Animales

¿Puedo darle leche a mi gato? - Aquí tienes la respuesta

Pin
Send
Share
Send
Send


Vas a la nevera, abres un brik de leche y tu gato salta como un resorte y trata de robarte un poquito de leche:«dame lecheeeee!!». Si pudieran hablar nos la pedirían, pero a falta de eso nos ponen ojitos pedigueños… A menudo se dice que la leche de vaca es mala para los gatos. Verdades o mitos, ¿qué creeis? ¿Es buena la leche para los gatos o les hace daño? ¿Puedo dar leche a mi gato? Y si puedo ¿cual es la mejor leche para gatos? Atento!

Los gatos adoran la leche y los lácteos en general:

Además de ser una típica estampa de cuadro antiguo, es verdad que a casi todos los gatos les encanta la leche.

Lo que pasa es que se oyen tantas cosas, que a veces no estamos seguros de si debemos dar leche a los gatos, porque según a quien escuches no pasa nada por hacerlo o por el contrario, parece que es como darles veneno y el gato se autodestruirá si bebe leche pasados 10 segundos. 😉 Ahora en serio, cual es la realidad, hay gente que ha dado leche a sus gatos toda la vida y nunca ha pasado nada, pero ahora se escucha tan a menudo que no hay que dar leche a los gatos… Tratemos de responder de una vez por todas: ¿los gatos pueden tomar leche de vaca? ¿ es buena la leche para los gatos .

Una cosa es cierta. Al margen de que la leche de vaca sea buena o mala para los gatos, a la mayoría de ellos les vuelve locos la leche de vaca. Pero no solo la leche, también el queso de cualquier tipo (fresco, curado, en crema), el yogur y la nata!.

Entonces, si les gusta tanto ¿debemos privar a nuestros gatos de probar la leche? ¿por qué normalmente se dice que la leche no es buena para los gatos?

Leche para mi gatita

¡hola! me gustaría saber si puedo darle leche sin lactosa a mi gatita? gracias

Lo ideal es que le des leche especial para gatitos, como la que tenemos aquí

Si no tienes ahora mismo leche maternizada para gatitos a mano, puedes darle leche sin lactosa como la que nos comentas, enriquecida con un poco de yema de huevo, pero mejor que sea por poco tiempo, para no provocar diarreas o alteraciones gástricas. Lo ideal es que sólo le des leche maternizada especial para gatos pequeños. Espero haberte sido de ayuda

¿ Es peligroso que un gato beba leche? ¿Que pasa si doy leche a mi gato?

Hombre, tanto como peligroso no es. La leche no es «venenosa» para los gatos sanos y normales. Ni siquiera es como darles chocolate, que sí que es muy tóxico para los gatos. Si das leche a tu gato pueden pasar dos cosas:

1. Que no pase nada malo porque tu gato pueda digerir leche (mis gatos por ejemplo beben un poco de leche de vez en cuando y no les pasa nada). -Esto no significa que la leche deba se la base de la dieta de un gato, pero como golosina es aceptable si tu gato no es intolerante.

2. Que a tu gato la leche le cause diarrea, o los otros síntomas que hemos apuntado antes. Está claro que no es agradable tener diarrea, pero tampoco significa un peligro de muerte inminente, vamos… No obstante, si reconoces los síntomas descritos, significa que tu gato es intolerante a la lactosa y debes actuar en consecuencia.

¿Como dar leche a nuestro gato?

1. Si tu gato es intolerante a la lactosa, no le des leche! Sé observador y acaba con el problema de raiz. Si detectas que al darle un poco de leche a tu gato, le da diarrea, pues no se la des nunca y punto. Da igual que te la pida, simplemente no, porque no puede digerirla.

¿Por qué no debes dar leche a un gato intolerante a la lactosa? Porque si un gato intolerante a la lactosa sigue tomando lactosa, sus encimas para digerirla que ya de por sí eran insuficientes, se debilitan aún más, y su sistema digestivo sufre innecesariamente. Es decir, estarías debilitando el sistema digestivo de tu gatito sin necesidad.

-Si quieres, puedes probar a darle a tu gato un poquito de yogur natural, que es más suave y fácil de digerir y ver si el yogur le sienta bien. Si esto también le da diarrea, pues nada, se acabaron los lácteos para tu gato.

2. Utilza cantidades pequeñas de leche: Paracelso dice «todo es veneno, nada es sin veneno. Sólo la dosis hace el veneno». Con lo cual, da sólo cantidades pequeñitas de leche a tu gato (un «chupito de leche» o un vasito pequeño de vez en cuando) como golosina o recompensa.

