Animales

Cómo saber si tu perro está en su peso ideal

Pin
Send
Share
Send
Send


Entrega en 24 H. Gratis a partir de 39€.

La obesidad canina es el principal problema veterinario en España. Las cifras no engañan. Hasta el 60% de los perros tienen sobrepeso o están obesos. Y este exceso de peso no solo es un asunto estético, sino que se traduce en una serie de problemas de salud como diabetes, hipertensión, problemas articulares, etc. En los perros grandes, además, a los problemas de salud generales que derivan de la obesidad se suma la sobrecarga que sufren las articulaciones, que termina empeorando los cuadros de artrosis o displasia de cadera.

¿Y a qué se debe este exceso de peso en nuestros perros? La fórmula es muy sencilla: las calorías ingeridas superan a las necesidades, es decir, mucha comida y poco ejercicio. Seguramente a más de uno le suena esa frase. Es lo mismo que pasa en nuestro caso.

Con nuestra calculadora, y conociendo lo que pesa tu perro y su raza (si es un mestizo necesitarás saber su raza principal) podrás saber si el animal está por debajo de su peso ideal, pesa lo justo o por lo contrario necesita perder algo de peso.

Si la calculadora de peso ideal para perros te ha indicado que tu fiel amigo necesita disminuir de peso, puedes atacar la faena desde dos frentes:

Ejercicio: Puedes proponerte alargar el paseo diario 15 minutos, o bien darle otro paseo más a media tarde. Si a tu perro le gustan los juegos con pelota o frisbee, hazte con uno y dedica unos minutos a lanzárselo, tu perro hará ejercicio sin darse cuenta y además pasaréis tiempo de calidad juntos. Seguro que con el tiempo aprendes a usar esos minutos para desconectar de los problemas diarios.

Comida: Los piensos naturales para perros son la mejor alternativa para una alimentación equilibrada, baja en hidratos de carbono y rica en proteínas. Pero además debes controlar también la cantidad. No dejes el pienso en su comedero todo el día, sino que deberías retirar lo que no haya comido al cabo de 10 minutos hasta su próxima comida. Además, ten en cuenta los premios y chuches en la cantidad total diaria. Y sobre todo, nada de sobras de la mesa.

Ya has usado la calculadora de peso ideal para perros, y te dice que tu perro tiene sobrepeso. Tampoco es para tanto, habrás pensado. Pero recuerda que un perro con sobrepeso ahora es un perro gordo en unos años.

Indice de condición corporal

El índice de condición corporal (ICC) es probablemente la metodología más conocida y más utilizada en la práctica veterinaria. Es un método semicuantitativo de carácter subjetivo, que se sirve de características visuales (dorsal y lateral) y palpables (caja torácica, apófisis espinosas dorsales, cintura…) para determinar el grado de obesidad. Se emplean diversos sistemas de puntuación que constan de 3, 5 o 9 puntos. Pondremos como ejemplo el sistema de puntuación de 5 puntos (ver infografía). Basándonos en él, un perro en su peso ideal tendrá una condición corporal de 3. Por debajo de 3, el animal estará delgado y valores por encima del 3, significarán kilos de más. Cada medio punto por encima del índice 3 o peso ideal representa un incremento del sobrepeso del 10%. Por ejemplo, un perro con un 4,5 presenta un sobrepeso del 30%.

Para valorar la condición corporal de un perro de forma correcta hay que tener cierta experiencia, pero cualquiera puede calcular la condición corporal de su perro de una forma aproximada palpando sus costillas, vértebras, y cadera y observando su cintura y pliegue abdominal. Una vez hagamos esto, debemos buscar la condición que más se adapte a nuestro perro teniendo en cuenta l infografía que se muestra debajo de estas líneas.

Si nuestro perro obtiene una condición corporal mayor de 3, deberíamos consultar con su veterinario la posibil >

Flaco o gordo: Cómo saber el peso >

El peso de tu perro dependerá en gran manera de su raza, tamaño, sexo y edad. También puede influir el ambiente en el que vive, pues un canino que habita en el campo es posible que esté mucho más en forma que uno que habita en la ciudad, y no por ello este último deba estar gordo obligatoriamente.

Por tanto, ¿qué debes observar para saber si tu perro está gordo o flaco?

