Animales

Cómo saber si mi perro está enfermo

Pin
Send
Share
Send
Send


Todo lo que necesitas saber si tu mascota algún día se pone enferma.

El primer paso que debemos hacer antes de saber si quiera si tu perro está enfermo o no, es observarlo precisamente para saber si tiene posibles síntomas de enfermedad. Para realizar esto, es muy sencillo. Normalmente, pasas tiempo diario con tu perro lo que te permite saber si está teniendo temporadas extrañas o aspecto físico anormal. Para ayudarte, ten un cuaderno a mano (de estos pequeños para que no resulte tedioso) y apunta cuántas veces hace tu perro sus necesidades, para que en el momento que muestre síntomas de estar enfermo, reconozcas una gran variabilidad en las veces que come y bebe. Esto te ayuda a mantener un seguimiento y puede ser de mucha utilidad si visitas al veterinario para que este pueda asegurar su enfermedad con mayor rapidez.

A veces no hace falta ir al veterinario para detectar la enfermedad, observar que tu perro no come muy bien durante un día o dos, está inquieto, vomita o tiene diarrea, puedes llamar al veterinario para que te indique qué debes hacer.

Síntomas más comunes

En cuanto a síntomas generales están la falta de apetito, como comentaba en el primer párrafo. Los perros tienden a tener un gran apetito y es poco común que no tengan hambre durante todo un día. Si encuentras que en un par de días su plato no está vacío, consulta con el veterinario ya sea llamándolo o yendo a su consulta. Si no estás muy seguro, puedes probar a darle su com >

Observar si el perro hace diarrea o si come y al rato lo vomita, quiere decir que puede tener algún parásito (sobre todo si vomita) y es por eso que es importante observarlo bien ya que los síntomas no son muy difíciles de percibir en este punto. ¿Por qué se ha podido poner malo? Has de tener en cuenta que los perros mordisquean muchas cosas cuando vas de paseo y es posible que algunas de ellas no les sienten bien. A veces puede tener diarrea un día o vomitar un día pero luego recuperarse, el problema viene cuando observas que lleva dos días seguidos de la misma manera, pudiendo ser síntoma de enfermedad.

Otro síntoma de que tu perro puede estar enfermo es la apatía. Los perros tienden a querer jugar (a menos que se haya enfadado contigo) pero si de repente el perro está con poca energía o se pasa gran parte del tiempo durmiendo es que puede tener un caso de depresión canina. Como los humanos, los perros no distan tanto de nosotros y pueden presentar enfermedades parejas al ser humano. En tal caso, es importante llevar al perro para que el veterinario pueda saber de qué se trata.

Otro aspecto a tener en cuenta es la fiebre, de nuevo, al igual que los humanos. Normalmente van ligadas a infecciones por lo que si tu animal tiene la temperatura junto con poca energía y pocas ganas de comer es posible que padezca de fiebre. Este síntoma siempre suele tener un origen y es por eso que debemos llevarlo al veterinario para que así pueda detectar el problema y administrarle el medicamento adecuado.

Otro aspecto que delata si tu perro está enfermo es si bebe mucha agua en situaciones en las que no ha realizado mucho ejercicio o que pueda hacer calor. El beber agua en grandes cantidades puede señalar diabetes. Así que, como en otros casos, nunca viene mal que el veterinario lo observe para saber si puede tenerla. La orina con sangre puede ser una señal clara de infección de orina o problemas renales.

Hay otro aspecto importante y es que si notáis que el perro en especial se lame, toca o está atento de una zona específica de su cuerpo (siempre la misma zona) es posible que algo no ande bien. En este caso, es muy importante observar a nuestro perro con atención para saber si el perro está atento siempre con la misma zona. Si encima va acompañado de intranquilidad, llantos o aullidos, entonces, hacia el veterinario.