3. Leche sin lactosa o leche rebajada con agua: Una idea genial si tu gato se vuelve loco por la leche es darle leche sin lactosa (leche deslactosada), leche desnatada o si no tienes, pues leche rebajada a partes iguales con agua, porque todas estas opciones serán más fáciles de digerir que la leche entera para tu gato.

4. Queso fresco o yogur: otra buena manera de dar lácteos a tu gato que son más digestivos que la leche es darle queso fresco o yogur. Los mejores quesos para gatos son queso fresco de Burgos (u otros quesos frescos), requesón, queso bajo en grasa, desnatado, deslactosado o si no, el italiano Ricotta, porque todos en general son más ligeros y fáciles de digerir para los gatos que la propia leche de vaca.

¿Hay gatos alérgicos a la leche?:

Este caso existe, pero es poco común. Cuando alguien dice «mi gato es alérgico a la leche» en general quiere decir «mi gato es intolerante a la lactosa por que no la puede digerir bien». -Es el caso que hemos explicado antes.

Sin embargo sí que existen unos pocos perros y gatosalérgicos a la leche, porque tienen alergia a una proteina presente ella (Wills J, Harvey R, “Diagnosis and management of food allergy and intolerance in dogs and cats”, Australian Veterinary Journal). Estos perros y gatos obviamente se ponen muy malos cuando toman leche y tampoco deben probarla nunca.

Comentarios

Hola, yo le doy leche entera de cabra natural de agricultor, hervida para matar bacterias, hace ya 1 semana
y el gatito huerfano de 3 semanas está bien, salvo le cuesta hacer caca.
La leche específica para gatos me cuesta demasiado.

Hola Gloria, con tres semanas puedes probar a darle un poco de comida sólida para que vaya probando. Puedes darle pollo desmigado partido en migas pequeñitas remojado en leche, yogur, yema de huevo…

Hola, mi gatita tiene una semana de vida, su mama murió el 1 día de vida, y lo estoy criando con leche desnatada sin lactosa y rebajada un poquito, los primeros 3 días le di entera rebajada con agua mitad y mitad, parecía estreñida. Cambié a desnatada sin lactosa por la mejor digestión pero desde esta tarde parece que se le soltó la barriguita y tiene como irritado su ano, le puse aceite de oliva para tratar de calmar el posible malestar que pueda ocasionarle la irritación. ¿Cree que debo darle la leche sin rebajar con agua? Es desnatada sin lactosa. Espero su respuesta. Gracias un cordial saludo.

Hola Mari, la leche de vaca deslactosada no es suficiente para un gatito. Solo con eso puede morir. Lo mejor sería que compres leche especial para gatos bebés, que suele venir en polvo. Si en tu zona no tienes acceso a ello, al menos deberías darle una mezcla de leche sin lactosa con yogur natural sin azúcar o yogur griego natural, un poquito de miel, y una yema de huevo crudo. Esto se guarda en la nevera por dos días y se calienta solo la parte que se va a dar en ese momento. Mira https://www.petdarling.com/articulos/leche-para-cachorros/

Claudia Castllo dice

Buenas noches. Recogi hace mes y medio una gatita y sus bebes. Pero note que a los pocos dias comenzo a expulsar una especie de bichos como lombrices muertas con pinras de sangre. Por estar lactando no se pudo administrar desparacirante fuerte. La vet. Me aconsejo darle galgocal 200 media pastilla cada ocho dias. Asi lo estoy haciendo. Pero la gatica sigue haciendo popis muy blando color arequipe y mucha flatulencia. Los bichos no ha vuelto a expulsarlis, hace dos o trs veces popis, pero igual. Gases y muy luquida. Le hice tomer coproligico.y dice que tiene una gastroenteritis viral y coccidia. Pero aun lacta a sus bebes. Y lo mas posible es que ellos tambien adquieran los paracitos. No.la puedo tratar con medicamentos hasta que no le quite a los bebes. No se que hacer. Gracias por orientarme

SILVIA OLGA REY Y MIRENDA dice

Vienen a casa 5 ó 6 gatos «de la vida», o sea de esos que llegan un rato, se comen todo el balanceado para mininos que les pongo, y se va van a algun lado. Se me habia ocurrido que tal vez les gustara la leche, pero previo a darsela, traté de averiguar si la podian tomar. Felizmente vino a mí este artículo, y ahora se que no les beneficia. Muy bueno el articulo. Muchas gracias.