Si camina fatigado

Si a tu perro le cuesta caminar aun cuando no ha hecho algún tipo de ejercicio antes, es posible que le sobren unos kilitos. No obstante, si a simple vista no te lo parece, no lo descartes y acude al veterinario para asegurarte de que tu mascota no está padeciendo una enfermedad que le dificulte respirar.

Alimentación

Si notas que tu mascota come menos que antes, es posible que esté bajando de peso. En este caso lo más normal es que siempre haya una razón que lo lleve a comer menos, por lo que lo más recomendable es que lo lleves al veterinario.

Sea que lo veas más gordo o más flaco, si el cambio es demasiado drástico es mejor acudir al veterinario. No arriesgues la salud de tu perro.

Si está flaco…

En este caso no consiste en atiborrar al animal de comida ni mucho menos, pues esto podría causarle trastornos. Es mejor consultar con el veterinario y que este le ponga una dieta de alta ingesta calórica y nutrientes que lo ayuden a recuperar su peso sin convertir el alimento en grasas.

Mantén siempre supervisado a tu perro, porque a veces los cambios de peso llevan envuelto algo más que una mala o escasa alimentación. Haz exámenes periódicos a tu mascota para quedarte tranquilo de que todo está bien y para cuidar y mantener sano a tu can.

Síntomas de perro con sobrepeso

Conviene, asimismo, estar atentos a ciertos rasgos que pueden ser sintomáticos de un sobrepeso:

  • Necesitamos aflojarle el collar, pues le queda muy apretado, a pesar de que el perro ya es adulto y, por lo tanto, hace tiempo que detuvo su crecimiento.
  • Camina con cierta dificultad con movimientos lentos.
  • Respira con pesadez.
  • Se muestra más irritable.
  • Duerme en exceso.

No hay que olvidar que ciertas razas son más propensas a engordar. También la esterilización y la castración pueden repercutir en su peso, dado que el perro ya no consumirá tantas calorías al descender su actividad.

A priori puede parecer un poco complejo, por eso en Tractive te lo ponemos muy fácil con nuestra calculadora de IMC. ¡Seguro que te saca de dudas!

No olvides poner en práctica alguno de estos valiosos consejos que te ayudarán a meter en cintura a tu perro. ¡Vamos a ello!

Consejos para perros con sobrepeso

  • No compartas tu comida con él. Así, por ejemplo, y aunque insista con esos ojos tristones, no le permitas comer ni una sola de tus patatas fritas. A veces resulta muy tentador darle las sobras. En este sentido, harías bien en confinarlo en otra habitación mientras cocinas o comes.
  • Mide el pienso y ponle únicamente el que necesita. ¡Ni un gramo más!
  • Existen comidas específicas para perros muy bajas en calorías pero con todo el aporte nutricional necesario.
  • Si tienes otros perros, no le des de comer junto con éstos, ya que puede que acabe engullendo la comida destinada al otro can.
  • Aumenta la frecuencia de los paseos y su intensidad, pero gradualmente. Además, el ejercicio debes amoldarlo a sus características físicas (edad, raza, estado de forma…). Un exceso de actividad también puede resultar perjudicial para su salud. No es raro que pierda el ritmo y que, cansado, acabe extraviándose por su negativa a caminar. Es aquí donde un GPS como el que dispone Tractive te puede salvar de un disgusto.
  • Es recomendable que hagamos un seguimiento del peso con una periodicidad semanal. Solo de esta manera sabremos si nuestras tentativas están resultando exitosas y detectar los fallos. Para ello, podemos comprar una balanza específica para perros o utilizar nuestro propio peso. No olvides apuntar los posibles progresos.
  • Si lo crees conveniente, consulta al veterinario pues puede ayudarte con pautas y diagnosticar problemas como un caso de hipotiroidismo que facilita la ganancia de peso.
  • En ocasiones, ignoramos que una tercera persona en la casa está proporcionando alimento adicional al perro. Así, si tienes hijos pequeños harías bien en preguntarles acerca de esta posibilidad.
  • Hay perros que comen más por motivos de ansiedad. Lo mismo ocurre en los humanos. Si es el caso, trata de atajarla cuanto antes.

Una vez que nuestro perro ha vuelto a su peso ideal, no debemos volver a incurrir en los mismos errores. Por lo tanto, conviene no bajar la guardia y perseverar con estas buenas costumbres de mayor actividad y comida adecuada. ¡Tu perro rebosará salud!

Pin
Send
Share
Send
Send