Más síntomas pero esta vez con una base mucho más fisiológica. Los perros tienen unas ciertas características que definen su salud. El pelaje de nuestros canes debe ser brillante y no tener un aspecto mate. Junto con este aspecto, la piel debe ser suave y no áspera. Hay que procurar que esté limpia y flexible. Para saber si esto está correcto, puedes tirar suavemente de la piel que se encuentra por encima del hombro del perro de manera que adquiera una forma de tienda de campaña. Si al soltarla no recupera el aspecto original quiere decir que el perro no bebe suficiente agua.

Con respecto a los oídos, deben estar limpio y oler a limpio. Para esto hay varios productos que podemos consultar en cualquier tienda para mascotas y ellos te dirán cada cuánto deben limpiarles las orejas. Los dientes deben tener un color blanquecino y estar limpios ya que al igual que a los seres humanos, es una zona por la que pueden entrar muchas enfermedades si no se tiene cuidada. En el caso de las encías, deben tener un color rosa uniforme y si se las presionamos un poco, deben volver a ese mismo color rosa en menos de dos segundos. Si no, es posible que la tengan dañada. Al igual que a nosotros, cuando la encía se presenta roja, es síntoma de infección o de un posible corte al haber mordido algo.

El aliento del perro debe ser fresco y su respiración debe ser normal, ni muy atropellada ni muy relajada. Y terminando con las dos últimas partes del perro, el hocico y los ojos. Este primero debe estar húmedo y fresco, con una pigmentación oscura y sin ningún tipo de secreción. En el caso de los segundos, deben estar relucientes y limpios, sin secreciones también y con mucho cuidado, hay que limpiarles las legañas que si no se retiran pueden hacer daño al perro.

Espero que este artículo os complete un poco la visión que tenéis de vuestros perros y os ayude a estar más formados con los posibles síntomas y a la hora de observar a vuestros caninos, además de permanecer tranquilos si se da alguno de los síntomas.

Reportar un comentario

Tu mensaje ha sido enviado con éxito.

Nuestra mascota es, indudablemente, parte de nuestra familia. Por eso cuando nuestro perro luce apático, con poca energía y apagado solemos preocuparnos, temiendo siempre que algo importante le ocurra. Sin embargo, a falta de un lenguaje verbal, muchas veces nos cuesta detectar si el animal se encuentra mal de salud por lo que puede transcurrir algún tiempo hasta que notemos señales concretas de alarma. Aquí te presentamos algunas:


Una de las señales más comunes que indican que tu perro está enfermo o que algo importante le ocurre, es la pérdida repentina del apetito. Todos sabemos que los canes son glotones por naturaleza y que siempre están dispuestos a comer cuanto les pongas, por eso si tras un par de días su plato no se vacía y tu perro no quiere comer, ni siquiera sus galletas favoritas u otro tipo de comida diferente al pienso, es momento de acudir al veterinario.


Siempre es importante estar atentos a las evacuaciones de nuestro perro, puesla diarrea persistente es una señal inequívoca de que tu perro está enfermo, posiblemente de algún parásito, en especial si este síntoma viene acompañado de vómitos.


Los animales comen muchas cosas que encuentran en su camino, y suele ocurrir que en ocasiones algunas les sientan mal.Si tu perro ha vomitado solo una o dos veces, o cuenta con una leve diarrea pero en un par de días se recupera, no hay necesidad de preocuparte. Pero si los síntomas persisten por más de dos días, deberán acudir al veterinario.


Así como ocurre en el caso de los humanos, la fiebre es también una señal de que tu perro está enfermo, normalmente debido a alguna infección. Si tu animal tiene la temperatura alta está apagado, sin deseos de jugar demasiado y con poco apetito, es posible que se encuentre con fiebre. Debido a que esta condición siempre tiene un origen, es importante detectarlo para atender al perro adecuadamente, por eso será necesaria la ayuda de un veterinario.


Exceso en la ingesta de agua fuera de los días en los que realiza mucha actividad físicao que hace demasiado calor. Un aumento repentino en el consumo de agua pudiera ser señal de alguna enfermedad crónica, como la diabetes.