Mi gato tiene 3 meses. En veterinaria le cambiaron su alimento y desde entonces aunque se la mezcle ó le ofrezca de las dos marcas no logro que coma ni beba agua ni leche deslactosada ni pollo asado. Sólo pasa en la cama y le gusta que lo arrope Qué hago?

Mi mamá recogió un gatito abandonado en la coladera ya lo baño lo vacuno toma leche deslactosada y tiene algunas semanas que le Salta el estómago y llora el gatito tiene todas sus vacunas ya tiene 2 meses y también come croquetas de gato cachorro que puede ser lo de su estómago que le brinca el veterinario no nos da respuesta y solo ha gastado mi mamá

Miguel Guzmán dice

Sin verlo no te podemos ayudar, lo suyo es que el veterinario te hubiera dado un diagnóstico! Puede ser que tenga parásitos, una infección, un problema de nacimiento, etc. A veces las palpitaciones en el estómago son por una mala dieta. Puedes probar a cambiar su alimento a ver que tal, dale pollo hervido desmigado, yogur natural, hígado de pollo, huevo, sardinas, etc y añade zanahoria picada fina o guisantes aplastados.

La mejor leche para los gatos, es la de su madre

Una de las recomendaciones que siempre hacen muchas protectoras, es asegurarnos que cuando encontramos una camada de gatitos, comprobar que la madre esté cerca. El periodo de lactancia es vital para ellos, porque su sistema inmunológico está en proceso de reforzarse y por lo tanto, separarlos de ella, puede provocar que un gato, sea más vulnerable a las enfermedades, por no haber completado esta fase, adquiriendo los anticuerpos necesarios.

Por lo tanto, dar leche de vaca a un gato, de manera habitual, es darle un alimento, que contiene lactosa en gran cantidad, siendo responsable de afecciones digestivas derivadas de la poca capacidad que tienen muchos gatos, para digerirla, una vez han pasado la etapa de destete.

Porque no es buena la leche de vaca para un gato

Para entender cómo afecta la lactasa de la leche, lo primero que diremos es que es un proceso de adaptación según las necesidades de cada etapa, del sistema digestivo de los gatos. Cuando estos son lactantes, su sistema digestivo, produce más lactasa (encima responsable para digerir la leche).

A medida que se produce el destete, los gatos dejan de producir esta encima, o reducen su producción, porque ya no hay necesidad de seguir amamantándose. En gatos adultos, es muy probable que se produzcan cuadros de intolerancia a la leche, precisamente porque ya no la producen o si lo hacen es una cantidad mucho menor.

Síntomas de la intolerancia de los gatos a la leche

Independientemente de su edad, si un gato ha desarrollado intolerancia a la lactosa, al igual que ocurre en los humanos, los síntomas pueden ir desde diarrea, vómitos, dolor e hinchazón estomacal, pérdida del apetito y gases.

Si el gato ha consumido leche de vaca y es intolerante, el síntoma más habitual es el vómito, en cuyo caso, lo mejor será consultar al veterinario para explicarle lo sucedido y es quién seguramente te confirmará lo que le sucede y las recomendaciones a futuro.

En algunos casos y en menor número, puede ocurrir que un gato sea alérgico a la lactosa, lo que supondrá una sintomatología distinta, además de los citados a la intolerancia, se suman,
erupciones en la piel, dificultades respiratorias e incluso problemas cardíacos. Muy importante acudir al veterinario lo antes posible y explicar lo sucedido.

¿Pero entonces puedo darle leche de vaca a mi gato?

Como podrás observar, dar leche de vaca a un gato no es necesario, e incluso lo más probable es que no sea una buena idea. Si lo haces, debe ser muy poca cantidad, para asegurarnos que no le sienta mal.
Si no es intolerante o alérgico, se le puede dar, pero siempre en pequeñas cantidades. Sería recomendable que la leche fuera sin lactosa, e incluso mejor si son derivados lácteos como el yogurt natural, que a muchos gatos les atrae y les gusta.

Recuerda, de manera esporádica y en pequeñas cantidades.

Para el caso de gatitos que por causa de fuerza mayor, han sido destetados antes de tiempo, existen leches especiales para gatitos , para cubrir las necesidades nutricionales, durante esta fase de crecimiento y sólo durante un determinado periodo.


Como ves la leche de vaca, no es un alimento necesario, en la nutrición de un gato, en cualquiera de sus etapas y si podemos prescindir de su uso, mejor que mejor. La única leche necesaria y vital para ellos, es la de su madre, al nacer.

