Animales

Puedo bañar a mi gato con mi shampoo?

Pin
Send
Share
Send
Send


El baño y la higiene en general de los gatos es una de las preguntas frecuentes de los cuidadores, ya que muchas son las dudas que pueden asaltarles en este tema. En este artículo de ExpertoAnimal vamos a centrarnos en explicar si se puede usar shampoo de perros en gatos o no, comentando la importancia de un uso adecuado de los productos de cosmética y las consecuencias que pueden derivarse de una utilización indebida, ya que, aunque ambas especies nos acompañen en nuestros hogares, su piel y sus cuidados son distintos.

Si alguna vez te has preguntado si puedes usar el champú de tu perro en tu gato, ¡sigue leyendo!

La importancia de la piel del gato

Aunque no solemos darle mucha importancia, la piel y el pelo cumplen unas funciones básicas para la salud de nuestro gato. Suponen una protección térmica, una barrera contra todo tipo de agresiones externas, además de intervenir en la comunicación y en el sentido del tacto. Es por ello importante mantener una correcta higiene que, en el caso de los gatos, prácticamente se va a reducir a cepillarlos con mayor o menor frecuencia en función de las necesidades de su pelo, ya que son ellos mismos los encargados de asearse todos los días.

Por otro lado, debemos fijarnos en que no aparezcan heridas, alopecias o parásitos como pulgas y garrapatas, por lo que, junto con el cepillado frecuente, tenemos que implantar un calendario de desparasitaciones según nos paute nuestro veterinario y llevar a nuestro gato a su consulta si observamos alguna anomalía.

Los gatos no suelen necesitar que los bañemos, quizá por eso los cuidadores no disponen de información sobre los productos que pueden utilizar para hacerlo y, así, surge la duda de si se puede usar shampoo de perros en gatos. En el siguiente apartado lo explicamos.

Consejos para bañar a un gato

Aunque, como hemos dicho, lo normal es que el gato no necesite pasar por la bañera, puede haber situaciones en las que esto sea imprescindible. Para limpiarlo, llegado el caso, debemos tener a mano todo lo necesario, como toallas, champú e incluso un secador si el gato lo acepta.

Actualmente en el mercado vamos a poder encontrar una gran variedad de champús de uso específico para gatos, como los formulados para pelo largo, pelo negro, antiparasitarios o para diferentes afecciones dermatológicas. Todos estos champús están fabricados por expertos y testados para asegurar un máximo respeto de la piel y del pelo de nuestro gato, a la vez que ofrecen un resultado óptimo, proporcionando un manto suave, brillante y, en resumen, cuidado.

Si queremos bañar a nuestro gato no tenemos más que elegir entre alguna de estas variedades, para lo que podemos consultar con nuestro veterinario o peluquero felino. Por lo tanto, a la pregunta de si puedo bañar a mi gato con shampoo de perro tenemos que contestar, con matices, de manera negativa. En el siguiente apartado desarrollamos por qué no se puede usar shampoo de perros en gatos.

¿Puedo bañar a mi gato con shampoo de perro?

No se puede usar shampoo de perros en gatos de forma habitual. Aunque perro y gato nos parezcan similares en cuanto a piel y pelo, lo cierto es que presentan diferencias en cuanto a pH, grosor y estructura. El pH de los gatos es más ácido que el de los perros, aproximadamente 6 frente a 7,5 (el de los humanos es de media 5), aunque esta cifra varía según la parte del cuerpo.

Esta diferencia se tiene en cuenta a la hora de elaborar los champús, de igual modo que la composición va a ser distinta según las especies y, aunque no tiene por qué pasar nada si puntualmente usamos champú con pH distinto al de la piel o un champú de perros en gatos, no podemos usar shampoo de perros en gatos de manera habitual, ya que puede resultar perjudicial pues, al no estar adaptado a las necesidades dermatológicas de los gatos, puede provocar irritación y afectar al equilibrio de la piel, aumentando la producción de sebo para contrarrestar la agresión que supone un champú no adecuado. Así, aunque bañemos a nuestro gato, si lo hacemos con un champú inadecuado empeoraremos su aspecto.

Además, si utilizamos un champú para perros que contenga permetrina, muy empleado como insecticida, podemos intoxicar a nuestro gato, ya que es una especie muy sensible a esta sustancia. En ese caso, con el contacto con la piel podríamos observar heridas, irritación o picor. Si además el gato inhala la sustancia, puede darse parálisis respiratoria e incluso la muerte. Si se ingiere o contacta con la piel en concentraciones considerables veríamos síntomas como hipersalivación, vómitos, diarrea, temblores, ataxia (descoordinación), dificultad respiratoria, etc. Es motivo de consulta veterinaria urgente.