Orina con sangre o muy turbia, esta puede ser señal de una infección o de problemas renales.
Que tu animal se toque demasiado una parte concreta del cuerpo, por ejemplo las orejas, lo que indica que en esa zona algo no anda bien.

Mi perro está triste y no se levanta

Recuerda este dicho: ‘un perro sano es un perro feliz’. El primer síntoma de que tu perro puede tener alguna enfermedad o problema de índole psicológico es un cambio en su carácter. La rabia, el parvovirus, los parásitos intestinales y otras tantas patologías de mayor o menor gravedad empiezan con un cambio de humor a peor.

Además, un perro desanimado es un perro con el sistema inmune decaído. ¿Sabes eso que dicen que la gente triste se pasa más tiempo enferma que las personas felices? Pues bien, es cierto. La felicidad nos ayuda a batallar contra catarros, virus y bacterias oportunistas. Para que tu perro esté contento tienes que jugar mucho con él, agotar a diario sus reservas de energía y demostrarle que lo quieres.

Cómo saber si mi perro está enfermo del estómago

Una pregunta habitual que nos hacen es cómo saber si les duele la tripita. El primer síntoma ya lo conoces: estará triste. El segundo es otro muy habitual en un perro enfermo: que perderá el apetito y que dejará de comer. Recuerda que para evitar problemas de estómago es crucial vigilar muy bien su alimentación. La mitad de los problemas gástricos de los peludos se deben a comer comida de súper de baja calidad.

Te recomendamos que dejes una consulta a nuestros veterinarios online para que puedan recomendarte cuál es la mejor para él. Si es un cachorro y tiene el vientre duro, es posible que tenga parásitos. Un síntoma que reforzará este dato es que aparecerán restos de los mismos en sus heces.

Mi perro no quiere comer y está decaído, ¿qué hago?

La combinación de estos dos síntomas puede indicar una enfermedad de gravedad. Si le ocurre ambas cosas y también tiene diarrea, vómitos o ambas cosas, preocúpate de verdad. Todo esto sucediendo a la vez puede significar un parvovirus, que es una enfermedad potencialmente mortal en perros y letal en cachorros de menos de dos meses.

Es importante que aprendas a distinguir lo que le pasa en función del color de sus heces. La caca perfecta es de color marrón, es sólida y no es pringosa, pudiéndose recoger sin mayor complicación. En caso de que sus heces sean de color blanco, de un tono anaranjado, amarillento o mostaza, de color verde o estén un poco líquidas, tendrá problemas leves relacionados con su sistema digestivo.

La cosa cambia si las heces son negras o de color Coca-Cola y tienen mucosidad. Ese color oscuro es sangre seca, y que haya llegado hasta sus cacas no es buena señal. Si le ocurre esto, acude con urgencia a un veterinario y deja de leer este artículo, porque tiene un problema potencialmente grave.

Cómo saber si mi perro tiene fiebre

Si tienes un peludo en casa es fundamental que te compres un termómetro rectal específico para ellos. Los PetLovers primerizos se ponen muy nerviosos al tocar a sus colegas, pues se piensan que tienen fiebre cuando en realidad no. Los peludos poseen una temperatura corporal algo más elevada de lo normal. Para conocer cuál es la suya y detectar cuándo sube, acostúmbrate a acariciarlo por debajo de su pelamen a diario. De esta manera, cuando le aumente la temperatura, sabrás que tiene fiebre.

Mi perro está decaído y tiembla

Los temblores también son otro signo de un problema que puede ir desde una otitis grave que ha dañado el oído interno a un problema neurológico. Es importante que aprendas a limpiarle bien los oídos a tu colega, siempre de dentro hacia fuera. Las legañas verdosas o amarillentas en los ojos pueden ser una señal de infección, así que aprende también a llevar a cabo una correcta higiene ocular.

Sabemos que puede resultar abrumador estar pendiente de todos estos síntomas para saber si tu perro está enfermo o no. Por suerte para ti, siempre podrás contar con nuestros veterinarios online, que te dirán si eso que le está pasando es motivo para acudir con urgencia a un especialista.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

¿Cómo saber si mi perro está enfermo?