La leche y los gatos

Antes de indicar si la leche es buena para los gatos o no, resulta fundamental hablar de sus sistema digestivo y de cómo el felino digiere este alimento. Como ocurre con nosotros los humanos, el tracto digestivo se encuentra en constante cambio, modificando la producción de ciertas enzimas en función de la alimentación que se siga, la cantidad de proteínas que se ingiera, de grasas, azúcares, etc. De esta forma, resulta lógico que dichos cambios vayan sujetos, también, a las distintas etapas del crecimiento. En este sentido, durante el periodo de lactancia los lactantes producen una gran cantidad de la enzima lactasa, encargada de digerir la lactosa que compone la leche. Conforme avanza el destete y se reduce la ingesta de leche, el tracto digestivo del cachorro también disminuye la producción de lactasa, llegando en algunos casos a desarrollar intolerancia a la lactosa.

Este mismo proceso también puede suceder en los humanos, de ahí que el porcentaje de intolerantes a la lactosa sea tan elevado. Sin embargo, como apuntamos, no todos los gatos ven afectada de forma tan radical la producción de la enzima y, por ende, algunos de ellos tienen la capacidad de tolerar la leche durante la edad adulta. En especial aquellos felinos que tras el destete continúan bebiendo leche de vaca, tienden a continuar generando lactasa. No obstante, aunque tengan la capacidad de digerir la lactosa correctamente, cabe destacar que la leche no debe ocupar toda la dieta del gato, más adelante detallaremos cómo ofrecer este alimento correctamente. Conforme el cachorro crece, es crucial adaptar su alimentación para introducir nuevos nutrientes, proteínas, vitaminas, etc., necesarias para su adecuado desarrollo.

Por otro lado, aunque la producción de la enzima lactasa disminuya, si el felino sigue generando una pequeña cantidad es posible que pueda tolerar la leche, también, en pequeñas cantidades. Así mismo, los productos lácteos como el queso y el yogur, al llevar una menor cantidad de lactosa, también pueden ser digeribles por el animal en cantidades moderadas.

Entonces, ¿los gatos pequeños pueden beber leche?

Si con gatos pequeños nos referimos a cachorros recién nacidos, lo ideal es que se alimenten mediante la leche materna. Si, lamentablemente, estás al cuidado de un gatito que ha quedado huérfano, no recomendamos darle leche de vaca porque la composición es distinta a la leche materna y, por tanto, el animal no estaría recibiendo los nutrientes, los lípidos y las proteínas que necesita. Actualmente podemos disponer de preparados que simulan la leche materna de la gata, por lo que para estos casos aconsejamos acudir al veterinario para que indique el mejor según la edad del pequeño. Así mismo, no te pierdas nuestro artículo sobre "¿Cómo alimentar a un gatito recién nacido?".

Ahora bien, si el gato en cuestión es cachorro todavía pero ya ha sido destetado, podemos ofrecer pequeñas cantidades de leche para ver si su cuerpo la digiere correctamente. Si no presenta ningún problema, podemos decir que el gato pequeño puede beber leche de vez en cuando, siempre como complemento y nunca como ingrediente protagonista.

Y los gatos adultos, ¿pueden tomar leche de vaca?

Como hemos visto anteriormente, la mayoría de gatos tienden a reducir de forma progresiva la producción de lactasa tras el destete. Esto significa que, debido a la deficiencia de la enzima o la completa desaparición de la misma, muchos de ellos pueden desarrollar intolerancia a la lactosa. ¿Por qué sucede? Muy sencillo. Se conoce como lactosa al azúcar que compone la leche, constituido por glucosa y galactosa. Para digerirla, el cuerpo produce de forma natural en el intestino delgado la enzima lactasa, la cual se encarga de descomponerla para transformarla en azúcares simples y, por tanto, facilitar su absorción. Cuando la enzima no puede cumplir su función, la lactosa pasa al intestino grueso sin ser digerida, y se fermenta en este punto a cargo de la flora bacteriana, desarrollando toda una serie de problemas digestivos. De esta forma, los síntomas de la intolerancia a la lactosa en gatos son los siguientes:

  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Gases
  • Hinchazón de la zona abdominal