Si no tengo shampoo para gatos, ¿qué puedo usar?

Ya hemos dicho que no suele ser necesario bañar a nuestro gato, sobre todo si lo cepillamos regularmente, pero, en ocasiones, el gato puede mancharse considerablemente o enfermar y dejar de asearse. En esos casos, si no tenemos shampoo para gatos, ¿qué se puede usar?

A continuación te explicamos qué hacer y te mostramos algunos trucos para limpiar a un gato sin bañarlo:

  • Se puede usar shampoo de perros en gatos de forma completamente excepcional si el perjuicio de dejarlo sucio es mayor que el de usar el champú. Recuerda revisar la composición para asegurarte que no contiene permetrina, ya que podríamos causar una intoxicación.
  • Podemos intentar eliminar la suciedad utilizando solo agua.
  • Si tenemos clorhexidina en casa podemos diluirla en agua según las indicaciones del envase y bañar con la mezcla a nuestro gato. La clorhexidina es un antiséptico que se suele usar para problemas de piel, no es para uso habitual pero nos serviría para una urgencia.
  • Si la suciedad está circunscrita a una zona podemos limpiar solo el área afectada.
  • Es buena idea tener siempre en casa toallitas específicas para animales o champú seco (de uso en gatos) para utilizar en emergencias si no disponemos de champú "tradicional" para gatos.
  • En todos los casos debemos asegurarnos de que eliminamos por completo el producto de la piel, ya que si el gato ingiere los restos podría intoxicarse.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Se puede usar shampoo de perros en gatos?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Accesorios y cosméticos.

¿Cómo debe ser el baño del gato?

Para empezar debes saber que los gatos se limpian a sí mismos por lo que si tu gato no está realmente muy sucio es preferible no bañarle.

En los comercios dedicados a mascotas encontramos una gran variedad de champús y suavizantes para gatos así como productos más concretos: para pelo corto, pelo largo, gatos que tienen caspa. Es básico utilizar productos específicos para gatos para el baño.

Si tu felino no está acostumbrado al contacto con el agua debemos sopesar cómo limpiar a un gato sin bañarle ya sea utilizando un champú de lavado en seco (espuma), toallitas de bebé o un simple cepillado. Dependerá del nivel de suciedad emplear un método u otro.

¿Cómo prevenir que el gato se ensucie?

Antes de pensar en ofrecer baños regulares a un gato debemos priorizar la prevención. Evitar que nuestro gato se ensucie nos ayudará a mantener su pelaje limpio evitando nudos y enredos. ¿Cómo podemos hacerlo?

  • Evita que tu gato salga al exterior
  • Utiliza arena para gatos
  • Cepíllalo de forma regular
  • Revisa su cama y mantas
  • Limpia el suelo de tu casa
  • No le toques con las manos sucias

Recuerda que no solamente debes prestar atención a su pelaje, limpiarle los ojos regularmente, revisar sus almohadillas o lavarle los dientes son otras de tus tareas para mantener a tu gato hermoso y libre de suciedad.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Puedo bañar a mi gato con mi shampoo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidado de la piel.

¿Se puede bañar al gato con champú para humanos?

La respuesta es no. En la piel hay una capa externa y fina de grasa que protege la dermis. Esta capa aísla la piel del sol y el frío, lo suficiente para evitar daños. Pero si se baña muy seguido o con jabones que no respetan el pH de la piel, esta capa se va eliminando.

En el caso del gato, el pH es ácido (de 5.5), mientras que el nuestro es más alcalino (está entre 7 y 7.5). Si usamos productos no adecuados estaremos dañando la piel de nuestro amigo, incluso si lo bañamos con champús suaves para bebés. Hay que tener en cuenta que un gato no es un bebé.

Aunque pensemos que los productos de baño que se usan para mantener a los pequeños humanos limpios son suaves e inofensivos, en realidad esto no es así: su pH es más bajo que el del felino, de modo que no son adecuados para él.

¿Cómo bañar a un gato?

Si el peludo se ha ensuciado mucho o si está muy enfermo y vemos que no se acicala con la frecuencia que lo hacía antes, podremos bañarlo utilizando un champú para gatos que encontraremos en las clínicas veterinarias o en las tiendas de animales no más de una vez al mes.