A lo largo de los siguientes apartados explicaremos los síntomas de un perro enfermo en las patologías más comunes según los diferentes órganos que se vean afectados. Veremos lo que se conoce como "síntomas inespecíficos", es decir, aquellos que son comunes en varias enfermedades. De ahí la importancia de acudir al veterinario para llegar al diagnóstico.

La detección de estos síntomas pasa por fijarnos en el comportamiento del perro para apreciar cualquier cambio. Tenemos que ver si come y bebe con normalidad, si sus deposiciones son más o menos abundantes, si juega o si presenta algún daño visible o algún cambio en la tonalidad de sus mucosas.

¿Cómo saber si mi perro está enfermo de los riñones?

Otra de las afecciones relativamente comunes que, sobre todo, van a afectar a los perros de más edad, son aquellas que dañan el sistema renal. Algunos síntomas de un perro enfermo de los riñones serán los siguientes:

  • Adelgazamiento
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Polidipsia
  • Poliuria
  • Pelo con mal aspecto
  • Deshidratación
  • Lesiones en la boca
  • Aliento con olor a amoníaco
  • Fiebre
  • Dolor
  • Edemas en patas
  • Edemas en abdomen
  • Edemas en tórax
  • Anorexia

La insuficiencia renal tiene distintas causas y su presentación puede ser aguda, en la que los síntomas sucederán de manera repentina, o crónica, con signos leves que se van agravando con el tiempo. El primer caso es una urgencia veterinaria y puede producirse debido a una infección en los riñones pero, también, a problemas urinarios que se agravan y llegan a afectarles.

Algunos casos de enfermedad renal aguda son muy dolorosos y podemos notar que el perro no se puede tumbar ni mover con normalidad y camina con las patas rígidas. Pero las dificultades de movimiento son una señal de dolor que también puede observarse en problemas articulares u óseos, casos en los que podremos ver cojeras, rigidez, etc.

¿Cómo saber si mi perro está enfermo del corazón?

El corazón es un órgano que suele verse afectado en los perros de más edad. El principal problema es que puede compensarse durante mucho tiempo, de forma que los síntomas de un perro enfermo del corazón son apreciables cuando el daño ya es considerable. Estos serán los siguientes:

  • Intolerancia al ejercicio
  • Retención de líquidos
  • Adelgazamiento
  • Letargia
  • Respiración acelerada
  • Debilidad
  • Desmayos

También es posible que el perro experimente tos, especialmente después de hacer ejercicio, por las noches o cuando el perro está tumbado. Descubre más síntomas de enfermedades cardíacas en perros.

¿Cómo saber si mi perro está enfermo del hígado?

Los síntomas de un perro enfermo del hígado, como veremos, son muy inespecíficos en las fases iniciales de la insuficiencia hepática. Destacan los siguientes:

Pero además, con enfermedad avanzada, podemos encontrarnos con ascitis, es decir, acumulación de líquido en el abdomen, encefalopatía, hemorragias e ictericia, que es la coloración amarillenta de las mucosas.

¿Cómo saber si mi perro está enfermo por parásitos?

Los parásitos externos y los parásitos internos pueden dar lugar a síntomas, según el parásito del que se trate. Así, los síntomas de un perro enfermo por garrapatas, más que deberse a la acción mecánica de estos artrópodos, se relacionan con las patologías que pueden transmitir, algunas potencialmente mortales.

El cuadro clínico en estos casos incluye:

  • Fiebre
  • Letargia
  • Anorexia
  • Palidez de mucosas
  • Anemia

En cuanto a las pulgas, también pueden transmitir enfermedades, parásitos como las tenias o incluso provocar anemia, pero, el trastorno más característico al que se asocian es la dermatitis alérgica por picadura de pulga (DAPP). Los animales sensibles a la saliva de este parásito van a presentar una reacción dermatológica caracterizada por alopecia y lesiones, especialmente en la zona lumbosacra.

¿Cómo saber si mi perro tiene síndrome de disfunción cognitiva?