Así pues, si tras ofrecer leche de vaca a tu gato adulto observas estos síntomas, con total probabilidad se tratará de una intolerancia y, por ende, deberás eliminar la lactosa de su dieta. Por otro lado, existe la alergia a la lactosa, una patología completamente diferente a la anterior. Mientras que la intolerancia afecta al sistema digestivo, la alergia involucra al inmunitario, puesto que dicho sistema desarrolla una hipersensibilidad y emite una reacción alérgica cuando percibe que el alergeno en cuestión ha penetrado en el organismo. En este caso, el alergeno sería la lactosa, y la alergia produciría los siguientes síntomas en el felino:

  • Picor acompañado de urticaria
  • Dificultad para respirar
  • Tos
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Disminución de la tensión arterial
  • Dolor de estómago que puede traducirse en maullidos repentinos

Si tu felino sufre alguna de estas reacciones, no lo dudes y acude al veterinario inmediatamente, en especial si observas que no respira adecuadamente.

Por último, es posible que el animal no desarrolle ninguno de los casos anteriores y, por tanto, sea capaz de digerir correctamente la lactosa. En estos casos, podemos decir los gatos pueden beber leche de vaca sin problemas, siempre controlando las cantidades y a modo de complemento. Para ello, recomendamos proporcionar un poco de leche y observar al animal para comprobar si realmente puede tomarla de vez en cuando o, por el contrario, se debe eliminar por completo de su dieta. Al final, lo más importante siempre es conocer a nuestro gato para comprenderlo y aprender a ofrecerle lo mejor para él y su salud.

Cómo dar leche a un gato

Tal y como hemos podido ver a lo largo de los apartados anteriores, si parece que el gato no sufre ninguna intolerancia ni alergia a la lactosa, podemos ofrecerle un poco de leche. En general, lo más recomendable suele ser proporcionarle leche desnatada o semidesnatada, aunque algunos felinos toleran sin ninguna dificultad la leche entera. Por ello, te animamos a probar y a observar a tu peludo compañero para ver cómo reacciona y descubrir qué tipo de leche le gusta y le sienta mejor.

Por otro lado, si tu felino ha mostrados signos de intolerancia pero te gustaría saber si tu gato puede tomar leche de todas formas, debes saber que la mejor opción es la leche sin lactosa, tanto para estos casos como para los animales que sí la toleran. Como ocurre con los humanos, la leche sin lactosa es más fácil de digerir y, por tanto, previene la aparición de problemas relacionados con el tracto digestivo.

En cuanto a la cantidad de leche recomendada para gatos, lo cierto es que no podemos establecer un número determinado de mililitros porque, como hemos comprobado, todo dependerá de cada caso y del grado de tolerancia del animal. Lo que sí podemos asegurar es que, independientemente de si tiene la capacidad de digerir la lactosa o no, no se recomienda abusar de su consumo. Un exceso de leche en la dieta se puede traducir un porcentaje de calcio demasiado elevado, hecho que puede llegar a provocar el desarrollo de cálculos renales, por ejemplo. De esta forma, aconsejamos establecer una pauta en función de las necesidades de nuestro felino y ofrecerle leche dos veces por semana, en cuencos pequeños. Por supuesto, recalcamos, las medidas y dosis pueden variar siempre que no perjudique la salud del animal.

¿Y los productos derivados de la leche?

Como hemos comentado en apartados anteriores, si no existe alergia ni intolerancia a la lactosa, el gato puede consumir productos lácteos como queso o yogur sin problemas. Eso sí, como ocurre con todos los alimentos procesados, siempre debemos tener presente las cantidades. En este sentido, y aunque sean buenos para el animal, no se aconseja abusar de su consumo, siendo lo ideal ofrecer un par de cucharadas de yogur durante el desayuno, por ejemplo, o un trozo de queso a modo de premio. Por supuesto, el yogur debe ser natural y sin azúcar, y el queso se recomienda que sea suave y cremoso. Así mismo, puedes alternar el consumo de leche sin lactosa con la ingesta de este tipo de productos lácteos para evitar ofrecer ambos alimentos un mismo día.

De hecho, el yogur en particular es un alimento altamente beneficioso para los gatos por su elevado contenido en probióticos. En este sentido, otro producto recomendado por la misma razón es el kéfir, el cual lleva un porcentaje todavía más alto y ayuda aún más al animal a regular la flora intestinal, así como el sistema digestivo en general. Eso sí, repetimos, no aconsejamos pasar las dos dosis semanales, puesto que estos productos siempre deben actuar a modo de complemento.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los gatos pueden beber leche?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas caseras.

