Algunos consejos sobre el ejercicio:

  • Evita las horas de calor especialmente en los tipos de perro molosos.
  • Infórmate sobre diferentes activ >

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo evitar la obesidad en perros?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Prevención.

Realizar ejercicio

El ejercicio en los animales tiene muchos beneficios. No sólo ayuda a quemar calorías, sino que también:

  • Fortalece los sistemas respiratorio y circulatorio
  • Ayuda a oxigenar los tejidos y las células
  • Mantiene los músculos tonificados y las articulaciones flexibles
  • Libera energía, alivia el aburrimiento y mantiene la mente activa
  • Ayuda en la digestión

Elige el tipo y la cantidad correcta de alimentos

Los perros necesitan diferentes tipos y cantidades de alimentos durante las etapas de su vida. Los animales más jóvenes requieren más energía, proteínas y minerales que los perros viejos. Perros de campo activos, los perros de trabajo y los perros que están fuera al aire libre también tendrán mayores necesidades energéticas. Perras embarazadas o lactantes requieren un aumento de proteínas, minerales y energía.

Los perros adictos a la televisión, sin embargo, tienen necesidades de energía mucho más bajos al igual que aquellos que no se ejercitan con regularidad. Los perros mayores, incluso si se mantienen activos, pueden requerir menos calorías que cuando eran más jóvenes.

En general, lo mejor es proporcionar alimentos en horarios determinados en lugar de tener un plato de comida lleno y disponible en todo momento. De esta manera, es más fácil controlar la ingesta, y la comida no se convertirá en algo compulsivo o se aburrirá de ella.

En un hogar donde hayan múltiples animales doméstico, el suministro de alimentos debe darse acorde a la especie, sin importar que se tengan diferentes animales, como perros, gatos y aves, viviendo bajo el mismo techo.

Controlar regularmente el peso del perro

Es fácil para nosotros vigilar nuestro peso, solo basta con usar algo que no hemos usado durante un tiempo para darnos cuenta de los kilitos de más. Es más difícil de notar los pequeños aumentos de peso en los perros.

La única opción que tienes para esto es pesar rutinariamente a tu perro (a la misma hora del día, en la misma escala), así serás capaz de notar un aumento de peso ligero (o disminución) antes de convertirse en un problema grave.

Regular el peso de los perros jóvenes

Los cachorros con sobrepeso al crecer tienen un mayor riesgo de tener sobrepeso en la edad adulta. Tenemos que conseguir que los animales en crecimiento tengan una nutrición adecuada, pero sin que esto signifique sobrealimentar al cachorro. Además, el exceso de peso cuando son jóvenes pueden contribuir a otros problemas, como la enfermedad de las articulaciones o atrofias musculares.

Limitar o eliminar las sobras de la mesa

Las calorías adicionales y la disminución del valor nutricional de golosinas y sobras de la mesa son a menudo los delincuentes más grandes cuando se trata de control de peso. Las recompensas, en general, son mejores que las sobras de comida, y tienen su uso, ya que cuando entrenamos a los perros suelen usarse.

Pero dar demasiadas golosinas puede tener consecuencias graves. La mayoría de los perros, por ejemplo, tendrán su atención más en la recompensa que en lo que estás tratado de enseñar. Por lo que, si bien no se desestiman las recompensas durante la educación, sí recomendamos que limites su uso.

Tratar los factores o enfermedades que contribuyen

Aunque la mayor ganancia de peso en los perros se debe simplemente a la alimentación o al poco ejercicio, existen condiciones médicas que pueden contribuir a la obesidad. Muchas de estas condiciones pueden ser tratadas. Si tu perro tiene un aumento inexplicado en el apetito o el peso, es mejor acudir al veterinario para determinar los factores que están causando el problema.

Además de hacer ejercicio, debes regular la cantidad de alimento que ingiere tu mascota. (Especial)

La evolución de los estilos de vida y de hábitos también afectan a las mascotas, y en los últimos años, la obesidad es uno de los trastornos que más se ha incrementado, convirtiéndose en uno de los padecimientos más frecuentes en perros y gatos.

Actualmente, 56 por ciento de los perros y 60 por ciento de los gatos presentan sobrepeso u obesidad, lo que les genera problemas en huesos, articulares, cardiacos y respiratorios, además de que la aplicación de anestesia se vuelve más riesgosa cuando requieren de una cirugía.

Pueden también desarrollar otras patologías como enfermedades del tracto urinario o piedras, y se disminuye la expectativa de vida de la mascota, subrayó Armin Frehoff, especialista en temas de obesidad para Royal Canin.

Actualmente, las mascotas tienden a ganar peso porque los humanos acostumbran mostrar su amor a través de la comida y es frecuente que sean consentidas con comida disponible todo el tiempo o al complementar su alimentación con comida casera.

Dijo que existen algunas razas genéticamente predispuestas al sobrepeso como: cocker, labrador retriever, pug, collie y dachshund, pero en general se deben llevar al veterinario para que les recomiende el mejor alimento para cada raza.

Un cachorro de raza pequeña sobrealimentado producirá demasiadas células adiposas (grasas) que de adulto lo predispondrán al sobrepeso, advirtió.

Los perros y gatos se clasifican con sobrepeso cuando su peso corporal es mayor en 10 por ciento a su “peso ideal” y obeso cuando excede 20 por ciento. Por ejemplo, si el peso ideal de un perro es de 10 kilos y pesa 11, ya se estaría considerado con sobrepeso y si llega a los 12 kilos, ya es un perro con obesidad.

Esto puede parecer poco si se trata de comparar con el peso humano, pero en los gatos y perros es muy diferente, ya que si un gato pesa cuatro kilos, y sube uno, ese kilogramo sería equivalente a 16 kilos nuestros. Mientras que un perro que pesa 10 kilos, el subir un kilo representaría siete kilos de humano.

El especialista recomendó crear una rutina de alimentación en la que se ofrezca la ración adecuada al tamaño y estilo de vida, distribuida por lo menos dos veces al día, así como evitar darle sobras de la mesa o comida casera adicional a sus croquetas.

Asimismo, aconsejó darle premios bajos en calorías, crear una rutina de ejercicios para aumentar el esfuerzo físico de la mascota y una sesión de caricias, pues los perros y gatos tienen una "hormona del amor" que se libera tan pronto como son acariciados.

Además, rascarse, ser cepillados y dormir en la habitación los hará más felices y reducirá el estrés y la ansiedad, con lo que evitará que pida más comida.

Pin
Send
Share
Send
Send