Por último, los perros de edad avanzada pueden padecer un síndrome similar al Alzheimer humano. Los síntomas de un perro enfermo de disfunción cognitiva pueden pasarnos desapercibidos si pensamos que se deben simplemente a la edad. Podemos observar que el perro está decaído y duerme mucho, sobre todo durante el día, mientras que por la noche, en cambio, podemos observar que el perro está inquieto y llora, pareciendo desubicado.

También es habitual que evacúen en casa, dejen de interactuar con la familia, no respondan a estímulos o repitan conductas estereotipadas como vueltas en círculo.

Para diagnosticar este síndrome el veterinario deberá descartar causas físicas. Por ejemplo, como hemos visto, los trastornos renales suelen provocar un aumento de la micción, así que, orinar en casa podría tener varias causas. Por eso insistimos en la importancia de llevar al perro al veterinario si notamos cualquiera de los síntomas descritos en este artículo.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síntomas de un perro enfermo, te recomendamos que entres en nuestra sección de Prevención.

Cómo saber cuando tu perro está enfermo

Cómo saber cuando tu perro está enfermo

Lo mismo que nos ocurre a nosotros, nuestras mascotas tienden a tener problemas de salud a medida que van envejeciendo, aunque, desafortunadamente, ellas envejecen mucho más rápido que nosotros. Aquí te dejamos algunos de los síntomas o signos para poder detectar si tu mascota está enferma.

Síntomas comunes que nos indican que un perro está enfermo

Independientemente de la edad de tu perro, juegas un papel clave para ayudarle a combatir su enfermedad y lograr que permanezca lo más saludable posible. Recuerda que tu perro no puede describir los síntomas pero sí puede mostrar signos de enfermedad.

Los 10 primeros signos de que tu perro puede estar enfermo:

  • Mal aliento o babeo.
  • Beber u orinar excesivamente.
  • Cambio de apetito asociado con la pérdida o ganancia de peso.
  • Cambio en el nivel de actividad (por ejemplo, falta de interés en hacer cosas que alguna vez hizo).
  • Rigidez o dificultad para subir o bajar escaleras.
  • Dormir más de lo normal y otros cambios en su comportamiento o actitud.
  • Tos, estornudos, jadeo excesivo o dificultad para respirar.
  • Piel seca, picazón, llagas, bultos o sacudidas de cabeza.
  • Trastornos digestivos frecuentes o cambios en los movimientos intestinales.
  • Ojos secos, rojos o nublados.

Si tu perro muestra síntomas de estar enfermo, debes comunicarte inmediatamente con tu veterinario.

Desafortunadamente, es posible que no siempre reconozcas si tu mascota está enferma. A menudo, muchos de los dueños de perros atribuyen los signos de enfermedad al envejecimiento.

Diagnóstico y tratamiento

Debido a que los signos de enfermedad no siempre son obvios, tu veterinario puede recomendar pruebas de cuidado preventivo como parte del examen anual de tu perro.

Las pruebas de atención preventiva incluyen lo siguiente:

    Pruebas químicas y electrolitos para evaluar el estado de los órganos internos y asegurarse de que tu perro no está desh >

Se pueden añadir pruebas adicionales sobre una base individual. Tu veterinario te recomendará las pruebas adecuadas para tu perro, además del tratamiento a seguir.

Prevención

La detección preventiva no solo ayuda a detectar la enfermedad en sus etapas más tempranas, cuando es más probable que responda al tratamiento, sino que también puede ayudarte a evitar gastos médicos significativos y riesgos en la salud de tu perro por si una enfermedad pasa desapercibida. Además, al establecer los valores normales de laboratorio de tu mascota cuando está sana, el veterinario y tú podréis ver más fácilmente cuando algo va mal. La revisión anual es la mejor medicina preventiva.

Para obtener más información sobre las pruebas preventivas, comunícate con tu veterinario que es tu mejor recurso para obtener información sobre la salud y el bienestar de tu mascota.

Pin
Send
Share
Send
Send