La leche en gatitos bebé

El primer matiz es: qué ocurre con los gatos lactantes. Los gatitos pequeños sí beben leche pero no es leche de vaca, sino la leche procedente de su mamá gata. El destete natural se suele dar sobre las 3 semanas de edad y, a partir de entonces, el gato dejaría de consumir leche.

Ahora, ¿qué ocurre con los gatitos huérfanos? De entrada, si nos encontramos una camada de gatitos debemos comprobar que no está la madre cerca, puesto que lo más adecuado es que no separarlos de ella. En caso de no poder tenerlos con su mamá, se les debe dar leche especial para gatitos, nunca leche de vaca. En este artículo de Terapia Felina explican más detalladamente cómo cuidar a un gatito huérfano.

¿Cómo se digiere la leche?

Para conocer cómo afecta la leche de vaca en los gatos es importante tener en cuenta cómo funciona su sistema digestivo.

De igual modo que ocurre con las personas y con otros animales, el sistema digestivo va cambiando a lo largo de la vida del gato, sobre todo para adaptarse a las distintas etapas de ésta.

Para entender cómo el gato digiere la leche cabe tener en cuenta que en el sistema digestivo intervienen las denominadas enzimas. En concreto, en la digestión de la leche de vaca interviene la enzima lactasa, que juega un papel vital para “romper” la lactosa (presente en la leche) en sus dos azúcares simples: glucosa y galactosa. Este proceso permite que el organismo absorba la leche, ya que solo puede absorber azúcares simples.

Durante la lactancia, los gatitos disponen de una gran cantidad de enzimas de lactasa, pero una vez son destetados, la producción de lactasa va disminuyendo, llegando incluso a desaparecer. De ahí que muchos gatos acaben siendo intolerantes a la lactosa.

Intolerancia vs alergia a la lactosa

La falta de producción de lactasa no es igual en todos los gatos. De hecho, es posible que si el gato ha ido consumiendo leche de manera habitual después del destete, siga produciendo la enzima.

Pero lo más frecuente es que esto no sea así y que el gato adulto no sea capaz de digerir correctamente la lactosa, lo que comúnmente se dice que el gato es alérgico a la leche de vaca. Pero se trata de temas diferentes.

La intolerancia a la lactosa se da con lo comentado anteriormente y tiene afecciones en el sistema digestivo, a diferencia a la alergia a la proteína de la leche de vaca. En ese caso, la alergia involucra al sistema inmunitario, que desarrolla una hipersensibilidad y provoca una reacción alérgica cuando está en contacto con el alergeno (la lactosa).

Si bien la intolerancia a la lactosa es muy frecuente en gatos adultos, la alergia no lo es tanto. Existen varios estudios sobre este tema, como éste publicado en la revista Australian Veterinary Journay.

La gran diferencia entre intolerancia y alergia se observa en los síntomas que provoca cada una de ellas.

Síntomas de la intolerancia a la lactosa

Cuando un gato tiene intolerancia a la lactosa y consume leche de vaca, los síntomas están relacionados con la digestión y se suelen dar poco después del consumo de leche:

  • Malestar estomacal
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Gases
  • Hinchazón abdominal

Seguramente uno de los síntomas mencionados más evidente y que ayude mejor a detectar que algo falla es el vómito. En cualquier caso, debemos llevar al gato al veterinario para que estudie qué le ocurre y nos diga cómo proceder. Si el gato ha consumido leche, es conveniente que se lo digamos al veterinario.

Síntomas de la alergia a la lactosa

En este caso, existen síntomas parecidos y síntomas completamente distintos. Cuando el gato consume leche y tiene alergia, este puede sufrir de:

  • Picor y urticaria
  • Dificultad para respirar
  • Tos
  • Disminución de la tensión arterial
  • Diarrea, vómitos, malestar estomacal

En caso de que ocurra algo de lo mencionado es importante acudir inmediatamente al veterinario y comunicarle que el gato ha bebido leche, para que lo tenga en cuenta en su diagnóstico.

¿Cómo dar leche a los gatos?

En caso de que el gato no sea intolerante ni alérgico a la leche, tampoco es estrictamente necesario ofrecerle leche.

Si aún así queremos ofrecerle leche o algún derivado como los yogures, lo primero es saber si la procesa bien y no le causa problemas.

Es decir, la primera vez que le demos leche al gato debemos darle poquita y observar si se produce alguno de los síntomas anteriores.

Si el gato no es intolerante ni alérgico, se le puede ir ofreciendo leche siempre y cuando no sea uno de los alimentos principales de su dieta.

Pin
Send
Share
Send
Send