Es importante que lo vayamos acostumbrando poco a poco, a ser posible desde pequeño. Con muchas golosinas para gatos y caricias, y sobretodo sin obligarle a nada, podremos lograr que acepte el baño. Después, lo secaremos bien con una toalla y, si tiene el pelo largo, se lo secaremos con un secador de pelo a cierta distancia con aire tibio.

¡Cuidado! Las pulgas en los gatos son un peligro

Ahora, sobre la pregunta de si se puede o no usar champú humano en los gatos, la respuesta es no, sencillamente porque no está adaptado para el tipo de piel del animal. La explicación más lógica es que el pH de los humanos es diferente al de los gatos, y el champú de las personas puede ser muy fuerte para la dermis del gato y, por ende, lo afectará.

Tras lavar al gato con un champú inadecuado notará que se le irrita la piel, le pica mucho y siente malestar.

Ante la situación, lo mejor es dejar los inventos y recurrir al método más sencillo, usar champú para gatos, que se puede adquirir en cualquier tienda de productos para animales o centros veterinarios. Lo bueno de este producto de aseo es que se puede elegir entre uno normal, según su tipo de pelo y edad, y lo mejor de todo, es que existe hasta uno para lavado en seco, que es perfecto para los gatos que no gustan del agua.

Pese a que los gatos odian los baños que frecuentemente los amos deciden hacerle, esta rutina es necesaria ya que la mascota puede alcanzar niveles altos de suciedad.

En el caso de los felinos, bañarlos puede ser algo que se haga con poca frecuencia, debido a que ellos mismos mantienen aseándose, sin embargo, cada vez que se hace, hay que tener en consideración qué implementos utilizar y ahí es donde muchos se preguntan si los gatos pueden ser bañados con champú para humanos.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que en la piel de esas mascotas existe una capa externa y fina de grasa, es decir oleosa, que sirve de protección de la dermis, logrando aislar la piel de los agentes externos dañinos como el sol y el frío. Por lo tanto, no es bueno lavar el cuerpo muy seguido, ya que se elimina esta capa fina y protectora, sobre todo cuando se usan jabones.

¿Se puede bañar a los gatos?

Los gatos son de las mascotas más exigentes con la higiene. Son ellos mismos los que invierten mucho tiempo en mantenerse limpios y acicalados. No obstante, en ciertas ocasiones los gatos pueden necesitar de nuestra ayuda como, por ejemplo, si suelen salir de casa o si se manchan con orina o tierra. Aquí no quedará más remedio que darle un buen baño. Para que este momento sea lo menos traumático posible, tanto para el gato como para ti, te daremos ciertos consejos.

Recomendaciones para bañar a los gatos

  • Es importante usar agua tibia, ni demasiado fría ni demasiado caliente. Esto va ayudar a que el gato se sienta cómodo y no note demasiado el cambio de temperatura.
  • No llenes en exceso la bañera de agua puesto que la profund />o.
  • No enjabones e intenta mojar lo mínimo posible la zona de las orejas y ojos.
  • Después de aclararlo deja que se sacuda todo lo que quiera y sécalo bien con una toalla.
  • Ten en cuenta que si convive con otros gatos es probable que al cambiar su olor tras el baño se creen conflictos entre ellos. Es aconsejable frotar a todos los gatos de casa con la misma toalla con la que has secado al gato para crear una armonía en casa al esparcir el nuevo olor.
  • Si tu gato se estresa demasiado, llegando a morder o arañar lo mejor es pedir ayuda a tu veterinario o peluquero para que te recomiende la mejor forma de actuar evitando todo lo posible el estrés.
  • Acostumbrar al animal al baño desde aproximadamente los 2 meses de edad, para evitar así el estrés que puede sufrir en edades mayores.

¿A cada cuánto puedo bañar a mi gato?

Como hemos comentado el gato es una animal extremadamente limpio. Suelen mostrarse hostiles al contacto del agua con su cuerpo, sobre todo si no ha sido acostumbrado al baño desde cachorro. Es por ello que el baño está recomendado cuando no queda otro remedio. Para un mantenimiento de la higiene puede ser una buena alternativa la espuma seca junto a un cepillado para eliminar pelo muerto. Es por ello que, un lavado mensual es más que suficiente si tu gato se suele manchar o suele salir al exterior de casa.

Si desde un principio tu gato se muestra reacio al baño no lo fuerces ya que va a crear una asociación negativa innecesariamente. Al fin y al cabo tu gato siempre estará limpio, lo bañes o no, el se encargará de estar como un pincel.

Pin
Send
Share
Send
Send